El Blog

Calendario

<<   Mayo 2011  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Se perdió y ya está.

Por PaulBB - 3 de Mayo, 2011, 17:01, Categoría: Deportes

La serie estaba acabada desde la semana pasada, con las suspensiones de Pepe, Ramos y Mourinho. Mas, terminado el encuentro, no nos ganó el Barcelona.

Porque hay que reconocer una cosa: por la manera en que juegan los culés, sólo queda pararse y aplaudir. El fútbol-espectáculo encuentra el orgasmo cuando tocan en espacios reducidísimos Iniesta, Xavi, Pedro y Messi. Ante eso sólo queda ir a destruir, y no caer apabullados.

Desde el saque se vio que "el efecto Mourinho" (léase hacer notar los errores arbitrales) había contagiado al árbitro De Bleeckere, que hoy jugó a no complicarse la vida. Porque, aplicando el reglamento, tranquilamente no hubieran podido terminar el partido Marcelo, Carvalho, Diarra y hasta Adebayor. Pero sacarle una roja al Madrid ahora se piensa dos veces. Por otro lado, qué cambio el de los culés, que dejaron de tirarse a la piscina ante cada contacto. Sobre todo porque hoy les pegaron el triple que el miércoles, y casi ni se quejaron. Al fin fútbol sin teatros.

Qué se puede decir del juego... La presión de los primeros diez minutos es insostenible cuando se recuerda que atrás, cuando es físicamente imposible la omnipresencia de Xabi Alonso y Lass Diarra, queda un palo, un tronco como Albiol, que no es garantía de nada. Más se mueve un seguridad en la puerta de una discoteca. Marcelo que hacia el final de la temporada viene a demostrar que es mucho más capaz de todo lo que hizo durante el año, siendo el símbolo del sacrificio en estos cuatro clásicos. Kaká, que firmó hoy su pase o cesión a otro club; Higuaín, que no estaba para jugar el partido, demasiado lento; Di María y Ronaldo tirando tacos que no hacían mella; Özil, muy blandito. La realidad dice que hoy no se jugó a ganar, sino a no perder.

El gol anulado a Higuaín por una falta de Ronaldo fue un mal chiste, pero eso ya no importa. El pase de Iniesta, al corazón del área, y el control de Pedro fueron el puñal que nos terminó de matar. Ante ese nivel de genialidad, poquito se puede hacer. Iker volvió a sacar un par de manos milagrosas, que sirvieron para que hoy digamos que salimos del Camp Nou con un empate a cuestas, y no con una derrota.

Es momento de dar la vuelta a la página y pensar en la temporada que viene, en los arreglos que tendrá que hacer Mou para volver al equipo al sitial para el cual está predestinado, porque tanto el Real Madrid, como él, son grandes entre los grandes. Gracias don Jose Mourinho, por desenmascarar a toda esa mafia inmunda y putrefacta que permitía al Barcelona avanzar en los torneos cuando las cosas no se les ponían fáciles. El club, el equipo y la afición te necesitamos. Los madridistas merecemos a un entrenador como tú, un caballero del fútbol, un personaje honorable, un verdadero hombre.

Yo hincharé por el Manchester United en la final que se aproxima. Porque si bien el cerebro reconoce la magia, el corazón sólo recordará la afrenta.

¡Hala Madrid! ¡Viva Mou!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)