El Blog

Calendario

<<   Marzo 2017    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

Humor

Descubren a cabra que no tira al monte

Por PaulBB - 24 de Octubre, 2011, 23:33, Categoría: Humor

Desde hace dos semanas, una cabra montesa se pasea con solera por las calles de la ciudad de Lima. Por su especie, muy abundante en los Andes centrales, se cree que puede haber llegado a la ciudad de los Reyes por sus propios medios, pues nadie la ha reclamado y, según algunos testigos, es una cabra "muy independiente y con pinta de valerse por sí misma". El animal, pues, ha demostrado que la frase hecha "la cabra siempre tira al monte" carece de solidez científica. Muy al contrario, la cabra de la concordia tiene un carácter muy urbano y se sospecha que sabe parar taxis.

"Yo ya la he visto un par de veces, se mueve mucho por el centro", dice un ciudadano limeño. "La ves poniéndose muy derecha y levantando una de las patitas con cara de indiferencia siempre que pasa un taxi por delante suyo. Eso sí, nunca la he visto parar ninguno. Esta cabra tira a la ciudad, eso está claro. Parece disfrutar haciendo ruido con sus pezuñas sobre el asfalto".

"Una vez me acerqué para darle de comer y me hizo como ascos. Luego vi que se alejaba y que entraba en un Starbucks", comenta otro testigo. "No sé cómo se lo montó, si lo robaría o qué, pero salió de allí con un sandwich vegetal entre sus fauces. Es tan creída que, si no fuera por el pelo, parecería una protagonista de Sex in the city. La cara de la protagonista ya la tiene. Es como las típicas personas de pueblo que van de urbanas y modernas y se vienen a vivir a la capital y entonces se dan muchos humos, como olvidando que han nacido en un establo".

Las compañías de taxis no niegan el hecho de que la cabra se pone de pie como intentando parar un vehículo, pero admiten que no le prestan servicio. "No es que seamos racistas de cabras, es que no lleva bolso. Y si no lleva bolso no sé cómo va a pagar la carrera", reconoce un taxista.

Pancrasia Cabrejos, presidenta en el Perú de la protectora de animales PETA, cree que es inadmisible que un servicio público tenga tantos prejuicios hacia los rumiantes. "Dicen que no lleva bolso, pero es que a lo mejor busca un taxi para acercarse al Jockey Plaza y comprar uno. ¿No tiene derecho una cabra a llevar un Louis Vuitton? Son muchos los que creen que lo único que nos distingue de los animales es el shopping. Pues bien, ni siquiera eso es cierto, y esta cabra lo demuestra".

Este tema ha generado un candente debate en las redes sociales, donde una duda se alza de entre las sombras: ¿Y si la cabra quisiese ir al monte en taxi?

Adaptación de una nota de El Mundo Today.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Algunas de Charlie

Por PaulBB - 1 de Septiembre, 2010, 16:03, Categoría: Humor

No es un secreto que soy un admirador de Charlie Harper, interpretado por el simpático Charlie Sheen, el hombre lujurioso, apostador y bebedor irresoluto (el orden de los adjetivos es aún un misterio) de la serie Two and a half men. Ha de ser porque los libretistas han dotado al personaje de un tipo de humor que es muy poco común en la vida, y ni que se diga en la tele, y que es, coincidentemente, el mismo tipo de humor que la madre naturaleza me procuró. Un sentido del humor ácido, cáustico, irreverente, a veces hiriente, pero sobre todo, peculiar.

Por eso he decidido traer unas cuantas de las expresiones que el buen Charlie suelta en la serie. Y esto es sólo un botón, ni siquiera todo el primer disco de la primera temporada. Con algunas me reí demasiado, y con el resto, mucho más.

La trama es sencillita. Charlie es un soltero mujeriego que vive relajado en su casa de playa, hasta que un día recibe en su casa a su hermano menor Alan, un quiropráctico poco exitoso que acaba de ser echado por su mujer, y al hijo de éste, Jake, un niño de diez años. La comedia se adereza con la madre de ambos, Evelyn, más ácida que un limón; Bertha, el ama de llaves más descarada de la historia; y Rose, una ex de Charlie que vive enamorada de él.

Rían.

En la habitación. Charlie a una mujer que le muestra un seductor y sexy conjunto de encaje negro, mientras lo mira traviesamente.
"¿Es para ti, no?"

Charlie le habla a su hermano Alan.
- Pensé que si tú y Jake quieren volver a la casa por un tiempo, estaría bien.
- Espera, ¿me estás pidiendo que vuelva a vivir contigo?
- En realidad, no. Quiero que vuelva el niño pero supuse que vienes en el paquete.

