El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2017    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Sitio hermano

Alojado en
ZoomBlog

"Cuando se acaba el amor...

Por PaulBB - 28 de Junio, 2013, 15:14, Categoría: Miscelánea

"...la vida pasa de largo. No tienes nada que decir, y te alimentas de pasado. Cuando se acaba el amor da lo mismo dia o noche, duermes a ráfagas y vas ciego, perdido, sin control y cuesta abajo; te obsesiona recordar cosas inútiles y te apeteceria odiar. Caminas solo como un lobo, siempre alerta sin poder llorar, y el futuro es como un tren que nunca para en la estación donde tu estás. Tienes un tempano de hielo en el sitio del corazón..."

Brutal la letra de Guillermo Dávila en Cuando se acaba el amor. Y es que es así. Si bien en la entrada anterior escribí sobre la simpleza de los hombres respecto de sus necesidades básicas, hay un accidente en la vida que transtorna este equilibrio minimalista de la naturaleza masculina: cuando nos enamoramos.

¡Oh, dolor! Porque el amor es un sentimiento hermoso, mágico y sumamente trascendental. Cuando se está enamorado todo, absolutamente todo se ve de una manera distinta. Se idealiza y se está convencido de que el objeto de nuestro afecto es perfecto; que es la más bella, la más inteligente, la más graciosa, y que todo lo que hace es sencillamente sublime. Su risa es la más linda, su voz la más ensoñadora, y el sólo hecho de rozar su piel es la gloria. Y todo esto se acrecienta cuando esa persona nos corresponde, cuando tras muchas lunas de esfuerzo logramos atrapar su atención y la hicimos parte de nosotros.

Pero el amor, como cualquier sentimiento humano, suele ser variable. Por regla general, todos los sentimientos suelen perder intensidad con el paso dle tiempo (menos el amor filial, ese aumenta con los años). Cuando el amor se acaba más o menos simultáneamente en una pareja pues no hay ningún problema; cierto malestar sí, pues la fuerza de la costumbre hace extrañar ciertos momentos y ya está, se está listo dentro de poco tiempo para seguir buscando nuevas emociones. El problema está cuando a uno o la persona amada no le hace caso, o cuando la pareja lo deja sin que se le haya acabado el amor todavía.

Ahí sí que el dolor es, vamos, que creo que es preferible una patada en la entrepierna porque el dolor de ésta desaparece en poco tiempo, pero el otro puede ser incluso eterno.

Permalink :: 8 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Mundo femenino

Por PaulBB - 20 de Junio, 2013, 14:26, Categoría: Opinión

Por mucho tiempo se ha creído que el mundo está dominado por los hombres; que somos los más importantes, los que decidimos el devenir de las cosas y que somos el motor de la sociedad humana. Nada más lejos de la realidad. Vivimos bajo la férula opresora de las mujeres. Todas las mujeres.

Y es muy simple, no somos capaces de dominar la Tierra porque somos presas de nuestros instintos primarios: los hombres somos seres que nos regimos por nuestras necesidades fundamentales, que son básicamente tres; la comida, la diversión y el sexo. Para alimentarnos nos bastamos solos, pues no exige mayor ciencia; de hecho, por algo los hombres somos los encargados de la cocina en casi el 95% de restaurantes del mundo. La diversión es otro campo cubierto; ya sea lectura, televisión, deportes o juegos de video, los hombres disfrutamos más de cualquier actividad lúdica en soledad o junto a demás hombres, por lo del instinto de competencia que llevamos en los genes. Pero para el sexo no hay alternativa; necesitamos a las mujeres.

Y tan es así, que hemos llegado al punto de tener que aguantarles y hacer la vista gorda de la enajenación mental -en mayor o menos medida- de la cual ellas son presas. Bueno, enajenación a la que solemos aludir con el "así son las mujeres". Y es el altísimo precio a pagar por esa carencia que no podemos satisfacer sin ellas; debemos soportar sus constantes cambios de humor, debemos saber lo que ellas quieren decir cuando dicen cosas totalmente distintas, debemos complacerles los caprichos, debemos darles la razón aún cuando no la tengan, debemos aceptar la culpa en cualquier discusión, debemos darles cosas a manos llenas, debemos dejar de ser quienes somos para que ellas nos conviertan en quienes ellas quieren que seamos... A tal punto es nuestra necesidad que tarde o temprano perdemos nuestra naturaleza. Y esto se ve: hombres que ya no salen con sus amigos, hombres que dejan su partido de fútbol semanal, hombres que cambian su forma de vestir, hombres que dejan de comer lo que comían y que salen con la mujer a todos lados. El pesado el yugo que nos impone la testosterona en ebullición.

