El Blog

Calendario

<<   Enero 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Guía básica para entender a las mujeres. Parte 4 (final)

Por PaulBB - 31 de Enero, 2010, 12:53, Categoría: Miscelánea

Una vez que sabemos que lo más importante para las mujeres es que las sepamos escuchar, el hacerles saber que son lo más importante para nosotros, y el no tratar de resolverles los problemas, queda un último aspecto para concluír esta tetralogía. A las mujeres no les gusta que sus logros pasen desapercibidos.

Y en este aspecto son bastante parecidas a nosotros, sin embargo en nuestro caso no hay tanta susceptibilidad. Si a un hombre otro hombre lo pasa por alto, bueno, jode un poco pero ya está. Si a una mujer la pasas por alto, le va a entrar la depresión y hasta ella misma va a dudar de sus capacidades.

Por ejemplo, ella acaba de terminar la titánica tarea de ordenar su habitación y te cuenta, con una enorme sonrisa de satisfacción en el rostro:

  • Oye, Marquitos, adivina qué: ¡Por fin acabé de limpiar mi cuarto!
  • Ya. ¿Quieres que vayamos al cine más tarde?
  • ...

Mal, Marquitos. Todo mal. Lo que ella espera en este caso es una felicitación, que hasta puede ser exagerada, pero siempre es necesaria. Que le digas lo "orgulloso" que estás de ella, con algo así como: "Vaya, se ve que te esforzaste", o "¡Qué bien!" o ¡Buen trabajo!. Ella está compartiendo la satisfacción que le causa el haber concluído satisfactoriamente una meta que se había propuesto, así que lo menos que puedes hacer es felicitarla sinceramente.

Y lo de la habitación es un ejemplo. Puede ser el haber terminado un trabajo importante, el haber ayudado a una amiga en problemas, el haber cocinado para ti, el que te haya hecho un favor... y mil cosas más. En todas ellas, aunque no te lo pida (y de hecho nunca te lo va a pedir, es parte de la naturaleza femenina el de dar sin esperar recibir), está implícito el deseo de que sus esfuerzos sean reconocidos. Y hay que avivarse, porque si no lo haces tú, pronto puede llegar un tipo que reconozca lo que ella hace y las vas a pasar muy negras.

Tu regla de ahora en adelante será: Tengo que darle el reconocimiento que se merece. Fácil de cumplir. Ejemplo:

  • Vengo de hablar con Helena. Creo que he logrado que se sienta un poquito mejor...
  • Qué bueno. Es una de las cosas que me gusta de ti, que tienes esa capacidad para influir así en la gente.
  • (Sonrisas. Eventualmente se pondrá rojita por el piropo)

Este tipo de cosas, créanme, van sentando una base e influyen muchísimo en la percepción que tu chica, o prospecto de chica, tiene sobre ti.

Recapitulando: Ella sabe que la escuchas, puesto que cuando te cuenta sus problemas te identificas con la situación. Ella sabe que es lo más importante para ti, puesto que tiene la prioridad sobre otras cosas que también te importan. Ella sabe que la entiendes, pues no tratas de ofrecerle soluciones sino que le brindas tu apoyo para que pueda salir sola. Ella sabe que reconoces lo que vale, pues nunca minimizas sus logros, ni siquiera el más pequeño. ¿Qué falta?

Casi nada, sólo un poco de tu "encanto personal". Peinate bonito, di algunas cosas divertidas y ella te verá como al chico/hombre que siempre ha estado buscando. Ya tienen las herramientas básicas, el saber usarlas va por su cuenta.

Evangelio según Paul. Capítulo 6, versículo 66: "Os he dado ya las pautas que han de seguir. El que tenga oídos que oiga. El que no, que se olvide de comprar audífonos o celulares de última generación".

Hasta otra.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)