Alan recuerda que tiene que hacer algo mientras sostiene un cesto con ropa.
- Voy al supermercado. Necesito que alguien doble esta ropa.
- No sé si allá encuentres a alguien que quiera hacer eso, pero buena suerte.

Alan pidiéndole a Charlie que cuide a Jake en su ausencia.
- Charlie, necesito que seas mis ojos y oídos.
- De acuerdo, pero tú tendrás que ser mi hígado y mi próstata.

Charlie hablándole a Alan sobre la reciente separación de éste.
- Alan, lo siento mucho.
- Gracias, Charlie.
- Lamentablemente, lo que siento son náuseas.

Alan le comenta a Charlie sobre las gaviotas que han invadido uno de los cuartos de la casa.
- Tranquilo, Charlie. Seguro se irán cuando tengan hambre.
- Lo mismo pensé de ti.

Charlie le habla a su madre, que está enojada.
- ¿Cómo has estado, mamá?
- No pienso hablar contigo.
- Está bien.
- ¿No quieres saber por qué?
- No, confío en tu criterio.

Alan le habla a Charlie sobre su separación.
- Me gustaría pedirle un consejo a papá.
- ¿Consejo? ¡Pero si él se suicidó!
- ¡Qué dices! Murió de una intoxicación.
- Yo sostengo que se dio cuenta de que el pescado estaba podrido pero siguió comiéndolo.

Charlie le habla al taxista.
- Cambio de planes. Vamos a ver a mi madre. A Beverly Hills.
- ¿Tiene la dirección?
- Sólo siga derecho por Sunset hasta llegar a las puertas del infierno.

Alan a Charlie.
- ¡Charlie, me pateaste mientras dormías!
- ¿Quién dijo que dormía?

Charlie le da consejos a Rose, una de sus ex.
"No vayas tanto para adelante. Pedirle a alguien un examen de sangre, está bien. Tratar de sacársela tú misma, es demasiado".

Jake se queja sobre su ropa con Charlie.
- ¡Me veo estúpido!
- Tienes diez años, a nadie le importa.

Charlie, vistiendo un esmoquin tras una noche de alcohol, llega hecho un desastre a su casa y habla sobre su aspecto.
"El tipo de la tienda dijo que me veía muy bien. Claro, eso fue ayer, y puede ser por eso que encontré su número de teléfono en mi bolsillo".

Alan se defiende ante las críticas de Charlie al ver a Jake jugando un partido de fútbol, y perderlo por goleada.
- De hecho, tratamos de no enseñarle a los niños a llevar la cuenta del marcador, y que jueguen por diversión.
- Debieron pensar en eso antes de enseñarles a contar.

Alan a Charlie.
- Iba a tirar esta tostada que sobró, pero si la quieres, es tuya.
- ¿Cuándo me convertí en el perro de la familia?

Una ex le hace reclamos a Charlie.
- ¡No me digas que me tranquilice! ¡Me mentiste!
- No te mentí y, además, pudiste haberme dicho esto por teléfono.
- ¡Nunca contestas el teléfono!
- Por supuesto, ¿a quién le gusta este tipo de conversación?

Más reclamos.
- ¡Me dijiste que era especial para ti!
- Y lo eras.
- ¡Claro, yo y las otras tres mujeres!
- Dije especial, no única.

Alan a Charlie.
- Charlie, tenemos un problema. Nuestra madre ha desaparecido.
- No trates de animarme, Alan.

Una más.
- Charlie, nuestra madre está muy deprimida, no podemos dejarla sola aquí.
- Tienes razón. ¿Dónde quieres dejarla?

Alan increpa a Charlie.
- ¿Podemos hablar sobre el dibujo que hizo mi hijo para la escuela?
- ¿Cuál es el problema? Vio un trasero lindo y lo dibujo. Preocúpate si hubiera sido el trasero del electricista.

Alan le explica a Jake sobre las mujeres de las revistas. Charlie interviene.
- Jake, las mujeres "normales" no son las que aparecen en las revistas.
- Así es. La única forma en que las mujeres normales venderían revistas, sería de puerta en puerta.

Charlie "consuela" a Alan tras su separación.
"Alan, si tu esposa es realmente homosexual, no hay nada que puedas hacer. Salvo tratar de entender como es que una lesbiana se casó contigo".

Charlie trata de conquistar a una profesora de escuela.
- He oído que los maestros están muy mal pagados.
- Es cierto.
- Me gustaría hacer mi parte. La invito a cenar.