Pero la naturaleza es sabia. Así como las hormonas nos exigen ser siervos de las mujeres, también nos acondicionó el cerebro para que aceptemos con gusto el servilismo: instinto protector, ser el macho que la hembra de la especie espera y que anhelamos ser.

Mientras menos evolucionados seamos, más esclavos seremos.

Créase o no, tengo pareja actualmente, y que seguro cuando lea esto me va a poner una cara de a metro y no me va a hablar dos semanas. Así es la vida de los librepensadores. Qué se puede hacer.

PD: Dejo fuera de esta lista de necesidades básicas a los hombres enamorados. El amor es más que comida, diversión y sexo. Benditos sean los que no se enamoran nunca xD

Permalink :: 8 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

France vs France

Por PaulBB - 8 de Junio, 2013, 2:16, Categoría: ¿Musi...qué?

El nuevo álbum de Jenifer ya está a la venta: "Ma déclaration" es un disco homenaje a ese tremendo símbolo de la historia musical francesa que es France Gall. Trece covers donde Jen reinterpreta los temas de France para que esta generación nada ye-ye beba un poco de aquellos tiempos.

Mi forma de analizar este disco ha sido simple: he escuchado las versiones de ambas cantantes, varias veces, para tratar de dar con quien mejor presenta estos temas. Es una oportunidad poco usual, pues no suelen producirse álbumes de covers dedicados a un solo cantante, por lo que podremos ver si Jenifer logra ganarle a la Gall en su propia cancha.

En sus marcas... listos... ¡ya! 

Évidemment. Jenifer 1 (versión) - France Galle 0 (versión)

La canción es básicamente la misma y no se ha alterado significativamente la melodía, por lo que la comparación es muy limpia. Jenifer gana aquí por una razón simple: canta mejor que France Gall. Jen puede tirar un poquito más hacia arriba en el registro y hacer que suene más bonito. Eso sí, la niza hace trampa al usar la doble voz en los coros.

Ella, elle l'a. Jenifer 1 (versión) - France Gall 1 (versión)

Aquí France Gall muestra cómo una canción amolda perfectamente a la voz de su intérprete. Una voz francamente normalita y juvenil, pero que es esa frescura y ese timbre tan peculiar son ideales para la canción. Jenifer le ha metido algunos efectos en la edición que francamente restan, al punto que casi ni parece ser ella quien canta. Al ser esta canción con pocos fuegos artificiales vocales, France Gall se mueve como pez en el agua.

Diego libre dans sa tête. Jenifer 2 (versión) - France Gall 1 (versión)

France Gall canta muy bien esta canción, que es melódicamente perfecta, sacando un terciopelo que francamente acaricia, al punto de que otra cantante tal vez no hubiera pudido igualarla. Jenifer puede e incluso la supera, gracias a ese fantástico instrumento que tiene. Todo juega a su favor, descubriendo notas en esa partitura que la Gall sin duda ha dejado de lado al no ser su fuerte el canto legato. Bella interpretación de Jen.

Résiste. Jenifer 2 (versión) - France Gall 2 (versión)

La limpieza con la que France Gall canta esta canción se impone a la mayor instrumentación de la versión de Jenifer. Un micrófono y una voz,  que es corta, ciertamente, pero lo suficiente como para hacer algo digno de escucharse. A mi me parece se la versión de Jen peca de rococó y se pasa un poco de vueltas, tanto vocal como musicalmente.

Besoin d'amour. Jenifer 2 (versión) - France Gall 3 (versión)

Jenifer canta como sabe, como hemos podido escuchar en sus temas quienes conocemos íntegra la carrera de esta mujer. Esa tendencia a jugar entre agudos y graves en una sola línea, que yo diría que son su sello y marca personal. Ella sabe que puede hacerlo, y lo hace. Pero es como Cristiano Ronaldo en su época en el Manchester: suele hacer una de más y pierde el balón. France Gall vuelve a armarse de sobriedad y encaja perfecto con la intención musical de Berger. Me parece increíble otorgar este punto a France Gall, pero usa su instrumento en la justa medida, sin malabares innecesarios, otorgando un resultado mucho mejor,

Si, maman, si. Jenifer 3 (versión) - France Gall 3 (versión)

Muy bonita canción, y donde Jenifer arrasa. No porque France Gall lo haga mal, que de hecho lo hace bien, con ese timbre infantil que va muy bien con la melodía. Pero lo que hace Jenifer es darle ese plus interpretativo que le hace falta, además de una voz con un peso superior, muchísimo más aplomada. France Gall tomó esta canción, la exprimió y obtuvo un vaso de zumo muy rico. Jenifer tomó esta canción, la exprimió y obtuvo una fuente para que beba el mundo.

