El Blog

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

"Japi berdei tu yu"

Por PaulBB - 15 de Agosto, 2008, 17:46, Categoría: Personales

- ¡Que hable, que hable!
- Bueno, hoy celebro que me queda un año menos de vida...

(Paul, en el brindis por su cumpleaños)

Todavía recuerdo mis cumpleaños cuando tenía 11 o 12, los esperaba con típica ilusión infantil, la del niño al que le preparan su comida favorita, lo atiborran de regalos y le obsequian dinero. Bueno, aún hoy me siguen dando mi comida favorita, atiborrándome de regalos y obsequiándome dinero, lo cual, a juzgar por mi edad no sé si considerarlo como un gesto de afecto o si más bien es pura "cachita" limeña. En todo caso no me desagrada en absoluto.

Lo que sí ha cambiado es que ahora le doy menos importancia a mis natalicios -signo inequívoco de que me estoy haciendo viejo, ya creo necesitar un bastón- y que incluso he llegado a olvidarme de ellos. Es cierto, cuando cumplí 21 recién lo recordé un par de días antes, y aunque ahora me acordé una semana antes no deja de ser algo extraño. Pero esa no es la razón por la que escribo una entrada en este blog... ¿y cuál es? Buena pregunta, no lo había pensado hasta ahora. pero se me ocurren dos cosas:

1. Algo anecdótico: El presidente regional me mandó una tarjeta de felicitación por mi cumpleaños. Para los amigos que no son peruanos y que leen lo que escribo (cosa que dudo y que censuro pues incluso yo me leo sólo por obligación) les comento que el presidente regional es un cargo intermedio entre el alcalde de la ciudad y el presidente del Perú. Ustedes dirán: "Ah no, ha de ser importante este tío, la próxima semana le pido prestado", pero no es así. El próximo año es de elecciones regionales y este señor quiere asegurarse unos votos repartiendo cartitas a diestra y siniestra. Qué se habrá creído, está zafado este burócrata si cree que comprará mi conciencia cívica con una tarjetita de marras. Si me envía otra en navidad consideraré mi postura.

2. Mi tía suele alimentar a los pajaritos que andan en los árboles del jardín (palomas, tórtolas y seres semejantes) poniéndoles alpiste y maíz en el patio de la casa. Sin embargo hoy, como estuvimos de mantel largo, se olvidó de hacerlo. Entonces dos pajaritos se acercaron temerariamente hasta la puerta del comedor, píando (si es esa la onomatopeya) y exigiendo su ración diaria de alimento. Uno se quedó en el umbral, pero el otro pio más fuerte y entró dando saltitos y mirándonos fijamente hasta estar a casi dos metros de nosotros, momento en el cual se escabulló tras unos muebles. Mi tía no quería levantarse de la mesa para no asustarlos pero al final decidió alimentarlos de una buena vez. Cuando salió a dejarles la comida los pájaros salieron volando junto a uno de los chiquitos, el que se había quedado en el umbral, pero del otro no había rastro, del que había entrado. Lo buscamos por todos lados pero no lo encontramos, sabíamos que había entrado y que no había salido pues todos estábamos atentos a la acción, pero el pajarito no estaba. "Ha sido un pajarito fantasma", dijo alguien por ahí, desatando las carcajadas de los presentes. Entonces alguien dijo: "Ha sido tu abuelita que ha venido a desearle un feliz cumpleaños a su niño bueno". Hubo silencio en el acto. "Puede ser", dije, pero aunque no lo creía fue bonito al menos pensarlo.

Nos leemos.

Permalink :: 6 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)