El Blog

Calendario

<<   Marzo 2012  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Polémica: ¿Eres lesbiana sin saberlo?

Por PaulBB - 21 de Marzo, 2012, 22:07, Categoría: Opinión

¿Cuántas veces no hemos visto a chicas, generalmente amigas, jugando a tocarse, acariciarse, e incluso a darse besos en la boca? ¿En qué momento pasó esta práctica a convertirse en algo "normal"? ¿O es que hay algo más detrás?

Empecemos diciendo una cosa: parece que con la sociedad actual, todo el rollo de la liberación femenina ha permitido a las mujeres zafarse de muchísimos tabúes y prejuicios, sobre todo en el ámbito sexual. Uno de ellos es justamente ese, ser libres de expresarse físicamente. Siglos de represión se liberan hoy como caballos desbocados, sedientos de lujuria.

Pero no, ellas nos dicen que les gusta experimentar. Ahí tenemos a la riquísima Katy Perry diciendo que besó a una chica y le gustó. Bueno, no sé que tanto le habrá gustado, pero la que besó a Katy seguro que la pasó pipa. Y es que hay un hecho que es incontestable: las mujeres son deliciosas.

Todo en el cuerpo femenino es una invitación al placer carnal, al delirio, al jugueteo sexual, un llamado a la lujuria. Empecemos por su forma de caminar, tan grácil, recordándonos a un cervatillo, yendo casi en puntas de pies; si llega de frente no se puede dejar de admirar sus senos, sean del tamaño que sean, son esas protuberancias que saltan a la vista, que todos desnudamos con la mirada; seguimos bajando y vemos su cintura y caderas, impulso animal que nos quedó de la evolución y que nos remite a la idea del apareamiento; sus piernas, pilares que sostienen el templo de su cuerpo y en cuyo meridiano está la fuente de ambrosía; y cuando se marcha no podemos dejar de contemplarle la colita, embelesados por el contoneo sentimos el instinto del león y ponerle la pata encima como él lo haría con una gacela. Y hay más, el perfume de su cabello que nos lleva al éxtasis, la suavidad de su voz que nos excita sólo al oírla, la suavidad de su piel, la picardía en su mirada... Las mujeres tienen las armas necesarias para dominar al mundo.

Una vez descrito todo esto, es casi imposible de imaginar que una mujer no pueda sentirse atraída sexualmente por otra de su género. Al contrario, es de lo más natural. Es entendible. Los hedonistas hasta lo considerarían aconsejable. El espectáculo de ver a dos mujeres retozando entre ellas es la idea de la perfección sexual.

Ahora, eso es una cosa. Una vez comprobado que la homosexualidad femenina, léase lesbianismo, es latente, sólo queda descubrir el punto en el cual una de ellas puede declarase lesbiana. Esto es muy improbable; hasta el nombre mismo es refeo. Queda la bisexualidad, comportamiento muy común en estos tiempos. ¿No me crees? Pregúntale a alguna de tus amigas o a tu novia por la chica más guapa que ella conozca, la irresistible, y luego pregúntale si estaría dispuesto a tener sexo con ella. Una risita nerviosa y un tímido "no" obtendrás por respuesta, si es que la chica cuestionada es del tipo conservador; si es más liberal es posible que no te responda verbalmente, pero su sonrisa y su mirada sexy te dirán la respuesta. Aventurándome a dar cifras, yo diría que un 90% de las mujeres estarían dispuestas en mayor o menor grado a tener contactos sexuales con otra mujer, yendo desde las caricias o besos, hasta el dulce sesentaynueve.

Es que hasta la idea es magnífica. ¿Qué es más excitante, ver a Orlando Bloom y Zac Efron besándose en un jacuzzi, o a Megan Fox junto a Mila Kunis acariciándose desnudas sobre una pradera? Creo que está clarísimo.

Lo que quiero decir es que dos hombres, por más guapos o atractivos físicamente que sean, nunca lo serán al nivel de dos mujeres. Ahora, la batalla no está perdida para nosotros. Aparte de nuestro semen aún nos requieren para esos momentos donde necesitan que las traten con algo de rudeza. Cuando tienen ganas de sentir manos grandes sobre su cuerpo, dedos fuertes estrujándolas, voces graves en su oído y olor a hombre sobre su cama, entonces somos los compañeros ideales. Y acabo de mencionar otro punto más por el que la homosexualidad femenina es más entendible que la masculina. ¿A cuántos hombres les emociona lo que acabo de decir un par de líneas atrás?

No es sorpresa decir que la fantasía sexual más extendida entre los hombres es la de estar en un trío, es decir, tener relaciones con dos mujeres a la vez. No es casualidad.

Por mí, ¡que vivan las lesbianas!

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)