El Blog

Calendario

<<   Julio 2010  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Lo bueno, lo malo y lo feo: Suárez, Maradona y Felipe Melo

Por PaulBB - 4 de Julio, 2010, 12:25, Categoría: Deportes

Estos cuartos de final han estado muy emocionantes, en general. Algunas reflexiones para quitarme la modorra:

La gesta celeste.

Uruguay es una selección mística, heroica, epopéyica, mitológica. Cuando veo a los uruguayos, me siento reivindicado. ¿Cómo no admirar el sacrificio de Diego Pérez, que corre la cancha como un poseído, recuperando balones con el sudor metido en los ojos? ¿Cómo no admirar a Luis Suárez, rompiendo cinturas, y a la vez salvando la eliminación con la verdadera "mano de Dios"? He leído por ahí muchas críticas contra él, incluso tratándolo de tramposo, diciendo que lo que hizo es parte del antifútbol y manchando su nombre. Yo sólo encuentro un adjetivo para lo que hizo: providencial.

Minuto 120, pelotera en el área, la redonda a punto de entrar con Muslera vencido, y Suárez con un único objetivo en mente: no dejar que la bandera y el himno uruguayo, caigan inclementemente en el último segundo de juego. La pelota está sobre la línea de gol. Suárez decide inmolarse, como el guerrero que lanzándose pone el pecho para recibir la flecha dirigida al corazón del Rey, a sabiendas que de esa acción depende el cómo se escribirá la historia. Suárez vio la tarjeta roja. El guerrero había caído.

Gyan tenía la gloria a doce pasos. La esperanza de los otros diez, las ilusiones de su país, el sueño del continente reposaban en la Jabulani, sentada quieta sobre una mancha blanca, a la espera. El guerrero Suárez levantó la cabeza desde el suelo, donde yacía abatido, esperando que su sacrificio no haya sido en vano. No lo fue. Gyan malogró el penal.

En la tanda de penales apareció el otro héroe de la batalla, el arquero Muslera, que atajó dos penales. Pero aún había espacio para un tercer soldado digno del Valhalla. Un combatiente al que todos conocían como "El Loco", se aprestó a disparar el tiro que ultimaría al enemigo. La pelota entró en cámara lenta. Explotó mi casa, Lima, el Perú, Uruguay y Sudamérica. Ese ejército de valientes había triunfado.

Una naranja, aunque esté agria, sigue siendo una naranja.

El partido contra Brasil demostró que Holanda, aun siendo una selección ordenada, no es un equipo peligroso. Robben no termina de aparecer, Van Persie deambula perdido en el área... Pero tiene metedores como Kuyt, Sneijder y Van Bommel que bastan para cargar al equipo. Es cierto que Brasil los apabulló en el primer tiempo del juego, pero es que "este" Brasil no funciona igual todo el partido. Y eso es poco, no funcionan igual todos los partidos, sino sólo cuando se les aparece la Virgen.

La eliminación de Brasil me dejó -para qué voy a mentir- un excelente sabor de boca. Yo fuí el único gil que gritó los goles de Holanda donde vi el partido, y fuí el único que saltó del asiento cuando Felipe Melo se fue expulsado. Fuí el único que gritó en el gol de Sneijder: "¡¡GOL, MIERDAS, GOOOL!!", y fuí el único que bramó cuando el árbitro pitó el final: "¡¡VAMOS, CARAJO!!". Claro, cuando acabó el juego tuve que salir pitando.

Yendo un poco más allá, no vale de nada la destitución de Dunga, como tampoco vale nada que la gente diga que la cosa hubiera sido distinta con Ronaldinho (que estaba en mala forma), Adriano (borracho unas veces sí y otras también), Pato (a quien le quieren cargar el peso del equipo con su cortita carrera) o Ronaldo (un ex-jugador). Es típico, siempre son mejores los que no están. ¡Pero cómo se callaron cuando Brasil arrolló a Costa de Marfil y a Chile! ¡Cómo hablaban del "Scratch"! ¡Cómo le reventaban cohetes a Robinho, Kaká y Maicon! Hay que ser serios.

"No llores por mí, Argentina"

Es lo que debe estar cantando Diego Maradona tras el bochorno de ayer. Una cosa hay que dejar clara y en mi defensa, pues siempre sostuve la genialidad de Argentina: Mantuve, consistentemente, que Maradona no era técnico de fútbol. Los jugadores de la selección sí son unas bestias futbolísticas, pero el técnico es un simio en traje y corbata. La respuesta al eterno dilema, si el entrenador es fundamental en el equipo, quedó demostrada de la forma más contundente.

