El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2011  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Noviembre del 2011

Mis 10 comidas favoritas

Por PaulBB - 30 de Noviembre, 2011, 19:53, Categoría: Personales

10. Tallarines verdes

Nada de spaghetti al pesto, esas son alienaciones. Acá bien criollo, con sus platanitos fritos, huevito duro y su buen bisteck o pechuga de pollo a la plancha; claaaarooo... Ese saborcito de la albahaca es genial, todo verde; a mí me gusta decirle El Hulk Gastronómico xD

9. Pan con Chicharrón

Un chanchito frito, jugoso, tierno, dentro de un pan francés y acompañado por riquísimos camotitos fritos y su respectiva sarcita criolla. Esto sí es un levantamuertos de campeonato. Es difícil que haya un mal pan con chicharrón, salvo que el que lo sirva sea un tacaño y no dé mucha carne. Una delicia marranil.

8. Mondonguito a la italiana

El popular "mondongo", que no es otra cosa que el estómago de la vaca, se corta en juliana (previamente sancochado) y se fríe en una preparación que incluye arvejitas, bastones de zanahoria, pimientos en juliana, cebollita y papas fritas, todo aderezado con el infaltable ají especial (o mirasol). Joder, cuando mi mamá prepara esto hay que esconder las ollas porque me como hasta lo que se cae al piso xD

7. Arroz con Pato

Que sería un remedo de una buena paella valenciana. Arroz verde, producto del culantro, con trocitos de zanahoria, arvejas y choclo, que acompañan al pato sofrito y que se terminan de cocinar juntos en la olla del arroz. Una particularidad de este plato es que el arroz se prepara con cerveza negra (malta) -además del agua- y que hace que el sabor sea de ututuy. Bien preparado, que no es tan fácil de que así sea, es un golazo, como los de mi gordito Ronaldo cuando jugaba en el Madrid.

6. Pavo navideño

Esto me loquea, será porque sólo lo como unos días al año, y hace que lo extrañe mogollón. Cada familia tiene su propia versión, en la mía el pavo es preparado por mi tía, y sé que lo prepara relleno, con papitas cocidas en el jugo, zanahorias, guindones, y acompañado de ensalada rusa, puré de manzanas y pan blanco (o de molde). Vaya, después de cada cena juro que no me puedo levantar de la mesa, y aunque duerma como un perro viejo todo el día siguiente, y libre una batalla de Stalingrado en el baño, el placer de comérmelo no me lo quita ni el Niño Manuelito. 

5. Pollo a la Brasa

Un engreído nacional. El sabroso sabor de un pollo cocido lentamente mientras gira y gira sin parar sobre unas brasas, y que hace que su piel sea dorada y deliciosa como pocas cosas en este mundo, no puede dejar de ser un infaltable en cualquier persona que lo haya probado alguna vez en su vida. Y no digo sólo peruanos, sino de cualquiera en el planeta. Acompañado sólo de papas fritas y alguna ensalada, es un maravilla sensorial. El gusto y el olfato alcanzan orgasmos uno tras otro mientras nos llevamos este noble ave a la boca.

4. Kam Lu Wantan

Últimamente me he vuelto muy afecto a este plato chino, y me parece una pasada. Trozos de cerdo, pato y pollo junto a camarones, langostinos y huevitos de codorniz, todos revueltos con piña, pimientos y verduritas chinas, amalgamados en una deliciosamente dulce salsa roja servida con los crocantísimos wantanes fritos... Pufff... Y yo suelo acompañarlo con un arroz chaufa de camarones o el especial (pollo, pato, cerdo, langostinos y huevo frito) que hace que la cara se me ilumine. Amazing.

3. Cebiche

Un plato que es tan simple como exquisito. Cubos de pescado crudo bañados con jugo fresco de limón y acompañados de cebolla en juliana y su respectivo ají, más sal y pimienta. Nada más. Ahora, la elección de los ingredientes es fundamental a la hora del resultado final: el pescado no importa, lo único imprescindible es que sea fresco; el limón tiene que ser el peruano, ese chiquito y verde, más ácido que Charlie Harper, y no esos limonzotes enormes y sin gusto que abundan en el continente, puaj; y la cebolla tiene que ser la rosada, no la blanca. Junten esto y acompañenlo con camotito sancochado, un poco de canchita, y si se les antoja, unos chicharroncitos de calamar, y tienen un plato emblema de la humanidad. Ah, y ese "cebiche" que hacen con ketchup y galletas es un ultraje. ¿Dónde pongo la denuncia?

