El Blog

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Otro pack: Cutié, el árbitro noruego y "la confusión de Confucio".

Por PaulBB - 9 de Mayo, 2009, 11:03, Categoría: Opinión

Alberto "Manos largas" Cutié

Esta semana ha sido movidita para la Iglesia católica. El archiconocido sacerdote Alberto Cutié ha sido pillado con "las manos en la masa" por una revista de espectáculos de Miami. Y con eso me refiero a que lo encontraron metiéndole mano a una mujercita bastante colchonable, eso sí, mientras disfrutaba del sol en la playa. ¡Buena, jugador!

La noticia no es que se sepa que algunos sacerdotes -por no decir la mayoría- no se privan de los placeres de la carne, sino que es la primera vez que fotografían a uno tan conocido y carismático. Cutié es un buen tipo, pero lo atraparon en situaciones comprometedoras que la Iglesia no acepta. Pero nos planteamos el dilema que ya tiene cientos de años: ¿Por qué los sacerdotes tienen que ser célibes?

Porque una cosa es cierta, el judío Jesús, el fundador del movimiento cristiano y padre máximo de la Iglesia, nunca dijo ni pidió que sus apóstoles se abstuvieran de tener relaciones sexuales, sino que esto se instauró como OBLIGATORIO en el Concilio de Trento, en 1545, por el papa Paulo III. Así tenemos que el que dijo que los curitas no debían entretener al muñeco fue ese señor, que probablemente haya sido loco u homosexual para privar a los sacerdotes de una necesidad básica para el equilibrio biológico y emocional. Y que conste que antes de eso los papas tenían mujer -y varias- e hijos. Pero mucho ojo, porque si bien Paulo III fue tan imbécil como para imponer eso, toda la recatafila de papas que asumieron luego -incluído el actual- no hizo nada para cambiar la situación. Bueno, Cutié, sin tener un cargo importante en la jerarquía eclesiástica, ha salido a defender su accionar.

Y todo lo que dice es válido, y lo que es más, la gente está con él pues es de consenso general el hecho de que los sacerdotes se puedan casar y tener familia (un saludo al presidente de Paraguay y ex obispo, allá levantas una piedra y sale un hijo suyo). Si la Iglesia continúa con la intransigencia en este tema podrían provocar, sin querer queriendo, una nueva Reforma y hacer de Cutié un Lutero moderno. Espero que el padre Alberto tenga los pantalones para aguantar toda la presión que le va a venir del Vaticano de parte del jefe de la nueva Inquisición, don Benedicto XVI. Podríamos presenciar un momento histórico, un cisma en la Iglesia católica que sería para bien. Tal vez Cutié sea el padre de una nueva Iglesia, donde tocarles el culo a las novicias deje de ser pecado.

¡Ladrón, ladrón!

El árbitro noruego Tom Henning Ovrebo ha de haber sido el árbitro más ladrón, pillo, ruin, canalla, miserable, hampón, truhán, sinvergüenza, bazofia, esperpento, pobre diablo y pérfido que he visto en todos mis años de seguidor del fútbol, porque lo que hizo en Londres, al arbitrar al Chelsea y al Barcelona, fue una completa desgracia.

No estoy hablando de un error puntual... ¡sino de tres penales claritos y tres más discutibles que no pitó a favor del Chelsea! En total fueron seis situaciones que exigieron el tino del noruego pero que el don no quiso sancionar. No voy a decir que el Barcelona le pagó, le rompió la mano, le soltó sus chivilines para que el pelado pite a favor del "Farsa" porque no tengo pruebas, aunque sí me gustaría que le hagan un seguimiento y le levanten el secreto bancario a ese árbitro, por si no le ha entrado recientemente una buena cantidad desde la Ciudad Condal. No, como no tengo pruebas del soborno, sólo me queda una teoría: el noruego se toca por las noches pensando en un trío con Messi y Yaya Touré.

El árbitro tuvo que irse de Londres con protección policial porque lo que hizo no tiene nombre a pesar de los adjetivos con los que empecé este comentario. Incluso lo amenazaron de muerte, cosa que no justifico pero que entiendo. A mí me conmovió ver a Ballack al final del partido cuando el negro Eto'o tapó el balón con el brazo en su trayectoria al arco mientras que el noruego ordenaba el "siga, siga". Si yo hubiera sido el alemán ahí mismo le hacía una zancadilla al calvo y lo zapateaba hasta que quede inconsciente, porque no me cabría en la cabeza que ese maldito no haya sancionado lo que tenía que sancionar. Y respecto del penal de Eto'o no me digan que estaba volteado o que estaba en una "posición natural" porque todo el que ha jugado fútbol sabe que nadie se da la vuelta con los brazos estirados para recibir un pelotazo dentro del área. ¡Esa pelota iba al arco, señores! Y ni que se diga de la mano infame de Piqué o el agarrón que derriba dentro del área (¡nítidamente, por los menos un metro adentro!) a Malouda en el primer tiempo.

En el fútbol no hay justicia, y un equipo que fue bailado en Stamford Bridge pasó a la final de la Champions gracias a un imberbe noruego que ahora tiene un busto en el museo del Camp Nou, al lado de Johan Cruyff.

Confucio, "El confundido"

Hace una entradas comentaba acerca de los concursos de belleza y la inutilidad a efectos prácticos de las preguntas de cultura general o de "personalidad". Bien, hace unos días una señorita panameña de la que no vale la pena acordarse el nombre pues para lo único que podría servir es para tocarla, nos deleitó con esta situación tan hilarante:

¡Manda cojones! No recuerdo haberme reído tanto en el año hasta ver el video. Vaya, Confucio inventó la confusión... Ja-ja-ja, parece que inhaló demasiada pintura de uñas. ¿Y saben algo más? He leído unas declaraciones de Frieda Holler, nuestra gurú de la etiqueta social en Lima, donde dice textualmente: "No hay derecho de que a las chicas les hagan preguntas de Cultura General. Hacen un tremendo esfuerzo en mantenerse bellas como para que sepan quien fue Confucio". PLOP, o como diría Condorito: "¡Exijo una explicación!".

Lo que se desprende de las palabras de la honorable dama (risas contenidas) es que a las chicas no se les puede pedir un mínimo de conocimientos porque la cabecita no les da pues, hacen un esfuerzo casi sobrehumano en pintarse las uñas de los pies y delinearse las cejas con el método hindú. ¡No seamos malos con las chicas! Aunque suene chocante creo que tiene razón, las niñas van a mostrar la carne y no las ideas, para eso nos vamos a un café a conocer otro tipo de personas. Esas señoritas sólo sirven para hacerles la del helicóptero y "la cucharita", ya luego si queremos conversar y tener una relación productiva podemos buscar a una persona interesante. Recuerdo que una vez conocí a una chica espectacular e incluso estaba pensando en tener algo con ella cuando a modo de chiste le pregunté: "¿De qué color era el caballo blanco de San Martín?". Ella me respondió muy seria: "Yo que sé, negro seguro, a mí no me gusta mucho la historia". JO-JO-JO. Bueno, ya se imaginan lo que pasó, vacié los porongos y no la volví a ver en la vida.

Hasta otra.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)