El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Noviembre del 2010

Showbiz

Por PaulBB - 30 de Noviembre, 2010, 15:02, Categoría: ¿Musi...qué?

Tras Linkin Park y el sabor agridulce que me dejó, decidí saltar el charco y caer sobre los ingleses de Muse, una banda sobre la cual me he hecho bastantes expectativas tras leer, sostenidamente, la devoción que le profesa mi buen amigo Pedro. Y, para ser claros, el tipo tiene buen oído y no es ningún necio, por lo que si a Pierre le gusta, es porque ha de ser algo de calidad. El álbum elegido resultó ser el primero de la banda, aparecido allá por 1999: Showbiz. Pero el nombre me suena a hueco. Prendan los fuegos de artificio; para mí se va a llamar Showtime.

Pocas veces he escuchado un álbum tantas veces como Showbiz. La reseña debía estar lista hace varios días, pero pasó que se me quedó un álbum de Linkin, y luego vino el álbum de Jenifer, y en todo ese tiempo escuchaba y reescuchaba este disco para no perder el norte. Pero ojo, no fue por obligación, este disco es muy agradable.

Lo que sí confesaré es que tras la primera escucha me dejó un poco extraviado, porque las melodías son bastante dispares por momentos, y hasta me dije what the fuck is that? Pero perseveré, porque intuí que había algo ahí. A veces uno no reconoce las bondades a primer golpe de vista; en este caso, de oído. Al desgrane:

Sunburn. Los acordes iniciales son ensoñadores, como un minipreludio. La voz de Matthew Bellamy corta como un escalpelo ese caleidoscopio que son los primeros segundos de la canción. Muy buena.

Muscle Museum. Tras la primera escucha del álbum y del wtf? antes comentado, esta fue la única canción que se me pegó como un pelo en una barra de jabón.

Fillip. Cuando leo que Pedro dice que es la mejor banda en vivo, le creo cuando escucho esta canción. El primer minuto me hace alucinar. Si algún iluminado me explica por qué se llama así este tema, lo agradecería.

Falling down. Siempre me han gustado este tipo de temas, que tienen un poco de requiem.

Cave. Esto debió haberlo escrito Satán.

Showbiz. Se me hace extraña esta canción, muy extraña. Debe haber algo atrás que no logro ver, porque si no, no me explico cuál es la intención del compositor. A no ser que todo no sea sino sólo un acompañamiento vocal para la música, que no está mal.

Unintended. Cuando creí que Muscle Museum sería el tema bandera del disco, apareció desde atrás esta canción que se ha vuelto mi favorita, al punto que pienso utilizarla en algún proyecto que me he propuesto llevar a cabo. Diez sobre diez.

Uno. Bellamy vuelve a sacar el bisturí para convertirlo de golpe en un cuchillo. Yo le encuentro mucho mérito. ¿A quién se dirigen las letras? El espectro es amplio, y eso es un valor agregado.

Sober. La batería y guitarra me recuerda un poco a los Red Hot Chili Peppers en algunos momentos, otra banda de lujo.

Escape. El lamento y la resignación son patentes, y supongo que es algo muy común en un montón de hombres. Esto se ve desde mucho antes de Dr. Jekyll and Mr. Hyde.

Overdue. Para mí, el disco terminó con Escape.

Hate this & I'll love you. Lo dicho antes.

En resumen, Muse promete muchísimo, salvo que la intención de la banda haya virado en algún momento de su carrera y hayan perdido ese "desorden ordenado" que yo encuentro en Showbiz. Puesto que son varios álbumes de los ingleses, voy a nombrar a los tres que formarían parte del recopilatorio final de "Muse: Greatest Hits". Muscle Museum, Fillip y Unintended, nos vemos al final.

Hasta otra.

Permalink :: 6 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

"Appelle-moi Jen"... Non, tu n'es pas Jen. T'es Magique !

Por PaulBB - 25 de Noviembre, 2010, 17:00, Categoría: Jenifer

Al escuchar el nuevo álbum de Jenifer, mejor dicho, los extractos que puso a disposición Amazon antes de la salida del disco, me mostré muy reticente, y hasta pesimista. Me parecía alucinante escuchar algo tan ochentero. Me sabía a neftalina.