2. Mega, de KFC

Las piezas crispy del Coronel Sanders son mi perdición. Esa crocancia espectacular, o jalarle la pielcita a la pechuga... OMG! Y ese sabor... Me excito de sólo pensar en ello xD Y dije Mega, y no pollo KFC, porque los Hot Wings me encantan, y los Nuggets son una maravilla. Varias veces he engullido Megas hasta casi quedar inconsciente y no poder respirar, pero valió la pena. Bendita sea la hora en que abrieron un local a unas cuadras de mi casa =D Mi única queja son las papas; cada vez me mandan menos. ¿O se las comerá el tipo que hace el delivery? o.O

1. Jalea de pescado y mariscos

Esto sí es una barbaridad. Vieiras, mejillones, almejas, calamar, pulpo, camarones, langostinos y pescado, todo arrebozado y servido con yuquitas fritas. ARGH!! ME VUELVO LOCOOO!! Recientemente tuve la chance de encontrar un restaurante donde lo almorcé dos días seguidos y cada vez estuvo más rica que la anterior. Fantástico, maravilloso, un poema es este plato, digno representante de los placeres gastrointestinales. Un plato de putamadre.

Y ya me dio hambre.

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Ese tipo de cosas...

Por PaulBB - 28 de Noviembre, 2011, 2:13, Categoría: Personales

Solos por la noche, acostados uno al lado del otro, mirando hacia el techo a oscuras, a la luz tenue de una ventana tras unas cortinas.

- Sí, también me gusta "Día de enero". "Antología" también es bonita.
- "Tú"... Ahi está, te dedico esa canción, amor.
- ¿Sí?
- "Te regalo mi cintura, y mis labios para cuando quieras besar. Te regalo mi locura, y las pocas neuronas que quedan ya"... Sobre todo eso.
- Jaja, cómo dices eso.
- "Mis zapatos desteñidos, el diario en el que escribo; te doy hasta mis suspiros, pero no te vayas más... Porque eres tú mi sol, la fe con que vivo, la potencia de mi voz, los pies con que camino. Eres tú, amor, mis ganas de reir, el adiós que no sabré decir... (con la voz quebrada) porque nunca podré vivir... (llorando) sin ti..."

Sólo te abrazo, mientras te refugias en mí, y miro esos ojos de donde se escapan lágrimas furtivas. Y pienso que son este tipo de cosas...

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

¿Un clavo saca a otro clavo?

Por PaulBB - 17 de Noviembre, 2011, 22:49, Categoría: Opinión

¿Cuántas veces hemos oído esta expresión, tan antigua como lo pueden ser los sentimientos que la inspiraron? Siempre que una persona anda por los suelos y dolida porque la pareja la ha dejado o engañado (o las dos cosas), nunca falta esa voz amiga, que en un intento por hacernos pasar el mal rato, nos sugiere este ejemplo de sabiduría popular. Sin embargo, ponerlo en práctica no es tan fácil como parece.

Y claro, todo depende de la relación de la que se acabe de salir, y sobre todo de cómo nos sintamos respecto de esa relación. Quizás si se trata de algo pasajero, o si no estuvimos muy comprometidos en el tema, es más fácil dar vuelta de hoja, e incluso no sentirnos mal sobre ello. Lo duro es cuando hemos querido mucho y no se puede dejar de pensar en esa persona.

Porque el periodo de duelo, en estos casos, es increíblemente largo y extremadamente doloroso. No se puede dejar de querer o recordar de un día para otro, ni tampoco existe la tecla Borrar en nuestro cerebro, esa bendita tecla que automáticamente nos recuperaría del pesar y nos pondría de nuevo en el camino. Es un proceso complicado, casi como recuperarse de una adicción, donde las recaídas abundan, y la fuerza de voluntad es la que hace la diferencia entre avanzar o quedarse en el hoyo. Y cuando la fuerza de voluntad no basta, es donde se sugiere al clavo.

