El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

30 de Septiembre, 2012

Fujimori: ¿Indulto o prisión?

Por PaulBB - 30 de Septiembre, 2012, 15:21, Categoría: Opinión

El presidente Humala le hizo fama al popular adagio que dice "el pez, por la boca, muere". Nuestro ínclito mandatario respondió, ante la posibilidad de indultar al expresidente Fujimori, debido al cáncer que padece, que a su despacho no había llegado ninguna solicitud de esta gracia presidencial, y que si la familia quería este beneficio, debería empezar por solicitarlo. Rápida de reflejos, el clan Fujimori anunció a los medios de comunicación que iniciarían los trámites. Ahora la izquierda -tanto caviar como huevera- se está jalando los pelos ante la posibilidad de que Alberto Fujimori quede en libertad.

Dejando de lado los aspectos jurídicos, donde ya ha quedado demostrado que sí es procedente el indulto humanitario ante caso de enfermedad terminal, es más importante aquí el aspecto político de esta situación. Si Humala libera a Fujimori se estaría echando encima a la bulliciosa minoría roja que, nos guste o no, tiene al Perú agarrado de los cojones. Nuestro país vive sometido a los mandamientos de este grupúsculo que hace y deshace con complacencia de nuestra clase política, a la cual le tomas un par de carreteras y le quemas cuatro llantas y se bajan los pantalones. Si Humala procede a indultar a Fujimori, se le levanta la caviarada (las ONG, la CIDH, los inefables Álvarez Rodrich, Rosa María Palacios, el "garante" Mario Vargas Llosa, entre otros) como la hueverada, es decir, la izquierda pobre (Mario Huamán y su CGTP, el SUTEP, Gregorio Santos), le arman el toletole y comienza el desmadre.

En el caso de que niegue el indulto, entonces se estaría echando la soga al cuello en el Congreso, donde la bancada fujimorista es la segunda más importante debido a su número de congresistas, y mal que bien, están sosteniendo la gobernabilidad del país. Por otro lado, no hay que olvidar que el núcleo duro del voto fujimorista siempre se ha mantenido alrededor del 20% de la población nacional. ¿Qué debe hacer Ollanta Humala?

Yo estoy a favor de indultar a Alberto Fujimori. Y por varias razones. La principal tal vez es que se trata de un expresidente de la república, y no cualquier presidente, sino quien logró capturar a los cabecillas de las dos bandas de criminales que tanto luto le provocaron al país, Abimael Guzmán de Sendero Luminoso, y Víctor Polay del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Se trata del hombre al que mucha gente, entre la que me incluyo, ve como a quien liberó al Perú de las fauces del lobo aterrador a las que nos entregó la pasividad de Fernando Belaúnde y el joven Alan García.

Por otro lado, Fujimori es ya un hombre mayor, muy mayor, al que ya se le ha hecho pasar la verguenza de haberlo puesto tras las rejas en un juicio que vio la televisión mundial, y que fue condenado por la alucinante teoria de la "autoría mediata", donde lo que hacían los militares subordinados tenía que saberlo necesariamente Fujimori. Que se cuide Humala, que mañana un teniente del Ejército viola a dos mujeres estando borracho, y Ollanta va a la cárcel por la "autoría mediata".

Es cierto que el segundo e inicio del tercer gobierno del japonés fueron la corrupción personificada, donde había más pillos, rufianes y delincuentes que moscas en un muladar, pero los culpables de tales delitos están ya presos y purgando condenas justas. Además, el éxito del Perú hoy como país se inicia con las reformas económicas implementadas en el gobierno de Fujimori y trabajadas por su ministro de Economía, Carlos Boloña, quien fuera innoblemente perseguido años después. Gracias a ellos hoy somos lo que somos, y no gracias el lenguaraz y mitómano Alejandro Toledo, que se pasea por el mundo dándose ínfulas de gran estadista, cuando no fue sino un bocazas que tuvo la suerte de tener a Pedro Pablo Kuczynski y Carlos Ferrero a su diestra y siniestra.

Cuando alguien mata a otro, inmediatamente pierde el derecho moral a preservar la vida propia. Acabar con la existencia de una persona sólo encuentra reparación con el exterminio del que mató. Fujimori combatió a aquellos que mataron a peruanos como ellos, amparados bajo ideales estúpidos y lisérgicos. Los que se oponen al indulto de Fujimori son los simpatizantes de tales ideas y los familiares de los terroristas desgraciados que murieron bajo el oprobio de nuestra nación. Justamente, los izquierdistas, socialistas, comunistas y progresistas, que de alguna u otra manera están emparentados con las ideas radicales que desangraron nuestra patria, son quienes ponen el grito en el cielo ante la liberación de Alberto Fujimori.

¡Ladran los perros, presidente Humala! Adelante, libere al anciano expresidente que padece esa terrible enfermedad y no se deje amedrentar por esa caterva roja que es la pus de las puñaladas que nos dejó el terror. Cúbrase de gloria, Ollanta, que la gente agradecida será más que la chapucera piara estridente. Libere usted, presidente, a Alberto Fujimori.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)