La zaga siempre fue un mamarracho, como quedó demostrado ante un rival tan limitado como México, que los hizo pasarla mal en octavos, y que un rival de verdad, como Alemania, puso en evidencia patéticamente. ¿Otamendi de lateral? ¿Messi a 50 metros del área? ¿Milito en el banco? ¿Mascherano abandonado en el medio campo? ¿Maxi Rodríguez en la banda defensiva? ¿Romero bajo los tres palos? ¿Demichelis titular? Sé que hay mucho antiargentino, de hecho, en mi casa todos siempre van en contra de Argentina, pero ver que jugadores de clase mundial como Tévez, Agüero, Messi y Milito se desperdician, es casi como decirle no a una invitación a salir de Adriana Lima. Lo peor es que el D10S "no sabe" si va a renunciar. ¿Cómo estará la iglesia maradoniana? En Argentina SOBRAN entrenadores: Bilardo, Menotti, Bianchi, Merlo, Bauza, Vieira, hasta Carusso Lombardi si me apuran.

Ahora, que los alemanes son cosa seria, eso ya es otro cantar. Qué suerte de Loew de tener a Klose afinado y a Muller con Ozil en buena forma, porque delanteros no tiene, y defensa tampoco. Pero eso no quita que el partido de ayer fue una belleza, un poema al deporte llamado fútbol.

La Furia tiene nombre: se llama David y se apellida Villa.

No me gusta cuando leo que la gente desmerece a Paraguay. Ellos no solamente defienden, sino que defienden con técnica y táctica, que no es lo mismo que tener a los once detrás de la línea de la pelota y que la revientan apenas pueden. No. Y cuando ayer vi a Santa Cruz y Cardozo -no hablo del penal, lo puede fallar cualquiera- cómo extrañé a Cabañas.

España avanza de a poquitos, a pesar del letargo del Niño, el cual ya me hinchó las pelotas. Es hora de Bojan, sí señor. ¿Qué le pasó ayer a Piqué en el penal que le hizo al Tacuara? Con todo lo que advierten los árbitros antes de cada corner, es inaudito que cometa esa falta. Seguro en ese momento estaba pensando en Ibrahimovic y los dulces momentos que pasaban en el auto... En ese momento sí sentí miedo. Si Paraguay hacía el gol, España no le iba a entrar a esa defensa pero ni así el partido durara 500 minutos. Pero mi Iker no me falla. ¡Qué Julio César ni qué nada! Iker Casillas, señoras y señores. Ya luego Xabi Alonso, que es el único jugador que no consiento en el equipo, se encargó de marrar el penal, tras una muy discutible invasión en el primer intento. Y Villar que le hizo un penal a Fábregas más grande que el amor de Zlatan y Piqué, que el árbitró no cobró sabe Dios por qué.

Pero tenía que aparecer ese genio parecido a Gasparín; ese hombre más blanco que pierna de Bill Gates. Iniesta apareció con todo su genio y sirvió un balón que tras un palo lo recogió David "La Furia" Villa, que lo mandó a guardar. Dios y Los Reyes te guarden, Guaje.


Ahora haré mi habitual -a la vez que casi siempre errada- ronda de pronósticos:

Uruguay vs Holanda. Pasa a la final: Holanda.
La ausencia de Suárez será determinante. Abreu no tiene ni la rapidez ni la técnica de Luis, por lo que Cavani tendría que jugar de punta. Tampoco estará Fucile, que sería el encargado de tapar a Robben. Holanda, sin ser muy superior, va a ganar. Una pena por Uruguay, de verdad.

Alemania vs España. Pasa a la final: España.
No estoy loco. He venido sosteniendo que los alemanes no tienen defensas y esta vez van a tener que aguantar a un ataque importante. También sostuve que no tienen delanteros y, aunque me joda la lengua, Puyol basta para aguantar a Klose. Bueno, y Piqué que puede parar a los alemanes a los besos. Ramos tapará a Ozil, pero Capdevilla no me da garantía sobre lo que puedan hacer Muller y Podolski, que normalmente ronda por ahí.

Si ganan mis previstos, habré acertado la final =D Y también me habré ganado el título honorífico de Señor de las moscas.

Hasta otra.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)