El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Analizando a Gotas

Por PaulBB - 27 de Noviembre, 2009, 11:14, Categoría: Personales

He decidido ponerle Gotas a la chica de la que hablé hace unos días, más que nada para dejar de decir justamente "la chica de la que hablé hace unos días". Es más económico, ¿no?

A ver, novedades... Muchas y ninguna. Todavía no termino de entender qué es lo que quiere esta mujercita. Si entienden, explíquenme.

Actualicemos eventos. Ya he dicho que Gotas es súper simpática y alegre, y desde el trabajo que hicimos juntos pues nos hemos acercado más. Olvídense de los sucesos anteriores, es casi como una historia nueva. Con Gotas nos mandamos mensajes de texto todos los días para hablar de cualquier tontería, como si sólo fuera para recordarnos que estamos ahí aún. Y claro, porque luego de haber entregado el trabajo no habría absolutamente ninguna razón para seguir en contacto, puesto que antes de eso sólo éramos compañeros, y una vez acabado todo, pues lo natural es que sigamos en lo mismo. Pero Gotas me saca de cuadro.

Cómo no sabía yo qué pensar, decidí que si ella quería me podía seguir hablando. Yo iba a seguir siendo amable y gracioso con ella, cómo siempre, y también como siempre íbamos a estar sentados en lados opuestos del salón. Me dije, si ella se anima me va a buscar. Y así fue. Ayer fueron los exámenes finales y el consiguiente fin de ciclo, cuyas pruebas fueron orales cara a cara con la profesora (sep, siempre es jodido dar exámenes orales). Por sorteo, a mí me tocó dar primero y a Gotas, casi al final. Bien, di el examen y salí. Recibí la típica avalancha de preguntas de la gente que esperaba afuera, menos Gotas, que se mantuvo alejada. La vi y me hice el gil, cosa en la que soy tan experto que parece que siempre fuera gil. Salí del grupo y me fui a meter a un salón desocupado, a escuchar un poco de ópera y esperar a que todos terminen para hacer un poco de camaradería. Estaba solo en el salón cuando entró Gotas.

No me sorprendí. Bueno, sí un poquito, pero no porque entró sino porque logré predecir lo que pasaría: sabía que iba a ir. Me hice el sorprendido y puse cara de "¡hombre, tú por acá!". Empezamos a conversar de cualquier cosa, de lo que hizo el día anterior y cosas así, hasta que me preguntó sobre qué pensaba yo hacer más tarde. "Ajá -pensé- directo al grano". Lógicamente le dije que nada, y me dijo que si podía acompañarla a hacer unas compras. ¿Para qué servimos los hombres?, me dije. Para hacer de guardaespaldas, así que el plan ya iba tomando otros caminos. En realidad el "¿qué vas a hacer más tarde?" se iba transformando en "¿puedes hacer de mi seguridad particular?". Por amable acepté. Le dije que me busque cuando termine su examen, y una hora después así lo hizo, y empezamos la marcha.

Primera parada: el Banco. ¡Ja! Claro, asumo que mi 1.80 m y 90 Kg son garantía de seguridad en una ciudad tan insegura. Me invitó algo para comer, esperé que haga la transacción y salimos a hacer la compra. En el trayecto la cosa tomaba otro color: la mitad del viaje hablamos de su ex. Claro, como se habla del clima o de cualquier otra cosa intrascendente, no con ese tono de "¡ay, cómo lo extraño!". Ya saben cómo soy, le seguí la conversación con aparente interés, haciendo preguntas esporádicas, y como a toda mujer, le encanta hablar de sí misma y tener al lado a un wevas que la escuche. La otra mitad del tiempo me habló de lo que le gusta y bla bla bla. Calculo que el 90% del tiempo habló ella y el 10%, yo. Bueno, llegado el momento de comprar... Típico, ¿qué es lo peor de hacer compras con las mujeres? Yo lo sé: Hacer compras con las mujeres.

Porque no se deciden nunca y van a mil y un lugares, por eso. Preguntamos y caminamos por sitios que yo no conocía, mientras me comentaba que conocía tales sitios porque la había llevado el ex. Joder. ¿Raro? Más raro es que a los 2 minutos entre en un lugar donde venden lencería y se ponga a examinar la mercancia. Evité hacer el típico comentario "eso te quedaría excelente" y guardé silencio. Dos horas después hicimos la compra, y por un acto de caballerosidad llevé el objeto, que era grande. Por España, que era grande. Mientras volvíamos me dijo que se iba a dormir en el camino, así que la dejé en paz mientras yo pensaba en la diferencia de temas que habíamos tocado al hablar ese día: por qué terminó con su ex, que toma anticonceptivas (¿?), por qué vive sola, su periodo (¿?), su capacidad ahorrativa, su historial deportivo, el gimnasio, su afición por los ovnis, etc. Al llegar me invitó a almorzar a un lugar cercano, hablamos de nuestras comidas favoritas, algunas rarezas culinarias, y algo más que no recuerdo. Al terminar caminamos un trecho mediano, hablamos un poco de ópera -o más bien hablé, respondiendo a alguna pregunta suya-, nos despedimos y me fui. Y bueno, a la 1 y media de la madrugada me manda un mensaje para hablarme de lo que compró.

He llegado a la conclusión de que a esta chica le intereso como amigo, aunque no termino de entender por qué. Me busca, me pide favores, hablamos, nos reímos... pero no tenemos casi nada en común, sólo la clase que compartimos y compartiremos. A mí me va fenomenal, de hecho me parece genial tener una "mejor amiga", pues no tengo una desde el colegio. Con ese término me refiero a esa amiga a la que le cuentas todo, absolutamente todo como si fuera un hombre, pero que te responde y opina desde el lado de una chica. Esa amiga que no te juzga, se ríe de tus bromas y es tu cómplice cuando hace falta. Esa amiga a la que le puedes confesar cosas, como cuando estás un poco triste o depre, y que si se lo dices a tu amigo seguro te diría "¡quita esa cara de maricón, hombre!".

He decidido cultivar ese tipo de amistad con Gotas. Aún cuando mucha gente diga que la amistad entre un hombre y una mujer no existe, que sólo se trata de deseo reprimido. ¿Qué saben ellos? ¿Qué se yo?

Hasta otra.

Actualización. 5 horas después de haber escrito la entrada: ¡Me acaba de hacer unos bailecitos por webcam! Me he quedado de piedra, ha bailado salsa, reggaeton, merengue, cumbia y al final uno sensualon medio jazz, jugando con la cama y levantadita de polo incluída. Un pole dance, pero sin pole. ¿Por qué son así las mujeres!

Actualización 2. 1 hora después de la Actualización 1: Me pasó fotos... de espaldas... hilo... por msn... ¡Glub!

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)