Charlie le habla al coro de la escuela de Jake.
"Bien, niños, el ensayo terminó. No habrá obra. ¿Conocen el dicho "El show debe continuar"? Bien, pues no se referían a este show".

Charlie a Jake.
"Jake, está bien sentirse triste... eso me han dicho".

Jake a Charlie.
- Estoy aburrido. ¿Qué voy a hacer todo el día?
- El día está lindo. ¿Por qué no lavas mi auto?

Alan a Charlie.
- Esa chica te conviene, Charlie. Es bonita, divertida e inteligente.
- Sé sincero, Alan. ¿Te casaste con la primera mujer que te dio un beso con lengua, no?

Charlie a su madre, que llegó de visita.
- Mamá, ¿qué te trae por acá?
- ¿Necesito un motivo?
- Me gustaría uno.

Charlie a Jake.
"Jake, no es que no importe lo que tú quieras, sino que eres un niño, y lo que quieras nunca importa".

Charlie en el supermercado, compra vodka, whisky y un vino tinto.
"Una rusa rubia, una morena escocesa y una pelirroja del valle de Napa: ¡Las ángeles de Charlie!".

Un encanto.

Hasta otra.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Descubre tus actitudes gays

Por PaulBB - 12 de Junio, 2008, 11:11, Categoría: Humor

A veces cuando estoy con los amigos, en la calle o en un lugar para pasar el rato noto ciertas cosas que hasta hace cincuenta años nomás podían ser consideradas casí heréticas en los varones: llevar aretes en las dos orejas, ponerse brillo en los labios y cosas así. Vamos, no soy homofóbico, tengo amigos gays que son muy buenas personas pero eso no quita que sean unos personajes curiosos. Entonces, en este mundo de metrosexuales me puse a pensar en las cosas que uno hace -inconscientemente, tal vez- y que podrían ser interpretadas como dignas de un discípulo de Boy George. Esto más que nada va dirigido a los hombres que andan confundidos y quieren un manual macho man. Veamos:

En una disco o similar.
- Si ves a un tipo revisando la carta de tragos es gay. Los hombres, en estos lugares, sólo conocemos dos tipos de licor: la cerveza y el whisky doble, todo lo demás es mariconería. Un tío pidiéndole al de la barra un Kokomo Sunshine es un convertido seguro, y si se bebe un
Apple Martini mejor te cuidas el paquete. Y no te creas que tomando tus mixes de Red Bull, vodka y gin eres más macho, al contrario, el solo hecho de pedir un trago con gin te delata.
- Un hombre siempre sale del baño subiéndose el cierre y/o acomodando la descendencia; si ves a un muchachón saliendo del baño secándose la cara con un tissue es gay. Generalmente los varones salen de los baños de los antros con el agua goteando por el mentón poblado de una barba de tres días, es una táctica segura que expresa virilidad.
- Un hombre que baila con los brazos o las manitos arriba se la come doblada. Los varones no saben bailar; mientras menos sepas bailar tu machómetro se dispara.
- Los cigarros mentolados y los delgaditos... GAY. Y nada de que "los otros son muy fuertes", ¿entonces por qué fumas, subnormal? Un macho con las pelotas como cocos se fuma los Inka o Premier rojo sin filtro -pues lo arranca con los dientes-.
- Si uno de tus amigos dice "¡me encanta esa canción!" ten cuidado. Los hombres dicen: "esa canción la hace", "ésa es bravaza" o "¡'uta qué buen tema!".

En la casa.
- Si el sujeto a estudiar ordena sus CD's en orden alfabético es re-gay.
- Si tiene perro no puede ser un
pomeranian ni un poodle y menos un chihuahua -eso ya merece cárcel-. Un bulldog, un bóxer o un labrador son buenas elecciones. Los de la familia cocker y los dálmatas están en el límite pero se pueden aceptar (expresan tu lado sensible). Si tu mascota es un gato mejor tatúate una rosa en una nalga para que haga juego.
- Si cultiva algún raro especímen en su jardín tenlo en la mira. Los hombres sólo conocen dos tipos de flores: la orquídea (para los quinceañeros) y la "flor" a secas. Si cultiva girasoles sospecha de lo que hace con los tallos. Si tiene algún
cactus es un depravado.
- La refri puede estar vacía pero son indispensables dos cosas: la chela -para ponerte- y el agua helada -para recuperarte luego de la chela-. El paté pasa, pero el queso filadelfia es signo de rosquetería indubitable.
- Si cuenta las calorías antes de comer algo empaquetado tal vez quiera tu paquete.
- Si te habla de sus camisas color palo rosa o azul fantasía ya no es tu amigo, es tu amiga.
- Si en una conversación sobre comida te habla de las salsas golf, inglesa o bechamel, y no es chef, es superojete.

