El Blog

Calendario

<<   Junio 2011  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Después de la tormenta siempre llega la calma...

Por PaulBB - 11 de Junio, 2011, 0:18, Categoría: Personales

Como dijo el buen Alejandro Sanz en sus épocas cuando era un tipo que componía muy bien a pesar de ser un pésimo cantante. Vamos, ahora al menos el hombre se emparejó: compone igual de mal que como canta. Pero con el título de la entrada no me refiero a las elecciones presidenciales que dieron a Humala como ganador, igual eso no tiene vuelta que darle y ahora sólo queda esperar con fe. Más bien hablo de mi situación personal.

Sí, porque ya han pasado algunos meses desde que estuve destrozado, emocionalmente hablando, y ahora me encuentro en una situación donde las aguas están tranquilas y hay un sol parecido al de las nueve de la mañana durante el verano. A veces uno piensa que después de que algo muy fuerte acaba, no existirá nada más. Bien, al menos yo lo pensé. Sin embargo la vida continuó y pude salir del hoyo gracias a una personita muy especial, que pasaba una situación similar a la mía. Ambos nos tomamos de la mano y miramos hacia arriba, hasta alcanzar la claridad del nuevo día. Pasaron algunas cosas, y aunque ya nos soltamos las manos, seguimos estando ahí el uno para el otro.

Sin embargo, aquello que tanto mal me hizo pretende regresar, solapadamente, subrepticiamente, escondiéndose tras palabras inútiles. Pero ahora tengo la convicción para ignorarla, y hasta para odiarla, porque puede más el recuerdo de lo que me hizo que lo que alguna vez pude sentir por ella. No, muchas veces actué en contra de lo que sabía que era lo correcto. No más, se acabó, de hecho la mandaría a la mier*a, pero no lo haré por educación, pues al fin y al cabo soy un caballero. Limpié mi habitación y me deshice de sus cosas, que hedían a decepción, a su recuerdo.

Fuera de esto me va muy bien. Estoy pensando salir por ahí con una señorita, que no puede ser más evidente dándome señales de su interés, para despejarme un poco y recentrar mis miras. Quiero empezar de nuevo, quiero volver a sentir, tengo ganas de volver a andar de la mano, de acariciar una mejilla y de dar un beso a escondidas. Tengo ganas de ver unos ojos que brillen al mirarme, de oír unos labios que me digan lo que sienten por mí, de una piel que se estremezca al contacto de mis dedos. Me siento listo, por fin.

Pero no forzaré nada. Lo hice hace poco y se complicó lo que pudo ser una linda historia. Siempre se aprende algo de cada experiencia. Muchas veces se acaba maltrecho, pero indudablemente más sabio.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)