Hoy, tras escuchar el álbum completo, track por track, puedo decir sin miedo a equivocarme, que es el mejor disco de su especie. Jenifer nos da un paseo por ese mundillo color pastel, gafas de aviador, set de patines-rodilleras y sacos remangados.

À peine. Estupendo tema para abrir el disco. Resume la esencia del álbum en 2'53''; sintetizador a mil y coros a juego, esta canción se ubica desde ya entre la élite de los temas hechos en esa época, junto a Walk like an egyptian de The Bangles, o Self control, de Laura Branigan. Así de representativa y buena es esta canción.

Je danse. El tema escogido para primer single no decepciona, y es quizás uno de los menos eighties del álbum. Yo lo siento más bien noventero, pero el caso es que el producto final es de alta calidad. Unas cuerdas que transmiten y Jenifer por momentos deja apreciar su bella voz.

La vérité. Una canción que invita, una canción que entra, una canción de "este álbum".

L'amour fou. Aquí Jeni canta un poquito más y es una bendición, un bálsamo para cualquier dolencia; la voz de Jenifer corre como sobre ruedas. Para mí ésta se convierte en single por una razón fácil: aun sonando a hace veinticinco años, tiene algunas marcas que la hacen actual, que la hacen fresca.

Les autocollants. Mi favorita de Appelle-moi Jen. Es marchosa, pegajosa, invita a bailar, a mover la cabeza y los pies, es tarareable, silbable y Jenifer encandila con ese color tan naranja de su voz y que es tan característico, reconocible por donde vaya. Aparte está el tema de juego de palabras, que siempre es de agradecer. Y, puestos en la maleta, ¿recuerdan 50/60 de la innombrable? Pues éste es un tema de ese tipo, pero bien hecho.

Le dos tourné. Con tonos de blues, es junto con À peine, sello de la casa.

L'envers du paradis. Tras Les autocollants, ésta, sin hesitar. Hay melodías de altísima calidad conjugadas con una letra que pinta un cuadro de imágenes y figuras sobre los sentimientos que ocasiona algo tan volátil como el amor. Y si a eso le añadimos unos hermosos trazos vocales, pues tenemos la receta mágica. A mí este tema se me hace bellísimo, la verdad.

Pôle dance. Jueguen GTA Vice City y métanse al cabaret. Esta canción cae a pelo y ni cuenta se van a dar que no es parte de la banda sonora del juego de Rockstar. Ojalá Jenifer nos deleite con un videoclip xD

Pas que ça à faire. Una canción guapa. No es de las mejores del disco, pero eso no quita que sea buena, así que háganse la idea del nivel de calidad del que estoy hablando. Este tema, solito, bien pudo ser primer single en cualquier álbum de la época.

Le risque. Por ahí esta canción es, como diríamos en el ambiente futbolero, "de otro partido". Una balada lenta-lentísima-lentisísima que tiene como defensa la voz de Jenifer, casi susurrándonos. El tono expresa melancolía, lamento y hasta dolor, en algunos pasajes.

Lo que más me sorprende del disco, es la fórmula que han utilizado para producirlo, logrando captar toda el alma que hizo de los ochentas una década memorable a nivel musical. Todo encaja, como un puzzle muy bien trabajado y que no merece sino los aplausos del respetable. Lograr un buen disco siempre está bien. Lograr un gran disco, es mejor. Pero lograr un gran disco temático, que es lo que es Appelle-moi Jen, no es pan de cada día, no es moneda corriente, y cuando se escucha deja este saborcito a ambrosía, que te deja lo que deja un primer beso, y te hace sonreir como el niño que ve sus regalos en Navidad.

Jenifer se inventa y se reinventa. Qué suerte la nuestra al poder escucharla. Bravo !

Hasta otra.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Bitácora del Capitán PaulBB: Colisión.

Por PaulBB - 22 de Noviembre, 2010, 18:35, Categoría: ¿Musi...qué?