Ça balance pas mal à Paris. Jenifer 4 (versión) - France Gall 3 (versión)

La mejor canción del disco, sin dudas. Vocalmente doy un empate entre France Gall y Jen, porque ambas lo hacen genial en su estilo: la potencia de Jenifer suena bien, lo mismo que la blancura de la Gall. Mas aquí se impone la modernidad, y aunque el rock de Berger suena bien, la música que se ha utilizado para modernizar el track ha quedado cojonuda, y resulta en una versión riquísima y muy actual.

Comment lui dire. Jenifer 5 (versión) - France Gall 4 (versión)

Primer empate del disco. Tanto Jenifer como France Gall siguen el mismo camino y prácticamente son indistinguibles. La partitura no dio pie para la imaginación y Jenifer no pudo utilizar arma alguna para desmarcarse de su rival. Bien las dos.

Ma déclaration. Jenifer 5 (versión) - France Gall 5 (versión)

Antes de oir la comparación estaba seguro de darle el punto a Jenifer. Tras la escucha le doy el punto a France Gall, por muy poquito, pero lo gana bien. Si bien Jen muestra más versatilidad a lo largo del disco, cosa que no hace la Gall, que lo canta todo igual, no logra cogerle la mano a este tipo de canciones que han sido concebidas para que le queden como guantes a doña Isabelle. Es casi de precisión quirúrgica el hecho de que una cantante como Bartoli no pueda apropiarse de temas que aparentan ser tan sencillos, y que de hecho lo son, pero son de la talla exclusiva de Gall, compuestos para su vocalidad. Yo flipo, en serio que flipo.

Poupée de cire poupée de son. Jenifer 5 (versión) - France Gall 6 (versión)

Adelanté opinión hace algunos días cuando dije que el atractivo principal de esta canción está en su instrumentación original, y que la versión de Jenifer era casi una diatriba al tema que sirvió de base. Bueno, me pasé un poco en lo que dije, lo acepto, pero sigo pensando lo mismo. La modernización le ha sentado fatal a este tema, y la de France Gall es muy superior, con todo y timbre púber incluído. No entiendo cómo pudieron hacer pasar este tema, por algo es de lo más representativo de doña France.

Laisse tomber les filles. Jenifer 6 (versión) - France Gall 6 (versión)

Aquí Jenifer logra dar un golpe de efecto y se apoya eficazmente tanto en su voz -más bonita- como en una severa bajada de revoluciones a la versión original para quitarle color sepia a la canción, resultando en un mucho más feliz producto. Claro, pues si Jen cantaba a la misma velocidad que Gall iba a perder con sumo estrépito, e inteligentemente se decidió a estirar más el tempo. Muy buena y oportuna decisión. Alucinante que haya empate a estas alturas...

Message personnel. Jenifer 7 (versión) - France Gall 6 (versión)

Una balada muy bonita y cadenciosa, que no es del tipo de temas que le permita lucirse mejor a Jen, pues ella es más de los adornos y las notas altas; y para rematar, canta poco. Mas hay un gran pero: lo poco que canta, lo hace con una dulzura tal que simplemente no hay competencia. Por su lado, France Gall luce una voz simple sin más, desaprovechando una canción bellísima, y que gracias a Jenifer, hoy se ha reivindicado.

Para mi ha sido una gran sorpresa el resultado final, pues a priori creo que cualquiera que oya música podría afirmar sin cortarse un pelo que Jenifer es infinitamente mejor cantante que France Gall. Sin embargo, pasa algo que le da muchísimo valor a esta victoria de la niza: las canciones de la Gall fueron hechas a medida; tanto a su color vocal como a su timbre. Tiene mucho mérito que Jenifer pueda imponerse en este terreno exclusivo de su rival en esta ocasión.

Sí, sí, que se hizo a manera de homenaje. Pero no cabe duda que la homenajeada está unos peldaños por debajo de quien homenajea. Ya lo es como cantante, y el tiempo la pondrá en su lugar también como figura, digo yo. Car Jen, Jen est la voix de France.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Sobre el Real Madrid, el FC Barcelona, y algunos que vienen o se van.

Por PaulBB - 13 de Mayo, 2013, 13:47, Categoría: Deportes

Tras la eliminación de los equipos españoles a manos de los alemanes se abrieron muchas ollas de donde salieron montones de grillos. Verdaderos terremotos en las tiendas merengue y culé, seísmos donde se han visto afectados muchos elementos, desde directivos hasta jugadores, pasando por los cuerpos técnicos. Empecemos con el Real Madrid.

