El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Y tú, ¿darías la vida?

Por PaulBB - 5 de Septiembre, 2012, 0:17, Categoría: Opinión

Hace pocas semanas, en el programa El valor de la verdad, conducido por el periodista Beto Ortiz, se presentó el suboficial Millones, de la Policía Nacional, combatiente en la lucha contra el terrorismo que se da en estos momentos en la selva peruana. La última pregunta, la del premio mayor, fue si él daría su vida por el Perú. Él respondió que sí. Tras segundos de tensión, el detector de mentiras confirmó que el suboficial no mentía: él daría su vida por su país.

Recuerdo a muchos, y yo mismo hasta hace algunos años, opinando que él es un romántico inconsciente, que cómo iba a dar su vida, cómo estaba dispuesto a morir por algo tan abstracto y tan subjetivo como el concepto de la patria propia. Yo encuentro que sí se puede, y que sí daría mi vida, como el suboficial Millones, por mi país. Pero, ¿por qué?

Porque el Perú, o el país de quien me esté leyendo, no es un simple trozo de tierra delimitado por fronteras. La patria no es el lugar donde los pillos roban y corrompen. La patria no es el lugar donde el poderoso se apodera del chico, donde la mentira es moneda corriente, o la falta de valores es pan de cada día. No, ésa no es la patria, tu patria.

La patria es el lugar donde naciste, donde tus ojos vieron la luz por vez primera. La patria es el lugar donde nacieron tus hermanos, tus padres, tus abuelos. La patria es el lugar donde están enterrados tus antepasados. La patria es la casa donde vives, el parque donde jugaste, el colegio donde estudiaste, la universidad a la que fuiste. La patria es tu familia, tus amigos, tu pareja. La patria es ese suelo donde se ha hecho tu vida, donde ahora mismo estás sentado leyendo estas líneas. La patria es la tierra donde caminarán tus hijos, donde jugarán tus nietos.

¿Cómo no dar la vida por todo eso?

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)