El último y olvidado -involuntariamente- álbum de Linkin Park que me quedaba por escuchar por fin ha pasado por mis tímpanos. A thousand suns.

No tengo ni idea de qué va. No sé en qué género sé ubica el álbum, si electrónico, rock, rap, hip hop, alternativo o qué. No sé a santo de qué vienen las grabaciones de las voces como en The Radiance o Wisdom, justice and love, así sean Luther King o Jesucristo. Lo único que sé y de lo que estoy seguro, es que he perdido valioso tiempo escuchando este álbum. Es de lejos, lo peor que he escuchado en mi vida. Y eso que he escuchado cosas realmente espantosas (un saludo, Alizée).

No, no me gusta nada, ni un track, ni un solo track. Como pensé que yo debía ser un pelmazo para que no me entre este "superhit" que ha estado rompiendo el Billboard y no sé cuántos méritos más, me puse a leer un poco las reacciones de algunos fans, y me entero que abundan argumentos como que "no importa qué tan buena sea la música, lo que importa es el mensaje". Qué, ahora resulta que en una banda de música, ¿lo que menos importa es la música? No me jodan. Para rollos filosóficos y pajas mentales se me ocurren buenos libros o hasta alguna película. ¿Por qué una banda tan marchosa como LP tiene que venir con estas cosas? Sí, claro, gracias a LP ahora he entendido mejor el sentido del hombre en el mundo, la hermandad entre los pueblos y la inutilidad de la guerra... ¿Es que alguien se puede creer esta pelotudez? Aunque tal vez estoy siendo muy draconiano, y algún rockerillo de pocas luces se ha enterado de algo tras hacerse con estos temas... Cuando terminé de escuchar el álbum me quedé con una cara como si hubiera chupado un limón o si hubiera mordido un pedazo de jengibre. Ninguna "canción" me merece una opinión especial, o que le dedique alguna línea. Esto no lo vuelvo a escuchar en mi vida.

Pedro, te bendije por hacerme notar que se me había pasado este disco. Ahora, tras la escucha, que la furia de Astaroth recaiga sobre tu ser.

Hasta otra.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Harry Potter y las reliquias de la muerte (I)

Por PaulBB - 19 de Noviembre, 2010, 16:23, Categoría: Miscelánea

Quería ir a verla al mediodía, cuando apenas acaba de abrir el cine, como fuí a ver la peli anterior, por dos razones: La sala estaba casi vacía, por lo que el silencio hacía que el clima envolvente se potencie; y... bueno, creo que hay sólo una razón xD

El punto es que -ingenuo de mí- se me ocurrió ir a verla en la noche, como a eso de las siete, con otra fanática potteriana. Llegamos a la sala... "No hay entradas". Joder, ¿y ahora? Vamos a otro cine. Había entradas para la función de las 9:30. Compramos las entradas a eso de las 8:15. Hay tiempo, dijimos, cuando en eso, en la entrada había una pequeña fila de personas. me acerqué a preguntar. "Es para la sala 7: Harry Potter y las reliquias de la muerte". ¿Qué, ya hay cola? Nos tuvimos que quedar haciendo la fila afuera, mas la cola que parecía pequeña tenía 50 personas ya doblando la esquina de la escalera. Qué hinchas... La gente tenía que ir subiendo a comprar el popcorn y las gaseosas para llevarlas hasta la calle y así ganar tiempo, donde la cola ya llegaba a las 150 personas al promediar las 9:15, que fue cuando pudimos avanzar. Y ahí fue otro jaleo, con degenerados que aprovechando el movimiento de la fila trataban de meterse; yo mismo tuve que darle un codazo en el pómulo a una señora que trató de adelantarme, y producto de eso casi me caigo por las escaleras con el balde de popcorn en la mano izquierda, y las entradas en la derecha xDD Finalmente entramos. Cogimos buenos sitios. Segundos después, la sala estaba completamente llena. La película empezó a las 9:50. Putos peruanos impuntuales.

