El Blog

Calendario

<<   Enero 2013  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Voces del más allá

Por PaulBB - 25 de Enero, 2013, 13:10, Categoría: Miscelánea

Las oí por primera vez hace unos diez años, y fue francamente impresionante. Sonidos que no eran de aquí, pero sin embargo estaban registrados, y eran claramente audibles. Palabras, frases o imprecaciones de personas que alguna vez estuvieron en este mundo, y de quienes ahora sólo quedan segundos de audio, donde expresan a veces dolor, angustia u horror. ¿Voces de los muertos? Tal vez sí, tal vez no. Quién sabe. Pero están ahí. Y se oyen.

Las psicofonías son eso, grabaciones donde se registran voces de personas o animales que son imperceptibles al oído humano, y que sin embargo se pueden oir luego en la grabación. En la década del 60, un sueco llamado Friedrich Jurgenson hacía algunas grabaciones en un bosque para utilizarlas luego como fondo en un documental que estaba preparando. Al oirlas se dio cuenta de que, además de los sonidos de la naturaleza, había una especie de voz que se colaba y hacía inservible los sonidos. Al día siguiente vuelve a poner grabadoras, seguro de que alguien había hablado en los alrededores, y cuando oye las cintas, vuelve a oir la voz, pero esta vez con total claridad, y reconoce a la voz de su madre que le decía: "Friedel, mi pequeño Friedel, ¿puedes oírme?". Lo sorprendente del caso es que sólo su madre le llamaba por eso nombre, y ella ya llevaba muerta varios años.

Jurgenson, obsesionado, dedicó el resto de su vida a investigar estos fenómenos, que a posteriori fueron retomados y profundizados por otros más en todo el mundo. Existen infinidad de grabaciones, muchas de ellas realizadas en campanas de vacío (para garantizar la nula interferencia de agentes externos) donde se pueden apreciar estas voces. Claro, grabarlas no requiere mucha ciencia: basta dejar un grabador cualquiera en un lugar y luego escuchar lo obtenido a ver si se registró algo. Es usual la práctica de hacer una pregunta suelta en un cuarto vacío, del tipo "hay alguien aquí" o "quién eres" y dejar grabando por un buen rato para volver a escuchar lo obtenido después. Personalmente nunca lo he hecho ni lo recomiendo, me da mucha grima saber que alguien me puede responder. Menos aún lo haría en mi casa.

Pero, si no es un muerto quien nos habla, ¿qué podría ser? Hay muchas teorías, ninguna de ellas comprobada aunque fieramente esgrimidas por los escépticos. Algunos hablan de "ventrilocuismo inconsciente" (wtf), interferencias radioeléctricas y psicoquinesis (la persona que hace la grabacion registra con la mente los sonidos que luego se oyen, osea, más "wtf"). Luego hay quienes creen que son extraterrestres los que dejan sus voces...

Una teoría interesante es que las voces que se pueden oir no son de muertos queriendo comunicarse con nosotros, sino de voces que quedaron flotando en el aire, o en alguna otra dimensión, y que pueden ser recuperadas eventualmente de esta manera. Es como si hoy habláramos por teléfono con alguien y cincuenta años después apareciera nuestra conversación en una psicofonía. De hecho, Alva Edison, hacia el final de sus días, estaba convencido de poder crear un aparato que pudiera registrar las voces del pasado, las voces de otro tiempo. Por ahí tenía razón, quién sabe.

Puesto que ninguna hipótesis es lo suficientemente consistente ni comprobada científicamente, yo me inclino a pensar que son voces del más allá, de espíritus o almas que de algún modo se las arreglan para decir algo. Sí, creo en esas cosas, tengo derecho =P

Ahora oigamos algunos ejemplos. El primero es de 1974, grabado en un cementerio en Cataluña por el ya fallecido ingeniero químico Sinesio Darnell. Hago la salvedad de mencionar la profesión para que no se crea que es un charlatán o un pseudocientífico aparecido que dejó de leer horóscopos para dedicarse a estas cosas. En la grabación se puede oir la voz de un niño, fenómeno no poco usual en las psicofonías. "Y yo qué hago aquí":

En esta otra, el investigador Pedro Amorós consigue, en el año 2003, en Jaén (España), en una casa con una historia bastante particular que alguna vez contaré por acá, una voz que expresa una orden: "Matar a él":

Finalmente, ésta de 1998. Pedro Amorós nuevamente, que esta vez no va a ningún cementerio ni casa encantada, sino que la graba en el laboratorio de su casa. Es otra voz de niño, cuya particularidad es que al analizar el espectro de las ondas sonoras, éstas se van acercando al micrófono. A la pregunta del investigador "de dónde provienen las psicofonías", el niño respondió "¡Acércate!" (si no se abre el reproductor lo pueden bajar desde aquí):

En conclusión, estos son fenómenos reales e inexplicables donde cada quien puede tener su propia teoría sobre cómo se producen. Para los que creemos que existe un mundo que no conocemos, un mundo de donde no tenemos las respuestas, esto seguirá siendo lo que ha venido siendo desde hace más de sesenta años: un misterio, algo que escapa a nuestra comprensión.

¿Son muertos, realmente? ¿Son voces del tiempo? Hagan la prueba pero, cuidado, no hay que abrir puertas que es mejor mantener cerradas. Para siempre.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)