El Blog

Calendario

<<   Octubre 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

"Astaroth, ora pro nobis"

Por PaulBB - 22 de Octubre, 2010, 17:54, Categoría: Miscelánea

Hace unos días volví a ver la película Legión de Ángeles (Legion), film que recuerdo con especial ternura, puesto que la chica con la que fui a verla al cine me dejó en la sala, enojada por alguna brusquedad mía, con el balde de popcorn más grande que he tenido en la vida -creo que yo mismo cabía ahí dentro si me encogía un poquito- y un vaso de gaseosa de tamaño ceremonial, de proporciones similares a la del Zeus Olímpico.

Anyway, la peli va así: Dios está harto de la humanidad y la va a aniquilar por segunda vez (la primera fue con el diluvio universal), para lo cual envía al General de su ejército celestial: el Arcángel Miguel. Sin embargo, éste rehúsa y se rebela a aceptar tal orden, por lo que es expulsado del cielo. Ahora Dios envía al Arcángel Gabriel a cumplir el mandato divino. Mas una chica embarazada, camarera ella, está engendrando al único ser capaz de detener la hecatombe: es un bebé que trae la esperanza al mundo. El Arcángel Miguel se convierte así en el protector de la madre y enfrenta al Arcángel Gabriel, quien ha bajado del cielo a cumplir, matando a quien se le ponga en frente, la orden del Creador.

Un batalla entre generales. Arcángel contra Arcángel. Pero, ¿qué tan exacto es, o sería, todo esto?

De mis tiempos de demonólogo aficionado (hace algunos años estuve muy metido en la demonología, investigando y leyendo con avidez) recordaba que el Arcángel Miguel era, en efecto, el jefe supremo de los ejércitos de Ángeles, que iban a librar la batalla del fin de los tiempos ante las hordas de Satanás. Bien, este Miguel era, a todas luces, un soldado profesional, un señor de la guerra. Pero Gabriel no. Si recordamos un poco de religión, este Arcángel fue quien le anunció a María que estaba embarazada e iba a alumbrar a Jesús; y más aún, fue quien se le apareció a Mahoma, revelándole el Corán. Gabriel, es conocido en el mundo cristiano, como El Mensajero de Dios. En la película, estos dos Arcángeles libran un combate épico, donde Gabriel mata a Miguel. Mas si nos basamos en lo expuesto, en la "realidad", ¿un guerrero sería liquidado por un mensajero? ¿Alejandro Magno muerto por Jaimito, el cartero?

Ni más ni menos. Porque en la Biblia el único "militar" es Miguel, y los otros dos Arcángeles reconocidos por el catolicismo (Gabriel y Rafael) están asociados más al hombre, ya sea para anunciarle cosas, o para sanarlo. Se me retrucará que sólo fue un giro efectista de la película. Sí, puede ser, pero me fijé en el detalle ese, nada más, que me pareció curioso. "Arcángel"... Sí, la palabra suena a magnificencia, a majestuosidad, y de hecho lo es ya que significa "superior a todos los Ángeles" o "quien comanda a todos los Ángeles". Pero viéndolo en su real dimensión y adaptando este sistema a un ámbito más terrenal, ser el jefe de los Ángeles no es tampoco la gran cosa. De hecho los "Ángeles-Ángeles" son lo último de lo último.

Y no es blasfemia. La Jerarquía Celeste nos dice que hay nueve estamentos o coros:

Los Ángeles: Los entes más ligados al ser humano, los más mundanos. Creados por Dios para interactuar con nosotros en estados especiales. Habitualmente se les representa alados, mas la Biblia nunca dijo nada de eso y fue una costumbre pintarlos así en la Edad Media, que dura hasta hoy.

Los Arcángeles: Son Ángeles distinguidos por alguna característica particular. La Biblia reconoce tres, pero según otras religiones, podrían ser hasta siete. Tampoco son alados; de hecho, ningún ser celeste tiene alas, salvo los dos primeros de la jerarquía, que veremos más adelante.

Los Principados: Son los Ángeles encargados de resguardar la naturaleza.

Las Potestades: Pertenecen a la sexta categoría. Están a cargo de sostener el equilibrio universal y cuidar las fronteras del mundo humano y el espiritual.

Las Virtudes: Quintos en el escalafón, ayudan al ser humano a reencontrarse con Dios. Luego de la crucifixión, cuando Jesús resucitó al tercer día y ascendió al Cielo "a sentarse a la derecha de Dios Padre", fueron los miembros de este coro de Ángeles, quienes guiaron al Nazareno en el reencuentro.

Las Dominaciones: Llamados así porque se encargan de gobernar y dirigir a los demás Ángeles, asignándoles las tareas que han de realizar.

Los Tronos: Miembros ubicados en el tercer lugar, sostienen el trono de Dios y son los encargados de transmitir Sus órdenes a las Dominaciones.

Los Querubines: En segundo lugar y depositarios de la sabiduría divina. Poseedores de dos pares de alas, sólo pueden ser vistos -según la Biblia- por aquellos que han alcanzado un estado tan pío, que pueden acceder a la gloria del Padre.

Los Serafines: El primer coro de la jerarquía. Son los seres más puros que Dios creó, y aún más, son consustanciales con él; es decir, los Serafines están hechos con lo mismo con lo que Dios está hecho. Tienen tres pares de alas: El par superior lo utilizan para cubrirse el rostro de las demas entidades celestes, pues sólo Dios tiene el derecho de apreciar la belleza de éstos; el par medio, utilizado para volar; y el par inferior, utilizado para cubrir sus pies, que es una forma de mostrar que, a pesar de ser descendientes directos de Dios y poseer su misma esencia, están absolutamente sometidos a los designios del Creador. Se encuentran rodeando a Dios a modo de escolta.  Cabe señalar aquí, que Lucifer (supremo Señor del Infierno) perteneció a este coro, antes de ser derrotado por el Arcángel Miguel en la batalla que se libró en el Cielo, y expulsado por Dios al querer igualársele (se puede leer esto en el libro de Ezequiel, en el Antiguo Testamento).

Ahora que termino de escribir, no concibo como llegué hasta este punto. Mirando el título de la entrada, me doy cuenta de que iba a hablar de "espiritualidad", pero para el otro lado. Astaroth es un Duque de los ejércitos de Satanás, y ora pro nobis es, en latín, ruega por nosotros.

Lo haré en la próxima entrada, si Astaroth quiere y lo permite...

Hasta otra.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)