La cosa en el Real ha sido dura. Tras los ya sabidos enfrentamientos de Ramos (solucionado hacia el final de la temporada) y Casillas (guerra perpetua) contra el entrenador Jose Mourinho, ha aparecido un nuevo frente de ataque al de Setúbal: Pepe y Cristiano Ronaldo, antaño defensores a ultranza de Mou, esta vez enfilaron baterías -uno más que el otro, huelga decir- y dispararon contra su jefe. Claro, todo esto porque ya es sabida la marcha del entrenador al fútbol inglés, más precisamente al Chelsea. Pero antes de detenerme en los portugueses, quería reconocer en unas líneas lo logrado por Mou durante sus tres años en el Real Madrid.

Muchos dirán que Mourinho se va porque ha fracasado en el club. Que lo trajeron para ganar la Champions, la anhelada Décima, y que no ha pasado de semifinales. También podrán decir que se va sólo con una Liga, una Copa (falta jugar la del viernes 17 de mayo) y una Supercopa, tres títulos que son nada ante lo logrado por el FC Barcelona. No, el legado de Mourinho no es sólo los títulos. El legado es más, mucho más.

Jose Mourinho ha logrado mucho más que adornar con copas las vitrinas del Bernabeu. Gracias al entrenador y su trabajo, el Real Madrid recuperó el prestigio que habíamos perdido en Europa. Años seguidos cayendo eliminados en octavos de final de Champions, y habiendo perdido incluso el ser cabezas de serie en esa competición. ¡Semejante humillación! Y aún más, languideciendo bajo el dominio aplastante del Barcelona y sin posibilidad de rebelión, por no mencionar el caer goleados por el Alcorcón en la Copa. Deportivamente, hemos logrado una semifinal y dos finales (una siendo campeones, y la otra está por verse) en Copa del Rey, tres semifinales de Champions (una quedando fuera en penales con el Bayern, la otra quedando fuera por un gol contra el Dortmund, y la otra frente al Barcelona), y una Liga, un pedazo de Liga cuyos números rompieron más de quince récords históricos nacionales e internacionales. Ello hablando de lo deportivo.

Y en lo que se refiere a manejo del club y vestuario, también. Mourinho trabajó más de doce horas al día en la ciudad deportiva, cosa que ningún entrenador había hecho antes ni en el club ni en España. Y se ocupaba no sólo de lo que respecta del fútbol, sino también revisando la comida de sus jugadores y hasta del calzado que debían llevar en los viajes del equipo. Trabajador obsesivo, nunca nadie como él logró granjearse la admiración y el respeto de propios y extraños; nunca en la historía del Bernabeu (y creo yo que en otras partes del mundo tampoco, aunque no me consta), el estadio gritó el nombre del técnico del club durante los partidos.

Nunca el Real Madrid tuvo a mejor escudero y pararrayos. Mourinho tomó la bandera del club y la hizo suya, se puso al frente de todo el mundo para defender al plantel, a su plantel, y recibir los dardos que iban dirigidos a cualquier miembro del club. Pero así como Mou era leal con todos, exigía lealtad a muerte para con él. Y ése fue el detonante de la primera mina que pisó: Iker Casillas.

Mientras Mourinho se dedicaba a tomar el timón y espolonear al navío culé, trabajando en todos los frentes para frenar a esa ametralladora que todo el mundo creía imparable, Iker no peleaba el mismo frente. Mou le puso el ojo a Casillas tras una llamada que le hizo el capitán madridista a Xavi Hernández para pedirle perdón y arreglar la situación tan tensa que se vivía en los clásicos en esa época, de cara a la selección española. Mourinho lo tomó como un pacto con el enemigo, pues mientras el portugués se rajaba el lomo peleando en todos los frentes contra el Barcelona, Casillas hacía llamadas excusándose y dialogando con el rival. Mou nunca le perdonó esta deslealtad, y desde ese día le bajó el dedo. Esa fue la segunda mina que pisó: se distanció de los referentes del vestuario.

En el Madrid siempre han mandado los jugadores y la prensa, y esto es así desde que Di Stéfano jugaba en el equipo, y el que lo niegue es porque se quiere vendar los ojos o no sabe nada del Real. Y nadie se salva. El campeón del Mundo y de Europa Vicente del Bosque, el año de la Novena, colocó en la portería a César, en desmedro de Iker Casillas, porque así se lo pidió Fernando Hierro, el capitán del Real Madrid. En el club siempre han decidido las cosas los jugadores, y aquellos entrenadores que intentaron mandar en el vestuario, como Camacho y Capello, salieron por las patas de los caballos. Mourinho dio un golpe de puño en la mesa y dijo "¡Aquí mando yo!", y no se dejó asustar por las portadas de la prensa ni por las conspiraciones de los jugadores. La afición lo respaldó, y el portugués venció, primero cargándose a Valdano, y luego tomando el control del equipo.