La película es buena. El clima general es sombrío, tétrico, acorde a los eventos que pasan en el mundo mágico. La fotografía capta muy bien la consternación y el pesar de los magos y brujas. Se echó bastante de menos una escena mejor lograda de la evacuación de Harry, al momento de septuplicarlo. Una persecución en toda regla, con más acción y con una vista clara de Snape lanzándole el sectumsempra a George, para así atizar más la animadversión hacia el nuevo director de Hogwarts.

Por otro lado, se nota -y mucho- un mayor cuidado en las caracterizaciones y los efectos especiales, acorde a nuestros tiempos, claro. Y no se quedan cortos, cosa que es muy de agradecer, porque después de Avatar, todo le puede saber muy soso a uno. Me gusta el trabajo que hicieron con Dobby, entrañable criatura por quien yo temía, ya que pensé que lo iban a mutar drásticamente, sin embargo le pusieron mejores texturas conservando su fisonomía original.

Todos están grandes ya. Ginny un poco más golfilla de lo esperado. Hermione, guapísima. Las actuaciones mantienen el estándar acostumbrado, sin ver algún cambio significativo. Voldemort, en sus pocas escenas, está sobresaliente. Ron está muy apocado; Rupert le ha dado un giro particular al personaje pero sin llegar a transformarlo en extremo y resultar otra cosa. Y Emma Watson está genial. En serio creí que Bellatrix estaba torturando a Hermione; qué grito desgarrador, debió salirle de los ovarios.

La media película termina con Voldemort profanando la tumba de Dumbledore y recogiendo -la que él cree es- la varita de sauco, una de las reliquias. Caray, no creo estar develando un misterio aquí... Un misterio para mí sí era saber cómo iban a graficar los temores de Ron antes de romper el Horrocrux, el guardapelo. Tremendo beso que le da Hermione a Harry...

En fin, la película me gustó bastante y el tiempo se me va a hacer larguísimo hasta que den la segunda parte. Lo positivo es que ésta va ser lanzada en 3D.

Hasta otra.

Permalink :: 5 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Bitácora del Capitán PaulBB: ¿Linkin Park o Kinpin Lark?

Por PaulBB - 16 de Noviembre, 2010, 14:54, Categoría: ¿Musi...qué?

En la entrada anterior dije que tenía un mal presentimiento sobre Minutes to midnight, considerando el plomazo que me resultó Meteora. Bien, pues hoy puedo decir que me he equivocado, y bastante.

El tercer y reciente álbum, por lo que tengo entendido, aunque me gusta mucho, me deja consternado y por eso el título de la entrada. Porque yo supongo que los que se hicieron fans de Linkin Park escuchando Hybrid theory, al escuchar este álbum habrán sentido algo parecido a un clavo en el escroto; si hasta les puedo decir que por momentos me ha parecido estar oyendo a Westlife...

Pero poniéndonos en labor hay que decir que aprecio mucho que se hayan apartado un poco de esa onda rapera; raperos blancos, sólo Eminem y los Beastie Boys (y Vanilla Ice... loooooooool xDD). Los sonidos estridentes de Crawling o One step closer se han perdido para siempre, y han aparecido melodías lentas y de gran factura como Leave out all the rest o The little things give you away. Al final todo esto me sabe como el problema de la sábana corta, cuando te descubres los pies para taparte la cabeza. Y era lógico, puesto que hacer todo bien es una quimera, y aunque yo estoy contento no soy un fan de la banda, que es a quienes Linkin Park se debe. Si quisieron ampliar los horizontes incorporando un nuevo estilo, pues vaya y pase, pero sin dejar de ser lo que una vez se fue, lo que le dió la marca. Yo me acerqué con Papercut, y también me hubiera acercado con In between, pero los caminos son distintos, ¿me explico?

Destaco seis canciones:

Given up. Una mixtura del Linkin Park antiguo y el nuevo, que me resulta bastante agradable.

Leave out all the rest. Mi favorita del álbum. Es una canción de despedida que funciona muy bien, que toca un tema sensible sin llegar al facilismo chabacano. Me encanta y se va de cabeza a mi reproductor. Con este tema recobré la sensación que mencioné en mi entrada anterior.

Bleed it out. Un rap con sabor a Linkin. No puedo explicarlo mejor.

