El Blog

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Un comentario chileno

Por PaulBB - 21 de Enero, 2008, 21:06, Categoría: Historia

Generalmente no suelo publicar los comentarios que recibo en este blog, tal vez por mi personalidad egocéntrica, y los dejo en la "lista de espera". No con mala intención, chicos, de verdad (si quieren que su comentario aparezca en el blog, indíquenlo). Sin embargo esta vez haré una excpeción porque me resulta muy interesante un comentario que dejó un vecino del Sur en la entrada que escribiera yo hace unos meses acerca de la guerra peruano-chilena. El amigo no indica nombre así que me referiré a él con el gentilicio que le corresponde: chileno. El mensaje que reproduzco a continuación sólo ha sido editado para una mejor lectura pero no afecta en nada su contenido, como puede dar fe nuestro amigo chileno (eso sí, las negritas son mías):

Hola.

Bueno sin querer me topé con este interesante articulo y ya que está de moda el tema limitrofe quiero dejar algunos comentarios (eso sí, sólo leí el artículo del 1ero de octubre, 2007 y ahora también un pedacito del del 28 de septiembre):

1º Felicitarte por la calidad de lo escrito, y las gracias por mostrar la perspectiva peruana en el conflicto de una manera clara, apegada a la historia y relativamente imparcial.

2º A pesar de todo me molesta un poco el tono "quejón" ya que como se menciona, el conflicto comenzó inicialmente entre Bolivia y Chile, y en vez de mediar en el conflicto (creo que ese hubiese sido el mejor camino) Perú se incluyó "solito" en la guerra con los catastróficos resultados para ustedes. Además en las guerras simpre se cometen atrocidades independientemente de las reglas (nomás vean en la historia universal: 1era y 2da Guerras Mundiales, por ejemplo)

3º Para aquellos que andan buscando una revancha ojalá se acordaran como Chile les ayudó a independizarse haciendo uso de una flota armada que Chile aún no terminaba de pagar (O'Higgins... sin dudas fue un gran tipo).

Finalmente un cordial saludo y esperando que algun día volvamos a vernos como hermanos y nos fortifiquemos en la amistad tal como pudieron hacerlo en Europa.

Disculpa que no haya puesto mi dirección de correo verdadera pero prefiero el anonimato. Ojalá que publiquen de todas formas este post.

Como diría Jason, de la película Viernes 13, "vamos por partes" (permítome algo de humor):

No veo, amigo chileno, la relativa imparcialidad, sino una imparcialidad total. Lo que comento en mis entradas (que por cierto, son de redacción totalmente propia, para algunos que preguntaron) son hechos contrastables y verificables en libros de historia que hay de ambos lados de la frontera. No me inventé nada, puedes corrobarlo tú mismo leyendo por ejemplo, al Sr. Vicuña Mackenna, sólo por citar un caso. Puede ser el caso que muestre cierto apasionamiento pero de ningún modo falseo la información. Reafirmo: todo lo comentado es absolutamente verificable. Hay historias, por ejemplo, que sí por ejemplo se me hacen ridículas e inmundamente chauvinistas y patrioteras, como una referida al Almirante Arturo Prat y las circunstancias de su muerte (tú conoces mejor la historia que yo). No dudo, ni por un instante, de la catadura moral y el heroicismo de su máximo héroe naval, por lo que tales historias truculentas y sucias que manchan su honra a mí simplemente, me causan arcadas.

El "tono quejón", amigo chileno, no es tal. Como escribí antes, el Tratado de Mutua Defensa existía, por lo que la intervención peruana era una cuestión de principios y también de legalidad. Ciertamente hubiera sido mejor pasar del tratado y pasar por cretinos y traidores (como se trató en cierto momento), pero tampoco se puede ir así por la vida. No "nos incluímos solitos", fueron las circunstancias antes explicadas.

Por otro lado, es cierto, muy cierto, que la Armada chilena fue pieza fundamental para lograr la independencia del Perú, al igual que la oficialía argentina y la tropa colombiana y venezolana, luego. Pero, amigo chileno, recordemos que aún Argentina y Chile, habiendo logrado su independencia, no tenían asegurada la libertad si antes Perú no lograba escapar del yugo español. Sabido es que el Virreinato del Perú era el de mayor importancia de la región y desde donde se impartían las directivas hacia el resto de América. Si el Perú no lograba su independencia, ninguna región que lograra la libertad sería realmente "libre". Es muy romántico decir que O'Higgins trajo los barcos por amor al prójimo; es casi la misma situación que la del francés Du Petit Thouars. Y no fue la única vez que Chile "ayudó" al Perú, recordemos que cuando España pretendió retomar sus colonias allá por 1866, Arturo Prat y Miguel Grau pelearon uno junto al otro, en las aguas del Pacífico, pues una caída peruana significaría el regreso de la opresión española.

Tu reflexión final es compartida: ojalá llegue el día en que todo esto se acabe. Es cierto que el encono es mayor del lado peruano que del chileno (al menos así lo aprecio yo), por la sencilla razón de que es más fácil olvidar para el que gana que para el que pierde, sino mira a los argentinos celebrando el aniversario de Las Malvinas (¿?).

Guerra, guerra, guerra... es el estribillo que se oye en las mentes afiebradas de viejos militares retirados y hombres de saco y corbata sentados detrás de un escritorio. Pero ¿quiénes van al campo de batalla? Chiquillos de 17-20 años que se matan entre ellos sólo porque se los ordenan. Menuda forma de ver la vida. Un saludo, amigo chileno (aprovecho en invitarte a la legión "alizéeísta" visitando alguno de los enlaces del menú de la izquierda. La prédica nunca la dejo de lado).

Nos leemos. 

Permalink :: -4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)