Pero tonto, no fue. Aun peleado con Iker siempre lo puso de titular, incluso reconociendo su valía como jugador el decir que Casillas tendría que recibir el Balón de Oro. Simplemente no había otro como Iker en el arco. Cuando éste empezó a relajarse, a sabiendas de que no tenía competencia (Adán es un pelmazo), Mou lo sentó. La prensa se le abalanzó al cuello, estaban tocando al niño mimado de España, pero el entrenador no se arredró. Más aún, cuando Iker se lesionó, el portugués fichó a Diego López, que ha sido titular hasta la actualidad. Y nadie podría discutir esa decisión, pues Diego López lo ha hecho fantásticamente bien, tal vez muchísimo mejor de lo que todos los madridistas hubiéramos esperado, y no hay nadie que dude que él es un portero hecho para el Madrid. Casillas perdió esa guerra, que ni siquiera la ayuda de Sergio Ramos le bastó. El entrenador siguió firme, y su nombre aún resonó en el Bernabéu.

Pero el entrenador se quería marchar. Mourinho nunca estuvo cómodo en Madrid, pues el ambiente alrededor de él nunca fue el más propicio. Jugadores poco acostumbrados al rigor de trabajo del portugués, y una prensa brutal que incluso llegó a llamarle "nazi", fueron comiéndole la paciencia hasta que él decidió que ya era suficiente. Constantes reuniones con Mendez y Abrahamovich para volver a un club donde idolatran a Mou dieron por fin sus frutos. Pero antes de irse Mourinho iba a cortar cabezas, y esa fue la tercera mina que pisó, y que fue la que no pudo librar, al punto de que el estadio que siempre le arropó, esta vez le dio la espalda y lo pitó, por primera vez desde su llegada al club: Mou se fue encima de Cristiano Ronaldo.

Nosotros sabemos que, en los últimos años, quien ha jalado la carreta del equipo es Cristiano. En muchísimos partidos se ha visto cómo se ganaban por la presencia y los goles de Ronaldo, y como él solo muchas veces se ponía el peso del partido al hombro y lo ganaba a punta de coraje, mientras sus compañeros estaban como zombies en el campo. Hemos sufrido estos años la irregularidad de Higuaín, de Benzema, de Ozil, de Di María, de Casillas, de Pepe, de Arbeloa, de todo el puto mundo, pero Cristiano siempre se ha dejado la piel y ha corrido y ha peleado y ha luchado por todos aquellos que no estaban al cien por cien. Por eso, cuando Mourinho dijo que la Liga de este año se había perdido porque el equipo, durante la primera parte de la temporada, estaba "triste" (aludiendo a lo que dijo Ronaldo a mediados del año pasado) y no ha jugado como debería, la afición desconoció a Mourinho. Se peleó con Ramos, no pasa nada. Se peleó y sentó a Casillas, multicampeón y símbolo madridista, bueno, estuvimos con Mou. Pero faltarle a Cristiano Ronaldo... Eso sí que no, Mou. Eso sí que no.

Claro, el distanciamiento entre ambos viene desde hace un tiempo, cuando Mou le recriminó duramente a Cristiano delante del plantel por su falta de compromiso en la marca, y a Ronaldo le pareció que había sido sumamente injusto con él. Ese día la relación de padre e hijo -que era prácticamente la que tenían- se rompió, y aunque Cristiano no protestó, sí que se guardó el rencor dentro, a pesar de que Mou criticaba constantemente a Ronaldo por su falta de solidaridad en defensa. Ahí está la celebración del gol de Cristiano el día del partido contra el Málaga hace una semana. "Tú te vas, Mourinho, pero yo me quedo".

Tras el final de la temporada y la marcha de Mou, los madridistas estaremos muy agradecidos con el entrenador. Nos devolvió el nombre y el amor propio, nos hizo respetar, y además le logramos dar la pelea al gran Barcelona, el mejor club de los últimos treinta años, como él mismo dijo. Gracias, Jose. Y si algún día quieres volver, todos te recibiremos con los brazos abiertos y te invitaremos a cenar. Todos menos la prensa y Casillas, claro.

Pero, si bien el Madrid está en el caldero, el Barça no se va de rositas.

Toca hablar del máximo rival y que se ha coronado campeón de Liga por vigesimosegunda vez. El FC Barcelona ha logrado el campeonato al ser el equipo más regular, aunque todo parecer indicar que estamos presenciando los estertores del equipo más vistoso de la historia del fútbol.