Shadow of the day. Escuchable y adecuada al nuevo estilo. Puede ser odiada por los fans tradicionales; yo me la paso pipa.

What I've done. Me gusta más la música, pero se defiende bien. No... sólo me gusta la música.

In between. "And things I want to say to you get lost before they come...". Una canción de este tipo era impensable en los álbumes anteriores.

Pero ojito, las otras seis del disco me gustan también. Este es un caso raro donde todos los tracks me agradan. Sin embargo, escogí sólo seis que van al reproductor; los demás los escucharé alguna vez más, de eso no cabe duda.

En conclusión, aunque me falta escuchar algunos singles que aparecieron en ediciones especiales, puedo decir que Linkin Park ha pasado mi control de calidad. Es una banda que ha cambiado en el tiempo, sin que eso signifique necesariamente que haya sido para mal. He descubierto temas que me han gustado mucho y al final eso es lo que recojo de todo esto. Los aplaudo, sí señor.

Es hora de pasar al siguiento objeto de escucha. Tenía la idea de meterme al rap de 2Pac, pero leer reiteradamente la veneración del venerable Pedro (aka Pierre) -permítaseme el juego de palabras- por una banda inglesa, he decidido dar una vuelta de tuerca.

La próxima entrada estará dedicada a Muse.

Hasta otra.


Nota: Gracias al buen Pedro -que no sé qué me haría yo sin él- me entero que Linkin Park a sacado un nuevo álbum hace dos meses: A thousand suns. Lo escucharé para corregir el balance. Igual tengo lista la entrada para el primer álbum de Muse.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Bitácora del Capitán PaulBB: Meteora

Por PaulBB - 15 de Noviembre, 2010, 18:05, Categoría: ¿Musi...qué?

¿Han tenido alguna vez la sensación de descubrir una canción absolutamente nueva para ustedes, y que les ha gustado un montón? No algo que hayan oído en la radio o visto en la tele, sino un tema que se hayan encontrado de pura casualidad y que ahora sea de sus favoritos de toda la vida. Pues bien, terminada la escucha -varias veces- del segundo álbum de Linkin Park, Meteora, he de decir que de esa sensación no tengo ni el recuerdo.

No recuerdo haberme aburrido tanto con un álbum, a pesar de que hay tres temas que rescataría (Don't stay, Somewhere I belong y Numb) y uno que sí me gusta (Faint). Con el respeto de los fans, para mí esto es un coñazo. Es que es demasiado rap; y, digo, si quiero escuchar buen rap pues me pongo una buena banda o solista de rap. Lo que sí me pareció interesante de Meteora fue el hecho de que casi en todas las canciones, los acordes finales de cada tema son los iniciales del que le sigue, como si el álbum entero fuera una sola canción. Detalle particular, sin duda. Tampoco tengo duda de que salvo Faint, ninguna se queda en mi reproductor.

Ahora se viene el tercer álbum del grupo, Minutes to midnight, y tengo un mal presentimiento.

Hasta otra.

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Bitácora del Capitán PaulBB: Explorando nuevas tierras.

Por PaulBB - 12 de Noviembre, 2010, 17:28, Categoría: ¿Musi...qué?

Cada vez que enciendo mi reproductor portátil, siempre pongo ópera. No digo que no escuche otro tipo de música, pero si tengo que elegir, no dudo en ponerme lírica. Ahora mismo ando enganchadísimo con esto, por ejemplo.

Sin embargo, ayer decidí involucrarme en una aventura de exploración, por el puro placer de conocer algo más, de nadar un poco en otras ramas del arte fonográfico. Así me puse en la labor de escoger un grupo al azar para esta travesía: voy a escucharme la discografía completa de la banda estadounidense Linkin Park.

Leyendo un poquito me entero que estos chicos tocan rock alternativo. Bueno, no tengo ni puñetera idea qué significa eso, o a qué le llamarán rock original, así que voy más o menos a ciegas. Ya he escuchado antes algunas canciones de ellos, como In the end, PapercutNumb, pero ahora voy a ir álbum por álbum, y reseñar aquí mis impresiones desde el más absoluto desconocimiento. Porque no sé nada de rock alternativo, así que es muy posible que lo que a mí me guste termine resultando una porquería para los verdaderos conocedores. Pero, ¿les digo algo? I don't give a fuck.