Mas esta medida difiere en efectividad según se aplique en hombres o en mujeres, porque está hartamente demostrado que nuestras maneras de querer y de salir de una relación son muy distintas. Los hombres somos seres pasionales, reaccionamos acorde a nuestros impulsos; tras una relación fallida -en la mayoría de los casos- salimos diciendo "ella se lo pierde", e inmediatamente podemos enfilar nuestras atenciones a una nueva chica, a la que estamos dispuestos a querer, cuidar y proteger, como lo manda nuestro ADN. Una mujer en cambio, ante un rompimiento, puede pasarse mucho tiempo preguntándose qué hizo mal, a la vez que su mente está exclusivamente ocupada por ése, que aunque miserable, malo, canalla y sinverguenza, sigue siendo a quien ella ama; sigue siendo ése.

Entonces el famoso clavo, en estos casos, es muy probable que tenga la misma efectividad que si quisiera horadar una roca. Ella no puede darle su amor a un advenedizo, ni siquiera a un pretendiente que ella conozca bien. A lo mucho podrá darle unas sonrisas, unos besos y hasta algunas noches, pero cuando esté recostada en su cama y con la cabeza sobre la almohada, los últimos pensamientos del día, y quizás algún souvenir fugaz, estarán relacionados a aquél que la ha dejado. Porque cuando esté con el clavo indefectiblemente pensará en el otro y su cerebro se pondrá en piloto automático para ponerse a hacer comparaciones: él no le tomaba la mano así, él no la miraba de esa manera, él sabía hacerla reír, él sabía cómo hacerla llegar al cielo armado con sólo una mirada.

Al ser seres tan sentimentales, las mujeres necesitan de un golpe extremadamente fuerte -emocionalmente hablando- para poder reaccionar y darse cuenta de que todo ha terminado. Y sólo en ese momento un nuevo clavo podrá ir desplazando de a poquitos la herrumbre que dejó el anterior. Pero no entrará porque él lo quiso, de ninguna manera se trata de una victoria suya (no seamos ilusos), sino porque ella así lo decidió.

¿Y los hombres? Pues muy poco qué decir. El martillo está en el cajón de la mesa de noche.

Permalink :: 5 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Series que veo o vi, y por qué las vi.

Por PaulBB - 8 de Noviembre, 2011, 21:36, Categoría: Miscelánea

Two and a half men

Mi ex-serie favorita. Charlie, un hombre lujurioso, bebedor y apostador; su hermano Alan, un enamoradizo perdedor; y el hijo de este último, Jake, un chico idiota y despistado. Ahora, junten a los tres en la misma casa, y añádanle la visita ocasional de una madre sarcástica en extremo y los servicios de una ama de llaves cínica a más no poder: así era la receta de mi serie preferida. Charlie Harper (Charlie Sheen) fue mi ídolo, pues su sentido del humor es tan similar al mío que es imposible no adorarlo xD Las casi ocho temporadas que duró la serie con sus miembros originales son casi recurrentes en mi reproductor, cuando no tengo nada qué hacer, o si quiero ver algo mientras almuerzo. Lamentablemente Charlie Sheen tuvo que dejar el programa, y este Walden Schmidt (Ashton Kutcher) no pega ni con cola. Ahora Alan (Jon Cryer) pasó a ser el listillo, y esa no era la idea original del show. Hubiera sido preferible cortar por lo sano y rescindir los contratos, que continuar pervirtiendo la esencia de TAAHM. Por eso siempre vuelvo a mis ocho temporadas, pues sé que Charlie, Alan, Jake, Bertha, Evelyn y Rose no me van a decepcionar.

* Personaje favorito: Charlie Harper (Charlie Sheen). Extraordinario, maravilloso y comiquísimo. Aunque al principio debe ser odiado por las feministas, luego terminarán acabando enamoradas de él, como todas.

Friends

Esta fue la primera serie que seguí infaltablemente. Ross Geller, un paleontólogo intelectual (David Schwimmer); su hermana, Monica Geller, una chef maniática de la limpieza (Courteney Cox); Joey Tribbiani, un actor desempleado medio tonto (Matt LeBlanc); Phoebe Buffay, una masajista medio loca (Lisa Kudrow); Rachel Green, una ex niña rica apasionada por la moda (Jennifer Aniston); y Chandler Bing, un hombrecito del cual nadie sabe donde trabaja y que es una máquina de contar chistes (Matthew Perry). La verdad es que me he reído muchísimo con todos los episodios de las diez temporadas, y también he llorado =P Los guionistas de Friends han de haber sido de los tipos más talentosos que ha conocido la historia de las series de televisión. La desazón que sentí cuando vi el último capítulo de la décima temporada, sólo la he vuelto a sentir cuando vi los créditos finales de la segunda parte de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Así tanto me gustó.

