El Blog

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

18 de Enero, 2007

El Spice Boy

Por PaulBB - 18 de Enero, 2007, 0:39, Categoría: Deportes

El futbolista inglés David Beckham se va a jugar a Estados Unidos, en la Major League Soccer, por Los Angeles Galaxy en una operación que ronda los 250 millones de dólares por cinco años de contrato.

Siempre fui un admirador de "Becks", desde que jugaba en el Manchester United. Verlo con los "Red Devils" era un placer, el tío era el maldito amo de la banda derecha del equipo de Ferguson. Nunca fue tan bien aprovechado como en Inglaterra, dónde Sir David llegó a mostrarse en toda su grandeza. Lo suyo no era tanto la marca, sino la creación, los tiros libres (un dios) y los centros y habilitaciones a sus compañeros. Problemas con el tecnico del Manchester llevaron a que el 01 de julio de 2003 firmara contrato con el Real Madrid por 35 millones de euros.

David BeckhamRecuerdo mucho las críticas antes, durante y después de la llegada del inglés a tienda merengue. Qué es un modelito, que no juega al fútbol, que llega nada más a vender camisetas... Hombre, es cierto que el impacto mediático de Becks en esos momentos era im-pre-sio-nan-te, pero de ahí a decir que era un incapaz para el fútbol es otra cosa. Mucha envidia veía yo, pues David era exitoso, talentoso y además de muy buen ver, pintón, vamos. Además llegaba a pelear el puesto con otro jugadorazo que hacía sus mismas funciones: Luis Figo. Llegar al Real Madrid fue complicado, con megaestrellas como Zidane, Figo, Ronaldo, Casillas y Raúl no había margen de error. Tenías que jugar bien sí o sí. La pelea con Figo por el puesto fue dura y parecía no encontrar visos de solución hasta que el entrenador de ese momento, el portugués Carlos Queiroz encontró una solución.

Beckham dejaba sus antiguos dominios de la banda derecha para convertirse en un "5" típico, parado en mitad de la cancha, de cancerbero, casi un volante de contención, parado muchas veces al lado de Iván Helguera o el mismo Gravesen cuando llegó. Esta fue una de las pocas cosas positivas que dejó ese infame entrenador al club madridista, pues David no decepcionó. Poco a poco aprendió el teje y maneje de esa zona del campo tan difícil, donde tienes que ser la aduana del once, pues interceptas a los contrarios y distribuyes los balones. A puro pulso Becks se ganó el aprecio del público, pues junto con Figo, David Beckham era un todoterreno incansable, podia correr y correr, meter la pierna sin miedo (no como ese vergonzante saltito ante una barrida en el Mundial Corea-Japón 2002 que originó el gol de Rivaldo en cuartos de final cotra Brasil) y realmente sudar la camiseta. Cuando el portugués dejó el club, aún quedaba lo que a la larga podía ser un caudillo. Pues aunque haya cosas que se le pueden reprochar a Beckham entre ellas no debe estar su falta de actitud. Siempre lo dejó todo y más en la cancha.

Lamentablemente el Real Madrid pasó malas etapas. Años sin títulos y derrotas antes inconcebibles. Como siempre ocurre en estos casos la culpa la cargan los jugadores emblemáticos del plantel. Muy duro se arremetió contra Raúl, Zidane, Figo, Beckham, Casillas, Roberto Carlos, Ronaldo... Tal vez con razón o no, pero lo cierto es que el equipo no andaba. Con la llegada del técnico Camacho parecía que se podía volver a la senda ganadora pero no fue así. Al contrario, los jugadores se quejaban de su extrema dureza, de su disciplina. Camacho se fue y el equipo se seguía yendo a pique. La contratación de nuevos jugadores, verdaderas promesas como Sergio Ramos, Robinho, Carlos Diogo y Cicinho no fue suficiente. Hay algo malo en el club, algo que olía mal. Es como cuando alguien pisa porquería de perro pero nadie sabe quién es. Se va de la presidencia del Madrid un hombre que hizo ganar todo al equipo, venerado por muchos y odiado por otros: Don Florentino Pérez. Pero tampoco fue esa la solución.

Llegan un nuevo tecnico, Fabio Capello, y más contrataciones ya sin Figo ni Zidane, como el holandés Van Nistelrooy y el brasileño Emerson, pero tampoco son respuestas a los problemas. Hay algo roto que no se encuentra para poderlo componer. El ambiente es malo y se evidencia con las malas actuaciones de los muchachos. Tres años sin títulos (salvo una Recopa de España) es demasiado para esa pléyade que juega en el conjunto blanco, ese once que alguna vez fue el amo de Europa y de España, lugar ahora resignado y cedido al acérrimo rival, el Barcelona. No se puede más, la relación es cada vez peor, David Beckham firma con Los Angeles Galaxy y se va a Estados Unidos.

Un final triste para un jugador que para mí, hincha madridista, bien pudo terminar siendo un emblema del equipo junto con Raúl "El Ángel de Madrid", nuestro capitán, y con Iker Casillas. Un futuro miembro del salón de la fama de la tienda merengue. Si otras hubieran sido las circunstancias... El club pierde a un gran, gran jugador. Como se perdió a Figo, a veces no se aprende de la historia.

Nos leemos.

La imagen del día

La Diosa Alizée

Permalink :: Comentar | Referencias (0)