Puesto lo expuesto, empecé escuchando el primer álbum de la banda: Hybrid Theory (2000)

Tras haberme puesto tres veces al hilo todos los tracks, debo decir que me quedo con seis (que de doce, es un buen número).

Papercut. Esta ya la había escuchado antes alguna vez. Me gusta mucho su trepidancia. Los primeros acordes de la guitarra presagian que se viene algo con mucha garra. Momentos como "Everybody acts like the fact of the matter is I can't add up to what you can..." a mí me parecen de gloria. Muy marchosa.

One step closer. Aunque me parecen que todas las canciones suenan igual, el hecho es que todas son diferentes. El juego entre las vocalidades se me hace interesante aquí; con lo insoportable que pueden ser algunos gritos/ladridos, he de confesar que aquí no me desagradan tanto. Ese "Shut up when I'm talkin to you!" más parece una línea de Clint Eastwood.

Points of authority. No entiendo qué me gusta de esta canción, la verdad, pero me gusta. Tal vez es notar cómo el vocalista alcanza algunas notas en voz plena. Con mucho rap, me hace proyectarme en lo que sería mi segundo proyecto: la discografía de 2Pac.

Crawling. Los primeros instantes son casi oníricos para luego despertarte de un cachetazo. Me gusta la voz del que canta -tal vez deba averiguar cómo se llama xD- y cómo se mezcla y acopla a medida que avanza el tema.

Runaway. La letra debe tener algún significado oculto ("I wanna know the answers; no more lies. I wanna shut the door and open up my mind"), aunque se me hacen chocantes los "Why's" de la canción. Supongo que debe ser porque soy un advenedizo.

In the end. Este tema lo escuché casi cuando recién salió me imagino, porque ya son bastante años de eso, y se convirtió en una de mis canciones favoritas de todos los géneros. Tengo entendido que lo usaron en algún Final Fantasy, pero no sé pues nunca lo jugué. Aquí las dos voces forman un tándem que ya quisieran muchísimos dúos. "I tried so hard and got so far, but in the end it doesn't even matter". Esto es poesía pura, señores.

Respecto de los otros tracks del álbum no voy a decir que no me gustan, salvo un par que no los vuelvo a poner salvo me paguen, sino que los que he mencionado arriba son los que se han quedado en mi reproductor, sin fecha específica de eliminación. Ah, y si a alguien le interesa tener el Hybrid Theory puede pinchar aquí o aquí.

Me acabo de hacer con el segundo álbum: Meteora (2003). Vamos a ver cómo nos va.

Hasta otra.

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Lourdes Flores perdió la elección

Por PaulBB - 5 de Noviembre, 2010, 17:56, Categoría: Opinión

Ganó Susy SUTEP. Salieron (¡por fin!) los resultados de la ONPE al 100% y ganó la Caviarán por 35 mil votos de diferencia sobre Lourdes Flores, más o menos. Quedan varias cosas para analizar:

1. Qué gran cagada resultó ser el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), al modificar reglamentos un par de semanas antes, y al ver cómo se complicó la elección, regresar al modelo anterior. Ellos mismos crearon su ley, pero como se hizo un bolondrón, regresaron sobre sus pasos y dejaron sin efecto los cambios, permitiendo así el conteo de actas de sufragio que eran nulas según la nueva reglamentación, favoreciendo así a la Villarán, pues fueron votos que sumaron a su favor. Se murieron de miedo, no hicieron respetar sus propias normas. Ojalá que todos se larguen de una buena vez, de otro modo no me explico cómo se podría confiar en las elecciones presidenciales del próximo año.