Tras la eliminación con aires de carnicería a la que fue sometido el Barcelona a manos del Bayern Munich, quedaron una serie de temas que la prensa catalana ha pretendido -como siempre- esconder bajo la alfombra. El más grande y principal: el hecho de que Messi se haya quedado en el banquillo el día de la revancha en la Ciudad Condal.

Tras el partido contra el PSG (y lo mismo contra el Milan), cuando Messi salió y él solo pudo ganar la serie, quedó en el aire la sensación de que Lio podía ganar partidos sólo con su presencia. En el partido de ida en Munich, Messi, y todo el equipo, quedó retratado al evidenciarse el hecho de que el argentino jugaba porque así se le antojó. Evidentemente lesionado, Messi salió al campo y no corrió, no marcó, no defendió y ni siquiera intentó; lo peculiar del asunto es que Vilanova no pensó en ningún momento en sacarlo del campo. El Barça jugó con diez jugadores en la práctica y el resultado fue un ignominioso cuatro a cero.

El partido previo a la vuelta en Barcelona, Messi saltó al campo contra el Athletic Club, y otra vez fue él quien le dio vuelta al marcador, pues los culés perdían en San Mamés. La afición estaba pletórica, confiando en que como Messi había vuelto a lo grande sólo cuatro días antes de la revancha contra los alemanes, la remontada era posible. El día del partido llegó y Messi estuvo en el banco todo el partido. Resultado: otra tunda de los bávaros, cero a tres en el Camp Nou.

Cuando al finalizar el partido se le preguntó a los jugadores si sabían que Messi no iba a jugar, todos se mostraron sorprendidos y confundidos; todos creían que Messi iba a saltar al campo. Messi jugó fantástico en Bilbao, pero no saltó ni un minuto al terreno de juego. Lesionado no estaba, porque de lo contrario no habria aparecido en el banquillo. ¿Por qué no jugó? Yo creo que fue porque no le dio la real gana; vio que el partido estaba perdido y no quiso mojarse en el baile muniqués. Ahora, vaya tipo Vilanova, que ni siquiera lo mandó a calentar. Como dato anecdótico, Messi jugó tres días después contra el Betis, haciendo otro gran partido y marcando goles. Da para pensar.

Esa eliminatoria sirvió para desnudar las miserias del Barcelona, que siempre pasaban solapadas debido al éxito deportivo. De golpe, todo salió a la luz: la famosa "autogestión" en la que entró el club tras la enfermedad de Tito quedó demostrada como un auténtico mamarracho, donde todos jugaron hasta el perno; Víctor Valdés, el único que se atreve a alzarle la voz a Messi, ha pedido su traspaso tras toda una vida en la portería culé; Piqué pidió cambios en el equipo, cosa que tiene tela porque Guardiola quiso limpiarlo a él; Puyol se mandó a operar a mitad de la temporada zurrándose en los pedidos del club para que no deje al equipo sin centrales; Iniesta con un cabreo terrible porque se va su mejor amigo Valdés; Xavi que ya acusa los resultados de una larga trayectoria y no rinde como antes; Cesc revelándose como la peor contratación del Barça junto a Alexis, casi ochenta millones costaron ambos; Villa absolutamente podrido de ser comparsa sabiéndose él un principal; y el propio plantel, que ha demostrado que la messidependencia era algo tan negativo para el club, que cuando el argentino no juega, los blaugranas no son más que un buen equipo de fútbol, y no "extraordinarios".

Renglón aparte para Abidal, a quien le dijeron que apenas esté para jugar le iban a hacer la renovación, pero resulta que ahora está en venta, sorprendiendo al mismo jugador. Vaya mierdas Rosell y compañía, que se llenaron la boca con la enfermedad del francés, siendo embajadores de no sé cuánta  campaña le pusieron al frente, y que al momento de reconocer a Eric le dieron una patada en el culo.

Parece que la época del Barça ha terminado. No digo que dejen de jugar bien, sino que ya no parecen ser los dioses del fútbol de hace sólo tres años. Pierde mucho el equipo culé al dejar a Valdés y traer a Reina (wtf), así como pierde mucho en dejar a Vilanova en el banquillo, siendo éste un mediopelo más. La directiva no está conforme con él, pero le permiten aún seguir al frente del equipo.

Y algo peor: la noche que empata el Madrid en Cornellá del Prat y que hacía campeón al Barcelona, no celebraron Tito ni los jugadores; los primeros en tomarse la foto -oficial, por cierto- fueron el presidente del club Sandro Rosell, el vicepresidente Josep María Bartomeu, y el director deportivo Andoni Zubizarreta. La Liga no la ganaron ellos, pero helos ahí mostrando los dientes con aires de grandeza. Lo que se ve en el mundillo culé.