* Personaje favorito: Chandler Bing (Matthew Perry), de quien he tomado algunas ocurrencias para mi vida diaria =P Mención especial para Rachel Green (Jennifer Aniston), que en las temporadas 1 y 2 estaba muy guapa y colchonable; y otra para Monica Geller (Courteney Cox), que desde las temporadas 2 a la 9 fue una delicia visual. 

The Big Bang Theory

Me gusta mucho, sobre todo la segunda y tercera temporada. La performance de Sheldon Cooper (Jim Parsons) es simplemente extraordinaria, aunque a mí me parece que a medida que pasan las temporadas, el personaje va perdiendo un poco el encanto que tenía al principio. Sin embargo la serie está tan bien apoyada en un argumento sui generis que casi no hay forma de echarlo a perder, y las incorporaciones de personajes que le han ido haciendo, sobre todo la de Amy Farrah Fowler (Mayim Bialik), son excelentes anotaciones.

* Personaje favorito: Sheldon Cooper (Jim Parsons). Fantástico hipocondriaco-paranoide.

Mike & Molly

Esta serie pinta para convertirse en una de mis Top 5. Es cuando menos particular: Mike Biggs (Billy Gardel), un policía pasadito de kilos y con poca experiencia en el amor se empareja con Molly Flynn (Melissa McCarthy) una profesora de primaria bastante decidida y algo gordita, desencadendo en situaciones divertidísimas, ayudados por la hermana de Molly, Victoria (Katy Mixon), una marihuanera algo lenta; la madre de ambas, Joyce (Swoosie Kurtz), una mujer liberal y desinhibida; el compañero de Mike, Carl McMillan (Reno Wilson) un policía fresco y graciosón (y negro); el camarero de la cafetería donde siempre comen, Samuel (Nyambi Nyambi), un senegalés irrespetuoso; y la madre de Mike (Rondi Reed), una mujer que nunca sonríe y que sobreprotege a su hijo. Recién van temporada y media, pero no me la pierdo por nada.

* Personaje favorito: Carlton "Carl" McMillan (Reno Wilson), el compañero policía de Mike. Y mención especial para su abuela, "Nana" (Cleo King), una cantante de gospel que dice frases de antología ("Te meteré el pie en el trasero, tanto, que parecerá Moisés con el Mar Rojo").

The new adventures of old Christine

Buena para ver cuando ninguna de las anteriores está disponible. Christine Campbell (Julia Louis-Dreyfus) es una mujer separada dueña de un gimnasio para mujeres que vive con su hijo pequeño y su hermano Matthew (Hamish Linklater), un hombrecillo mediocre y desanimado. La protagonista es llamada "la vieja" Christine, porque su ex esposo Richard (Clark Gregg) está emparejado con una chica algo cándida y notablemente menor que ella, que también se llama Christine (Emily Rutherfurd). Todo esto se adereza con la mejor amiga de Christine, Barb (Wanda Sykes), cuyo humor negro es bastante chispeante.

* Personaje favorito: Christine Campbell (Julia Louis-Dreyfus). Siempre es agradable ver a una mujer con sentido del humor, así sea tragicómico.

Dinosaurios

Los Sinclair, un grupo de, precisamente, dinosaurios, habita en Pangea, haciendo un símil de la familia tipo: Un padre (Earl) bastante necio y torpe, una madre (Fran) hacendosa y detallista, un hijo mayor (Robbie) contracultural pero de valores morales sólidos, una hija adolescente promedio (Charlene) preocupada en las amigas y la ropa, y un bebé (Bebé) que demuestra pleno desinterés en el padre, sólo haciendole caso a su mamá; y no olvidar a la suegra de Earl, que sólo está para insultar al yerno e incitar a su hija a que se consiga un amante (lol). Todo esto aderezado con distintas especies de dinosaurios y unos muy interesantes efectos especiales, donde los personajes movían los labios, párpados y dedos con total naturalidad. Lo genial de esto, es que con mucho humor nos hacían reflexionar sobre diferentes aspectos de la problemática de nuestra sociedad: la discriminación, la vida y la muerte, la amistad, las tradiciones, el amor, la solidaridad y muchas más. Ojalá la volvieran a repetir.