En clases.
- Si al escribir saca un arsenal que consta de lapiceros azul, rojo, negro, verde y morado, borrador líquido y borrador de goma, lápiz, tajador, resaltador, regla, transportador y muchos 
post-it es porque es el más brito luego de Ricky Martin.
- Si al borrar bota la pelusita soplando en vez de con la mano es porque le gusta la de los policías (osea contra la pared).
- Si en los breaks compra galletas de naranja es gay.
- Si espera a que sea la hora en que acaba la clase para guardar sus cosas aunque el profesor ya haya terminado es ultragay, aparte de gil.
- Si cuando entra el profesor se acerca hasta su escritorio para saludarlo de mano es gay y además huelepedos.
- Si va a mear en los inodoros en vez de los urinarios puede significar tres cosas: es tímido, la tiene chiquita o se sienta cuando orina.

En la oficina.
- Si al terminar de imprimir una página la sacude en vez de soplar para secar la tinta es pentasexual.
- Si a la hora del café toma capuccinos no tiene nombre.
- Si tiene una macetita en su escritorio no te fíes de él, y si tiene un cactus ya sabes.
- Si llama a sus colegas con diminutivos de sus nombres (Julito, Fernandito, Monchito) es claro signo de que le suda la espalda. Los hombres se llaman por el apellido o por el apodo ("O'e cabeza 'e lonchera, trae los papeles!").
- Si tiene la osadía de llevar su almuerzo al trabajo y este incluye espárragos es porque se le quema el arroz. No hay nada más gay que comer espárragos (con vino blanco... gay).

En la calle.
- Si en su camino hay un charco y lo salta en puntas de pie en vez de desviar el camino es hipermaraco.
- Si detiene un taxi gritando "¡taxi!" es gay. En primer lugar los hombres no toman taxis, y si hay que hacerlo nomás se estira la mano.
- En las heladerías los hombres no distinguen los sabores, nomás piden "un helado" y ya. Si alguien pide uno triple de fresa, con mucho fudge y chispas es del otro bando.
- Si come churros... sin comentarios.
- Si en una cafetería pide una
torta tres leches o un pionono hay que huir.
- Si canta y mueve la cabeza cuando está con audífonos también hay que huir.
- Si camina con los pulgares metidos en los bolsillos del pantalón es, como dirían los argentinos, trolo.
- Si usa un bolso para hombres es gay (¿Qué coño lleva ahí? ¿Su labial para hombres o su rizador para hombres?).

Chiste final: Un gay en su casa está bañándose cuando de pronto entra un negro delincuente de dos metros que se le acerca por detrás y tomándolo del cuello le dice: "¡Si no adivinas quien soy te la meto!", a lo que el gay contesta: "¡Un extraterrestre!". Lol.

Ya saben, cuiden sus actitudes o salgan del closet de una vez, la vida es una sola. Nos leemos.

La imagen del día

Jenifer Bartoli

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Regalos para Navidad

Por PaulBB - 22 de Diciembre, 2006, 1:34, Categoría: Humor

Jo, jo, jo! Como diría el popular Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás o como quieran llamarlo. No nos vamos a engañar, muchachos: ¿Qué es lo que más nos gusta de la Navidad? Regalos, muchos regalos, yeahhh!

Disculpen mi tan explícito materialismo pero para mí solo hay una fecha sagrada: el 21 de agosto de cada año que es, como sabrán, el aniversario del nacimiento de mi diosa Alizée. Ese día doy regalos a los niños, tarjetas con buenos deseos a los amigos y preparo una cena opípara donde la estrella es el pavo.

Pero claro, la navidad también me gusta. Sobre todo porque la gente cambia, el ambiente... Pones tu arbolito (sintético nomás, porque pinos en Lima no hay muchos), y ahora que hablamos del arbolito les comento algo: Si en el Perú no hay pinos en cantidades importantes ¿por qué seguimos con la tradición y usamos pinos sintéticos? A ver si nos animamos a decorar una ponciana o un ficus, incluso me animaría a poner bonita a una sábila...

Como les decía, la experiencia de armar un "nacimiento" y decorar la casa en familia es una experiencia impagable. "Pásame las luces, Queta", "Ouch! pisé un foquito", "No vayas a enchufar la coo-oro-onn-na-aa!!" Y ni hablar de la cena. Un pavo de tamaño descomunal que bordea los 15 Kg y cuya preparación tardó por lo menos mediodía... Hombre, así el pavo sepa a cartón lo mínimo que puedes hacer es agaradecer por el tiempo invertido, no? Los lechones también son apetitosos (me imagino la cara de algún vegetariano que esté leyendo ésto, anda ya!). Y lógico, los panetones y el chocolate espeso. Y hablando de panetones, hasta ahora no hay un competidor serio para D'onofrio, tal vez si Bimbo sacara panetones (que cosas ricas hace Bimbo, por diosa!) otro sería el cantar.