Y hablando de mundillos, queda el de los fichajes. Por ahora el nombre que más suena es el de Neymar, que todo parecería indicar que es jugador culé desde la siguiente temporada. Sin embargo, Florentino ha decidido incordiar un poquito al Barça y ha mandado emisarios a Brasil a endulzarle la oreja a algunos propietarios del jugador. Yo no sé cómo va a terminar eso; particularmente no me hace ilusión el fichaje del brasileño. Es un jugador de una técnica deliciosa, tal vez lo más espectacular que ha parido Brasil tras Ronaldinho, pero que no va con el estilo que ahora mismo tiene el Madrid. Sí que le iría bien al Barcelona, pero no sé cuánto vaya a durar Neymar allí, pues no creo que Messi esté muy de acuerdo en que venga otro a quitarle del primer plano. Y basta ya de comparar a Robinho con Neymar; el primero demostró ser un cagón de cuidado, con mucho miedo a meter la pierna y que no ha rendido en ningún equipo europeo porque él mismo ha reconocido que sólo sirve para jugar en Brasil. Neymar es un chico con los huevos como pelotas, que no le corre a las entradas bruscas.

Por otro lado, dicen que Neymar no ha logrado hacer resurgir a Brasil. Pero ¿qué jugador ha logrado él solo hacer grande a su selección? Ni Cristiano con Portugal, ni Messi con Argentina, ni Zlatan con Suecia. Brasil ya no es el de antes, esté Neymar o no. Y ya puestos, a los detractores del chico este, ver un poco más del Brasileirao antes de llenarse la boca diciendo que Neymar es un aparecido más. Mucha Premier League, mucho Calcio y mucha Liga, pero para hablar de futbolistas brasileños, primero hay que ver su liga de vez en cuando, ¿no? Si no, a ser más prudentes o a callar.

Por el lado del Madrid se espera la llegada de Gareth Bale, si bien es cierto que depende mucho de si el Tottenham juega o no la Champions. Si los Spurs se vuelven a quedar en la Europa League, la llegada de Bale sería sólo cuestion de cifras. Ahora, el presidente de los londinenses ha demostrado ser un duro negociando; si sacó más de treinta millones por Modric, por Bale no se espera menos de sesenta. La ida de Falcao al Chelsea, de Villa al Atleti, Higuaín al PSG y Benzema a cualquier otro lado, deja al Madrid en la necesidad de un delantero. Aguero toma fuerza, ayudado por su predisposición para venir. No me parece a mí el delantero que necesitáramos, pero es lo que hay tras la salida de Lewandowski al Bayern. Verrati, del PSG, toma mucha fuerza también tras la posible salida de Xabi Alonso, lo mismo que Kondogbia, del Sevilla. Pepe se aseguró su permanencia al ser el nuevo huelepedos de Iker.

Y finalmente, y volviendo un instante al Madrid, la salida de Mourinho deja un hueco inmenso, imposible de llenar. Cualquier entrenador que venga no tendrá el apoyo ni la credibilidad total de la afición, afición que estaba a muerte con su entrenador. La más que posible llegada de Carlo Ancellotti, quien muchísimas veces ha expresado sus ganas de dirigir en Madrid, no emociona en nada a los aficionados. Yo lo dije alguna vez; ojalá se pudiera traer a Pep Guardiola. Otro que me gusta mucho es Klopp, a quien recuerdo haberlo visto desde hace muchos años cuando entrenaba al Mainz, un equipo que jugaba igual al Dortmund de hoy, pero que no tenía defensas y se fue a la segunda división alemana. Ese Klopp es un campeón, además de medio loco. Quién sabe y por ahí traería a Gundogan o Hummels.

Para finalizar esta larguísima entrada, creo que la más larga de la historia de este blog, sólo quería lamentar la partida de Jose Mourinho del Real Madrid. Un entrenador que tuvo lo que hay que tener para poner la mano dura que había que poner y enfrentarse a los intocables del vestuario. Hoy se va, pues la guerra la ganó Casillas. Bravo, Iker, has ganado, y cualquiera que venga sabrá que contigo no se pueden meter. Cualquiera sabrá que cualquiera que venga tendrá que tener tu venia y la de tu séquito, y que pactará contigo antes de hacer alineaciones. El Real Madrid ha vuelto a caer en manos de los jugadores. Otra vez.

Permalink :: 5 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Provisional

Por PaulBB - 6 de Mayo, 2013, 23:10, Categoría: Deportes

No comenté sobre la eliminación de los equipos españoles en Champions ni de la final alemana, ni de los líos dentro de los vestuarios culé y madridista. Quiero que me deje de hervir la sangre para no decir una barbaridad.