* Personaje favorito: Robbie Sinclair. Un chico que siempre cuestiona las tradiciones sociales, pero de buen corazón.

Los años maravillosos

Contaba, capítulo a capítulo, la vida de Kevin Arnold (Fred Savage) y su vida desde la secundaria hasta que se hace mayor y se vuelve papá (en el último capítulo). De padre cascarrabias y veterano de Corea (Jack Arnold - Dan Lauria), madre abnegada y buena (Norma Arnold - Alley Mills), una hermana mayor hippie (Karen - Olivia D'Abo) y un hermano mayor (Wayne - Jason Hervey) con quien se lleva bastante mal, busca siempre el refugio de su mejor amigo, un judío de buenos sentimientos y muy leal (Paul Pfeiffer - Josh Saviano), y de la chica de la que siempre estuvo enamorado (Winnie Cooper - Danica McKellar), y que tras muchos eventos logró conquistar, o bueno, algo así. Creo yo que sin ser mi serie favorita, sí es la más bonita que he visto. Todos los capítulos dejaban siempre algo bueno, un análisis o algún consejo sobre la vida y las vicisitudes a las que nos enfrentamos todo el tiempo, ya sea al pelear con un amigo, al discutir con nuestros padres, al cuestionar nuestra conducta, y muchas lecciones así. Aparte que el estilo en que se desarrollaba el programa, con un narrador (el mismo Kevin, pero ya adulto), me gustaba mucho. Yo creo que hacen falta emisiones de este tipo en estos tiempos.

* Personaje favorito: Kevin Arnold (Fred Savage). Creo que todos hemos sido como él, al menos alguna vez en nuestra vida.

Candy Candy

Me llega al chómpiras si me dicen gay, pero este anime lo vi cuando era chico, y aunque no creo que lo volvería a ver, no me arrepiento de haberlo seguido, y hasta llorado con él xD Trata sobre la historia de Candy Blanca, y todas sus desventuras desde que es adoptada en el Hogar de Pony cuando estaba muy pequeñita, y yendo de desdicha en desdicha, sin que eso le impida conocer el amor verdadero, hasta su vuelta al mismo lugar de donde salió, cuando vuelve -ya hecha una señorita- para dedicarse a los niños sin hogar, como ella alguna vez lo fue. Esta serie está dirigida a las chicas, definitivamente, y por eso creo que la ví con mis hermanas =P Ahora que lo pienso, no recuerdo cómo la empecé a seguir, pero a mí se me hizo una historia lindísima. Y alguna pista del soundtrack es preciosa.

* Personaje favorito: Terreuce "Terry" Greum Grandchester. El segundo gran amor de Candy, a quien conoce mientras está en el Colegio San Pablo, en Inglaterra. Un chico relajado, rebelde y guapo.

Alf

Un extraterrestre de campeonato en su nave espacial se estrella una noche en el tejado de la familia Tanner, logrando llenar sus vidas de situaciones comiquisimas. Gordon Shumway, quien es llamado Alf por ser las siglas de Alien Life Form, logra de a pocos convertirse en un miembro más de la familia, ganándose el cariño de los integrantes (los esposos Willie y Kate, y los hijos Lynn y Brian), menos del gato Suertudo, quien es constantemente acechado por Alf para convertirlo en su cena. La versión en inglés me parece más divertida que el doblaje en español.

* Personaje favorito: Gordon Shumway "Alf", definitivamente. De gran corazón, aunque a veces sea poco consciente de todos los problemas que ocasiona su falta de tino. 

