El Blog

Calendario

<<   Marzo 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Catarsis

Por PaulBB - 2 de Marzo, 2009, 11:31, Categoría: Personales

La bondad no lleva hábito ni está exenta de llevarlo. Conclusión medio zen a la que llegué luego de reflexionar un rato acerca de lo que escribí hace un tiempo. Estaba convencido de que para que una persona sea buena, caritativa, empática y procure el bien del prójimo no tenía que ser necesariamente católica. Me sostengo en esto. ¿Entonces qué es lo nuevo? Que da lo mismo si tienes alguna religión o no, darle abrigo a un indigente va a tener el mismo valor si se lo da una persona que lleva un crucifijo colgando del pecho, como una persona que no. He pensado en estos días en la Madre Teresa. Soy un firme creyente de que el Vaticano debería vender esa bestialidad de oro y obras de arte y con ese dinero beneficiar a los más necesitados. También me causa cierta aberración la mafia en la Iglesia, su testarudez en algunos aspectos biológicos y la categoría de sus fieles (hacen lo que les da la gana y escogen las partes de la doctrina que más le acomodan), por no hablar de la hipocresía.

Pero cuando uno se topa con personas como la Madre Teresa, simplemente se queda desarmado. ¿Qué importa si Dios es una ficción o no mientras haya personas que en su nombre hagan del mundo un lugar mejor? Personas que dedicaron gran parte de su vida a ayudar los demás, a aquellos a quienes nadie les tendía la mano, ya sea por indiferencia o desagrado. Y así hay personas que desde el anonimato se ocupan en ayudar a quienes menos tienen, y lo hacen de corazón, sin ayuda de nadie -no hablo de las ONG- y cuya única remuneración es la sonrisa del niño maltratado, del hombre desolado, del anciano desvalido. En ocasiones en las que pienso en estas cosas me siento muy miserable. Quisiera tener el valor de aquellos que tanto hacen, pero no lo tengo. Me preocupo de gilipolleces que son nada cuando uno se pone a pensar en lo que sufre tanta gente: ver los partidos del Madrid, escuchar composiciones de Wagner, ponerme a forear sin ningún propósito, gastar dinero en cosas que me gustan pero que tendrían mucho mejor destino si lo donara, por ejemplo, o lo compartiera directamente con alguien que lo necesite para vivir.

¿Alguna vez han pensado en estas cosas? ¿Se han llegado a sentir tan bajos que creen que bajo ustedes queda sino la nada? Recuerdo una vez que andaba medio desesperado por comprar un disco "de colección" pero en ese momento no tenía el efectivo. Por una casualidad justo ese día lo pude reservar, pero de regreso del banco hacia mi casa vi a una mujer con dos niños pidiendo dinero para alimentarlos. Qué mierda me sentí, que escoria, que vil. Mientras personas que no tenían nada pedían algo, yo estaba preocupado por satisfacer un placer cualquiera. En ese momento, tal vez esa mujer y los niños estaban en la miseria, pero el míserable era yo.

Creo que este tipo de cosas sólo se aprenden cuando creces y te vas haciendo "viejo". Valores como la solidaridad y la honestidad empiezan a cultivarse con los años -si es que se cultivan- y ya queda en uno atender el llamado "del corazón" ante determinadas circunstancias. Una vez hace poco pensé, cuando vi una cantidad de discos impresionante, que me gustaría tener un milloncito para comprarme todo eso. Pero como un acto reflejo surgió otra idea: seguía queriendo el millón, pero para ayudar a quien lo necesite. Mientras yo quería mi millón, había personas que querían un pan o un lugar donde dormir.

Los leo.

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)