2. Susana "Patria Roja" Villarán ha dicho que hay mucho taxi en Lima que circula a la vez, así que cada taxista sólo trabajará ocho horas diarias y mala suerte si quieren trabajar más, porque tienen que acomodarse sí o sí (lo dijo en el programa de Jaime de Althaus, hace un par de días). Mis queridos amigos taxistas... abran esa colita y siéntense en la palanca, el lubricante es opcional. Merecido lo tienen toda esa horda de huevones que cuando te subías al taxi te decían "vota por Villarán, hermanito", "Susana está con el pueblo" y demás cojudeces por el estilo. Es decir, si eres taxista y alquilas, estás jodido; y si eres dueño de tu propio taxi, igual estás jodido. Y los que no tienen carro y se mueven sólo en taxis también están jodidos, porque al disminuir la oferta de este servicio, va a ser complicado encontrar un carrito amarillo. ¿Te gustaba salir de tu casa y encontrar un taxi providencial que pasaba justo al frente? Pues te olvidas de eso, pendejerete que votaste por Susana "Partido Comunista del Perú - Unidad" Villarán.

3. Los aliados izquierdosos de Susy "El Suche" Villarán, como el tal Nílver López del Movimiento Nueva Izquierda, son desairados todo el tiempo. Claro, a la izquierda caviar le convenía estar bien con la izquierda huevera, porque le prodigaban recuas para llenar sus mítines (hay que reconocer que los rojos son organizados a nivel de bases y tienen una importante capacidad de convocatoria; la chusma sigue a cualquiera que use camisa o le regale una bolsa de fideos). Pero ahora que ya se sentó en el sillón niega el apoyo de los muchachones como el mismo López o Rolando Breña.

4. Y tanto jode con eso de la auditoría al saliente alcalde Castañeda... Preocúpese por trabajar, Villarán, y déjese de amenazas. La dichosa auditoría va a costar un millón de dólares. Si la paga usted, audite hasta a Barack Obama, pero mientras sea plata de los contribuyentes, tenga cuidado en gastar cada céntimo, que la municipalidad no fabrica billetes.

5. Expreso una vez más mi perplejidad porque una candidata de izquierda como Susana Villarán haya ganado una elección. Entiendo que los pobres-pobres sean de izquierda, porque saben lo que es irse a dormir sin haber comido y su situación impide que vean la realidad tal cual es. También entiendo que alguna gentita veraneante-de-Eisha sea de izquierda, porque como todo les llego fácil en la vida, creen que la plata cae del cielo y quieren darle unas sobras a los menesterosos. Pero la clase media, que trabaja para ganar dinero, haya votado por la izquierda, me parece de una estupidez olímpica. Un gobierno pro inversión >> mayores empresas >> más trabajo >> más plata. Un gobierno socialista >> menos empresas >> menos trabajo >> menos plata. ¿Es tan difícil? El socialismo, germen del comunismo, es sinónimo de estatismo, de proteccionismo, de pobreza. Los socialistas viven de los pobres, metiendo el dedo en sus heridas y mostrándole la sangre a las ONG europeas que alucinan que Latinoamérica es como Pandora y que los pobres/nativos son como los Na'vi... ¡En serio! Ahi está el pelotudo del Cameron ese protestando contra cualquier cosa aunque no tenga puñetera idea.

6. Y para concluir, alguien que me lee me dijo una vez por el MSN: "Paul, ¿por qué sigues peléandote con los de la izquierda, si ellos no van a cambiar de opinión?" Ah no, pero si yo no quiero que los zurdos se regeneren, con ellos va a actuar la selección natural. Pero sí me interesa que algún "confuso" no entre en el pantano hediondo de los seguidores de Lenin, Marx y Mao. Hace un par de semanas una chica me enseñó un librito que alguien le había pasado: El Libro Rojo de Mao. ¡Santas Putas! Qué increíble que todavía hayan payasos que se leen y repiten las ideas del gordito como si fueran las leyes de Newton, y que se alucinan intelectuales porque te repiten citas de Chomsky. No. Y a ti te hablo, el que le "pasaste" el panfleto a esta señorita: Si te gusta leer elucubraciones obsoletas y hacerte pajazos mentales, hey, es tu problema; pero si quieres hacer que otros te imiten, no creas que te la vas a llevar fácil, maldito rojo de mierda (estoy muy cabreado en este momento, discúlpenme, pero no me quiero moderar).

Hasta otra.

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)