Luego vi otras series, algunas de las cuales seguí con interés, como Los Caballeros del Zodiaco y Los Supercampeones (y pongo sus nombres en español porque sólo las vi mientras las dieron en la tele, no compré dvd's o algo parecido, ni mucho menos las vi en japonés); otras las vi esporádicamente, como Los Simpsons, que aunque me hace mucha gracia, nunca me he animado a ser un fiel seguidor. También recuerdo Mi Bella Genio (guapísima Barbara Eden "Jeannie", a mi mamá le caía odiosa), Hechizada (guapísima Elizabeth Montgomery "Samantha", mi mamá la adoraba); Sabrina, la bruja adolescente, por la trama y porque Melissa Joan Hart era todo un bombón. ¡Y cómo olvidar a Chespirito! Recientemente alguna vez vi Zoey 101 y Los Hechiceros de Waverly Place, pero más que nada porque soy un pervertido xD

Mención aparte para The Girls Next Door, que fue el reality de las conejitas que vivían en la mansión Playboy, del gran Hugh Hefner. Nunca me gustaron, y de hecho no me gustan, las chicas con siliconas, pero yo estaba seriamente enamorado de Holly Madison =P

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Sobre Ernesto "Che" Guevara

Por PaulBB - 4 de Noviembre, 2011, 1:00, Categoría: Opinión

Camisetas, gorros, calcomanías, tatuajes, pósters y hasta películas. Personas de todo el mundo lo admiran, artistas se han inspirado en sus acciones, díscolos boxeadores como Mike Tyson lo llevan en el abdomen, y hasta ídolos futbolísticos como Diego Maradona lo llevan en el brazo derecho, a manera de un dibujo eterno.

Guevara una vez dijo: "Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie". Estas palabras no pueden merecer sino un aplauso.

También señaló: "Ha pasado un camión del ejército, el mismo de ayer, en la parte de atrás dos soldaditos envueltos en una manta. No he tenido el valor de dispararles ni he tenido suficientes reflejos para capturarlos". Tan piadoso, Guevara, tan compasivo. Razones hay para sostener que este señor fue un ejemplo para la humanidad.

Y no tienen idea de quién fue ni de lo que hizo. Ernesto "Che" Guevara no era compasivo, ni piadoso, ni mucho menos era un ejemplo para la humanidad. O sí, me rectifico, podría ser un ejemplo, pero de los límites que puede alcanzar la ruindad humana, el salvajismo y la desverguenza. Sí, porque Guevara es un falso valor, Guevara es un ídolo de barro que se destruye a medida que le cae encima la lluvia de la historia y la verdad. La fama del "Che" se tambalea y fenece cual bote azotado por la tempestad y aguas bravas del ojo crítico de su dizque "obra". Guevara no es más que un vil y vulgar asesino.

Entonces, ¿cómo se explica que haya tantas personas que admiran a este sujeto, que invocan su nombre, que lo lleven en sus ropas? La única explicación es que sus admiradores no conozcan a fondo la historia y los hechos relacionados a este romántico, que al igual que Hitler, actuaron guiados por el dominio de sus convicciones. Para ellos el argentino representa el heroísmo y la libertad. La verdad es que este señor encarnaba conceptos diametralmente opuestos a los que se le suponen.

En abril de 1967, en su mensaje a la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, Africa y América Latina, Guevara aseveraba: "El odio como factor de lucha, el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una eficaz, violenta, selectiva y fría máquina de matar". Esto era Guevara, una sanguijuela sedienta de sangre, una aberración humana que estaba dispuesta a matar a quien se cruzara en su camino. Un criminal que fusil en mano era capaz de segar una vida con la misma soltura con la cual uno se desembarazaría de una flema.

¿Pero tan acabado está el mundo y el ser humano para idolatrar a este hombre? En 1957, Guevara, (que con Fidel Castro eran miembros del grupo armado Movimiento 26 de julio) desembarcaban en Cuba, provenientes desde Veracruz, México, el Che le escribía estas líneas a su esposa, palabras recogidas en su libro Ernesto: Una Biografía del Che Guevara en Sierra Maestra: "Estoy en la manigua cubana, vivo y sediento de sangre". Este psicópata, este lunático desequilibrado mental era más peligroso que un mono con metralleta. Tan sediento de sangre, que cuando Fidel Castro logró derrocar finalmente a Batista, el carnicero Guevara, junto a su tropa, la llamada Columna N° 4 del Ejército Rebelde, él mismo se dedicaría a supervisar los juicios y ejecuciones sumarias, y hasta empuñar el fusil y vomitar la pólvora para acabar con la vida de los opositores a la revolución. Gente de rodillas y ojos vendados, a quienes les leían sus "delitos" y su condena, y que luego eran ultimados a manos de este homicida y sus secuaces. ¿Alguna vez han visto a los extremistas musulmanes degollando prisioneros y grabándose para pasarlo a las televisiones? El mismo asco y la misma repulsión merece este mamarracho humano, este Guevara ruin.

