El Blog

Calendario

<<   Julio 2011  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

17 de Julio, 2011

Semifinales elesedéicas

Por PaulBB - 17 de Julio, 2011, 21:40, Categoría: Deportes

Porque sólo un viaje con LSD hubiera podido permitir alucinar este escenario que se ha presentado en las semifinales de la Copa América Argentina 2011. De los favoritos no quedó ninguno.

Empezamos con el primer encuentro del sábado, donde el favorito para avanzar era Colombia. Y su favoritismo era justificado; si bien sólo había logrado triunfos ante selecciones patéticas como las de Bolivia y Costa Rica, el partido que le hizo a Argentina era aval suficiente para confiar en la calidad de sus jugadores. Perú llegaba con el mismo libreto de los tres primeros partidos: muchísimo orden táctico para defender, en desmedro de su capacidad ofensiva. El primer tiempo fue como ver a Karpov moviendo sus fichas en un verdísimo tablero de ajedrez. La defensa peruana fue una puta muralla, cortando la zona donde Colombia es muy fuerte, el mediocampo, donde el toque de sus jugadores encabezado por un crack como Freddy Guarín es el arma más importante para lucir su juego. Pero de nada sirve todo si no hay héroes, y en el juego hubo tres: Paolo Guerrero, que peleó solo arriba; Juan Vargas, que aguantó muy bien a Camilo Zúñiga y que a base de potencia reventó ese lado izquierdo; y Juan Chiroque, un pequeñín que siempre había sido dejado de lado por su pobreza física, pero que lo que le faltó en kilos lo compensó con corazón. Claro, el orden de la selección peruana se vio ayudada por el arquero cafetero Martínez. Semifinales después de mucho tiempo. Todo esto es fruto de Markarián.

Pasamos al Argentina - Uruguay. Messi jugó el mejor partido en su selección que yo recuerdo haberle visto nunca. Corrió, metió, lució, rompió cinturas y desparramó rivales... pero solo. Al frente tuvo a once leones, que luego fueron diez dragones cuando Pérez se fue muy bien expulsado -se debió ir al primer minuto- y que hicieron que no pareciese que jugaban en inferioridad numérica. Uruguay es una selección con magia, con mísitica, esa camiseta celeste puede jugar bien o mal, pero siempre se sabe que va a dejar hasta el último miligramo de huevos. Unas líneas aparte merece lo del arquero uruguayo Muslera, que hizo tapadas epopéyicas, durante el juego y también porque le tapó el penal a Tévez que luego se traduciría en la eliminación gaucha. No lo entiendo. Jugadores de ese vuelo que caen eliminados y que sólo le pudieron ganar a la sub-22 de Costa Rica. Batista tiene que irse ya, pero no para que vuelva Maradona como piden muchos, porque también se fue goleado y abucheado. Yo, como amante del fútbol argentino, digo que es hora de un entrenador serio, y por qué no tal vez sea el momento de mirar fuera del país para escoger al técnico.

También pasó hoy Paraguay dejando atrás a Brasil en la definición por penales más bizarra que vi en mi vida. TODO el partido el equipo de Martino se metió en los últimos cuarenta metros, aguantando a los brasileños. Las ocasiones de gol fueron todas de los brazucos; pero los partidos se ganan con goles, no con ocasiones. Ratoneando Paraguay logró llevarse a los penales a un Brasil que marró todos los penales en una cancha que era una porquería, donde yo diría que fue un factor importante en la manera de ejecutar (sólo había que ver cómo se levantaba la tierra en cada disparo). Paraguay pasó, y al final eso es lo que queda. Una cosa más: el árbitro argentino Pezotta es una reverenda caca y es igual de favoritista que el miserable del paraguayo Amarilla. Increíble cómo cortó dos contragolpes paraguayos cuando Brasil estaba en inferioridad numérica.

Y al final Venezuela, que pasa por primera vez en su historia a semifinales, dejando atrás a una muy buena selección chilena, que toca y juega de un modo muy agradable a la vista. Venezuela no es sorpresa, al menos no para los que vivimos en esta parte del continente o que seguimos un poquito la evolución del fútbol llanero. Mucho orden, mucha disciplina, buena técnica, jugadores comprometidos con una idea de juego definida e irrenunciable, y un técnico que ya lleva muchos años en el proceso. No me sorprendió que pase a semifinales, y me gustó, para qué voy a mentirles. Este último lío de la causa que nos quieren expropiar los chilenos ha alimentado un poquito mi tirria hacia ellos.

¿Qué nos espera en semis?

Uruguay se va a enfrentar a Perú. Ambos llegan con la moral al límite y además con más garra que piernas debido a que ambos jugaron más de ciento veinte minutos. Los del maestro Tabárez con una baja sensibilísima como la del ruso Pérez, que ni Gargano ni Eguren podrán suplir a cabalidad. Perú llega con moral, sabiendo que no tiene nada que perder y sí mucho que ganar, puesto que pase lo que pase tendrá como mínimo un partido por el tercer puesto. Lo normal y natural sería que avance Uruguay. Este partido no será como el primero, donde ambos empataron a uno, y donde inexplicablemente Uruguay jugó tibiamente y sin el rigor que se les conoce. Markarián podría demostrar aquí de lo que es capaz.

Paraguay contra Venezuela es indescifrable. En el partido de la fase de grupos, donde a Paraguay es casi una tarea titánica hacerle un gol, Venezuela le hizo tres empatando un partido fantástico. Se sabe que la vino tinto no va a renunciar a su identidad futbolística y que va a salir a proponer, por lo que Paraguay, defendiendo bien, podría intentar matar de contra. Pero no veo a los paraguayos defendiéndose ante los venezolanos. Va a ser un rico partido donde espero que pasen los chicos de Venezuela. Es una cuestión de simpatía.

Como nota final, queda señalar un hecho curioso. No quedó ninguno de los cuatro del grupo del anfitrión, siendo dos de ellos eliminados en primera ronda o.O

¿Perú campeón? Por qué no, soñar no cuesta nada =)

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)