Después de tremenda comilona sólo queda una cosa: Dormir. Claro! Y es natural, mis colegas, pues el pavo tiene una hormona llamada triptófano que induce al sueño. Ya sabes porqué te dan tantas ganas de dormir. Bien, ahora que es Navidad y nuestro espíritu mercantilista nos lleva a derrochar el dinero en regalos impresentables, les presento una serie de objetos que serían interesantes a la vez de ser potenciales obsequios.

Para el papá.

A ver, hay padres... y padres. Por ejemplo, hay hombres que gustan de meter la mano en cuanto objeto descompuesto encuentran en la casa. Mi padre trató de arreglar él mísmo la puerta de la refrigeradora (no cerraba) y lo que consiguió fue malograr todo el sistema de refrigeración... A este tipo de sujetos se les puede regalar herramientas que no pongan en peligro su vida ni la nuestra. No piensen en taladros ni mucho menos en martillos, creo que con una lija estaría bien... (que cómico, jaja) No, hablando en serio, un buen regalo sería un calibrador de alambre (15 dólares con Mastercard), tiene un nombre pomposo y nos aseguramos que nuestro progenitor no tenga ni puñetera idea de como usarlo, tal vez ni sepa donde encontrar alambre.

Si el hombre que te dio la vida tiene un trabajo de oficina olvídate de las corbatas. De esas ya tiene y por montones; a este tipo de personajes hay que sacarlos de la rutina y una buena forma es regalarles un día en un spa (50 dólares con Mastercard, depende del sitio), mándenlos a que les froten los callos con piedra pómez y les unten la barriga con aceite de cartílago de murciélago. Y si te sale con algo del tipo "eso es para gays, Godofredo" pues cómprale un libro de Harry Potter (15 dólares con Mastercard), vas a ver que las aventuras del joven mago le gustan, a mí me gustaron.

Para la mamá.

Hay una cosa que debemos saber y es que a nuestra madre le va a gustar lo que le demos por una sencilla razón: es nuestra madre. Desde una planta a un collar, pasando por libros, recetarios y ropa. Aunque hay cosas que le podrían agradar más, como un álbum de fotos (20 dólares con Mastercard) pues a las mujeres mayores les gusta recordar los tiempos pasados (todo tiempo pasado fue mejor, como dijo nosequién), y más aún si tienen un lugar nuevo dónde poner imágenes en color sepia. 

Los hermanos.

Esto es ya otro cantar y entran a tallar muchas cosas, como si te llevas bien con ellos, si los quieres, si te quieren, si de verdad son tus hermanos o si eres adoptado. En fin, aquí ya tiene mucho que ver tus conocimientos acerca de sus preferencias. A tu hermana adolescente un cd de su artista favorito (20 dólares con Mastercard), a tu hermana casada un pote extragrande de lubricante para el Año Nuevo (15 dólares con Mastercard), a tu hermanito un juego para su GameCube ¡Tío, pero mi hermano no tiene GameCube! Pues que se lo compren tus padres, tú regalale el juego y que vea que uso le da. A tu hermano mayor una peli XXX (5 soles en Polvos Azules moahaha)...

Tíos, abuelos, demás familiares y amigos.  

Pues las nunca tan bien ponderadas tarjetas navideñas, y si son las musicales mucho mejor. Pero ¡Ojo! No compren todas las tarjetas en un mismo lugar pues corren el riesgo de que todas tengan la misma melodía. Me explico: La navidad pasada cometí el error de comprar cerca de 8 tarjetas en un sólo lugar y como fue una cena familiar todos los presentes abrieron sus tarjetitas casi a la vez. ¡Noooo! Un chirriar descomunal y lo que fue peor, todas tenían la misma melodía, jaja, fue antológico.

Bueno, sólo me queda desearles mucha suerte. Cuiden sus bolsillos y cuidenlos de los demás, claro. A disfrutar de estas fechas.

Alizée, aunque sé que no me lees te digo: Joyeux Noël, ma déesse Alizée!

Feliz Navidad para todos.

La imagen del día

Alizée cantando I'm Fed Up! en el TOTP - Alemania el 4 de julio de 2003.

Elle Déesse Alizée

Permalink :: Comentar | Referencias (0)