"¡Ante la duda, mátalo!", decía el rufián. Este miserable que no dudaba en entrar a instalaciones privadas y aniquilar a seres humanos mientras dormían, como han señalado Pedro Crozo y Luis Guardia, investigadores que se han especializado en los hechos de la revolución, y que toman testimonios de Marcelo Fernández-Zayas, un ex revolucionario. Cuando Guevara fue puesto al frente de la dirección de La Cabaña, un establecimiento para recluir a los enemigos del régimen, y bajo el encargo del otro criminal Fidel Castro, toda su sed de sangre se desató. Durante 1959, en un edificio construído para 300 se hacinaban 800, como bien relata Javier Arzuaga, el capellán encargado de enviar las almas al descanso eterno de los ejecutados por el asesino Guevara. No sólo eran soldados leales a Batista, sino también había policías, comerciantes, periodistas y hasta campesinos que no comulgaban con las ideas comunistas. Los jueces no eran letrados, no, sólo eran personas imbuídas del pensamiento castrista que condenaban a los prisioneros y posteriormente eran ejecutados; sin derecho a la defensa, ni a un abogado, ni a nada. Eran ejecutados antes de que cantara el gallo.

Pero no sólo eso, Ernesto Guevara era también un ladrón, un vil y puerco asaltante, que no dudó en expropiar e instalarse en un palacete cubano tras el triunfo de Castro, y que ordenaba a sus secuaces asaltar bancos, como consta en una carta enviada a Enrique Oltuski, su subordinado, en noviembre de 1958, al considerar que como el pueblo no tenía dinero en los mismos, había plena libertad y derecho para tomarlo. Canalla y delincuente, así era Guevara.

Mas tambien el Che sería parte de la maquinaria asesina que crearía el campo de trabajos forzados de Guanahacabibes, donde él mismo diría: "A Guanahacabibes se manda a la gente que no debe ir a la cárcel, la gente que ha cometido faltas a la moral revolucionaria de mayor o menor grado... es trabajo duro, no trabajo bestial". En 1965, en Camaguey, siguiendo el modelo del campo mencionado, se crearía un campo de concentración (sí, como los nazis) donde los disidentes hartos de la gangrena comunista, los homosexuales, los enfermos de sida, los testigos de Jehová, entre otros, eran montados en buses como ganado y enviados al matadero, donde les eran arrancadas sus vidas.

Ésta es la lacra comunista, bazofia que es buena a la hora de matar, pero que a la hora de dirigir a la nación y al Estado no hace sino arruinarlos, como bien demostró Guevara cuando fue Director del Banco Nacional de Cuba y luego Ministro de Industria, veces en las que imprimía billetes con la firma de "Che" y que posteriormente arruinó el movimiento exportador azucarero que hacía de Cuba una potencia mundial en ese ámbito económico. Así era Guevara, quien profetizó que en 1980 Cuba tendría el mismo ingreso per capita que los EE.UU. en 1965, y que la historia diría que años después los cubanos sólo tendrían arroz y frijoles, racionados ambos, para comer todos los días, carne cada seis meses, un huevo por semana.

Además, el guerrillero experto, el brazo vigoroso de la lucha armada que era Guevara, organizó también otras expediciones armadas en Haití, República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Bolivia y hasta en el Congo. Fracasó en todas. ¿Cuál es el mérito entonces de este matarife? ¿Cuál es el valor de este hombre que en su estancia en Bolivia decía que a los campesinos había que utilizarlos como carne de cañón, "pues habían muchos más"?

No, no y mil veces no. Ernesto Guevara no es ejemplo de nada, y no es ejemplo para nadie. Un tipo así sólo podría ser reivindicado por ignorancia o por mala fe, porque ninguna persona con dos dedos de frente avalaría sus atrocidades, o sus métodos, rancios exponentes de la miseria y maldad humana. Éste es uno de los símbolos de la izquierda, del comunismo, ideología que no ha hecho sino destruir todo lo que su putrefacta mano toca. Estandarte de cuánto se puede degradar una especie, adalid de la inmundicia.

Ese es Ernesto "Che" Guevara.

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)