El Blog

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

30 de Julio, 2007

Mi pesadilla Alizéeica

Por PaulBB - 30 de Julio, 2007, 19:17, Categoría: Alizéeadas

Usualmente sueño con Alizée. Y son sueños bonitos, de esos que te hacen quedarte mirando el techo de tu habitación con una sonrisa de proporciones bíblicas. Seguro que si alguien me viera en esos estados catatónicos aseguraría que si me muriera en ese instante me iría derechito al cielo. Y vamos, todos alguna vez hemos tenido sueños así, sueños de los que lamentamos haber despertado; aunque en el caso de mis lectores, seguramente estos sueños también provocaron severos efluvios corporales :)

Pero el propósito de esta entrada es quitarme un poco el mal sabor de boca que me dejó la pesadilla de esta mañana. ¡Terrible oh, Diosa! Siempre supuse que soñar con Alizée era sinónimo de bienestar y felicidad, pero lo que me ocurrió hoy fue hasta angustiante, por decir lo menos.

Soñé que estaba sentado sobre mi cama viendo televisión haciendo zapping, es decir, pasando de canal en canal a ver si encontraba algo interesante o al menos decente para ver, cuando en eso paso por el canal TV5. Sabido es que dicha estación es francesa y además la única señal francófona que tenemos en nuestro país en la televisión por cable (una lástima que no haya otros canales franceses, si Direct TV los ofreciera me paso de una vez pues los pillos de Telefónica no están interesados en ampliar la programación en ese aspecto). Pero bueno, como les decía, cuando pasé por TV5 me quedé helado: ¡Alizée estaba en la tele! ¡Sí! ¡Y además estaba dando una entrevista en vivo! Frenéticamente corrí a encender la PC para ponerme a grabar la entrevista. Pero la computadora no prendió. ¡Fatalidad! Alizée estaba en la tele y mi mamá había desconectado todos los enchufes para evitar "percances". Con las manos temblorosas y tratando de poner cables donde no eran por fin pude conectar el bendito aparato. Lo encendí... y se colgó. ¡Nooooo! Con un ojo en la tele y el otro encima del monitor la reinicié y esta vez sí prendió. ¡Rápido, rápido! Abrí el programa para grabar y ¡oh! no funcionaba el sonido, se veía la imagen mas por único sonido tenía al silencio así que me tocó reiniciar otra vez. Despeinado y acalorado presioné el botón de "reinicio" con demasiada vehemencia, hecho que noté pero que pretendí obviar por miedo a haber arruinado algo... Mis temores se confirmaron al no prenderse la computadora. ¡Prende, joder! y la patée; no sé que pasó pero inexplicablemente encendió. Una esperanza brotó en mi lastimado ser hasta que pude oler... ¿a quemado? Olí la tele y no era, sonreí pero seguidamente me paralizé: la CPU botaba más humo que el Titanic. Menuda suerte la mía, me perdí media entrevista por grabarla y me sales con ésto condenado Bill Gates. Resignado pero con algo de alegría me senté a ver lo que quedaba de la emisión cuando ¡pum! se fue la corriente eléctrica producto seguramente del bajón ocasionado por el desperfecto de mi PC.

Con los ojos vidriosos y al borde del colapso fui directamente a las llaves esas desde donde se distribuye el fluído eléctrico. Como pueden notar no tengo ni puñetera idea de cómo son ni cómo funcionan, pero lo que sí sabía era que tenía que reestablecer la electricidad para ver a mi Ali. Abrí la caja y vi una maraña de cables que me dejó perplejo. Con la decisión y seguridad de un experto en la materia tomé dos de ellos... y salí despedido por lo menos tres metros. Sentí ese momento como si estuviera en cámara lenta y cuando mi cabeza iba a impactar con el duro suelo me desperté. Con la respiración agitada encendí la tele, puse TV5 y estaban pasando una película improbable. No pude recuperar el sueño y hasta ahora sigo medio asustado.

Nos leemos.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)