Sí, digo barbaridades a cada rato, pero si no me enfrío primero por ahí y me meten a la cárcel.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Batacazo germano

Por PaulBB - 24 de Abril, 2013, 21:43, Categoría: Deportes

Ocho goles en contra y sólo uno a favor fue el saldo de los equipos españoles en su vista a Alemania.

El Barcelona perdió 4 a 0 en un partido donde a los bávaros les salió todo y a los catalanes, nada. El Barça demostró su messidependencia, y como "Lio" estuvo desaparecido en el campo, nada pudieron hacer sus compañeros ante esa apisonadora muniquesa. Ni siquiera tuvieron oportunidades de gol, y más bien hubo tres penales no cobrados a favor del Bayern, por lo que el resultado pudo ser de escándalo. ¿Qué esperar para la vuelta? Yo creo que, como pasó frente al Milan, los culés van a tirar del orgullo y van a salir a masacrar a los alemanes. Lo que pasa es que estos germanos, a diferencia de los tanos, no se van a mear en los pantalones y van a aprovechar los huecos que quedarán a la espalda de Busquets y Piqué. Sí veo posible que el Barcelona haga cuatro goles, pero también me parece posible que el Bayern le meta dos, por lo menos.

Y en Dortmund, el Borussia le ganó 4 a 1 al Madrid en un partido donde los de Klopp hicieron un partido espectacular, con un toque y una verticalidad que metía mucho miedo, además de tener a una bestia del gol de apellido Lewandowski, quien se dio el lujo de meter las cuatro dianas del equipo amarillo. El Madrid dejó jugar demasiado al rival, no hubo la natural presión asfixiante con la que se le enfrenta al Barça y lo pagamos caro. ¿Qué esperar para la vuelta? Creo que es posible la remontada, o al menos los penales. No es descabellado, pues el Dortmund juega distinto de visita, con más cautela, y aunque al Madrid le cuesta más salir a proponer juego, no habrá de otra y se tendrá que salir a matar o a morir. Creo en mis jugadores y en mi técnico, mientras haya esperanza, yo tendré fe.

HALA MADRID !

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

¿Final española?

Por PaulBB - 12 de Abril, 2013, 23:13, Categoría: Deportes

Se realizó el sorteo para las semifinales de la UEFA Champions League, y éstas serán como sigue:

Bayern Munchen vs FC Barcelona (Ida en Munich: 23/04. Vuelta en Barcelona: 30/04)

Borussia Dortmund vs Real Madrid CF (Ida en Dortmund: 24/04. Vuelta en Madrid: 01/05)

Bien, hay varias cosas que señalar tras esto:

1. Lo más importante: el Madrid zafó del Bayern. Estaba claro que el rival más preocupante era el equipo bávaro. Nos eliminaron del torneo pasado, y tienen prácticamente la misma plantilla. Tienen un juego muy similar al madridista, con contragolpes en velocidad que son letales, y cuyo estilo es difícil de manejar.

2. Y ante eso, el rival que menos le acomodaba al Bayern era el Barcelona. El juego de posesión catalán va a marear como pollos a los bávaros. A priori, yo diría que el equipo culé tiene ventaja en el emparejamiento. La autosuficiencia germana, que en parte les viene del carácter, hará que planteen los partidos en función de lo que ellos puedan hacer, y no en lo que haga su rival. Y esa será su perdición.

3. Lo será porque de ese modo Messi podrá aprovechar como nunca los huecos que dejarán los mediocentros Schweinsteiger y Javi Martínez, acostumbrados a trepar como galgos, y tendrá todo el espacio para morfarse a la defensa alemana, que es mediocre. Los números engañan, y los pocos goles que recibe el Bayern no se debe a que tengan una defensa imponente, sino que los rivales en la Bundesliga le temen, y además Neuer es un buen arquero. Casi la mitad de los goles que han recibido los germanos se los han hecho en la Champions, donde se han enfrentado a equipos con real peso ofensivo. El Arsenal les metió tres goles, sin ser nada del otro mundo.

4. Por todo lo mencionado, creo que el ataque culé encontrará espacios, en tanto Messi juegue como Messi, y se sumen bien Villa, Iniesta y Xavi. Yo veo pasar a los blaugranas.

5. En la otra serie veo claro el pase del Madrid. Si bien es cierto que no le pudimos ganar al Borussia en la fase de grupos, también es cierto que en esa parte del año el equipo español jugó espantoso, y fue tanta la pusilanimidad del equipo, que fue cuando el Barcelona nos sacó casi todos los puntos de ventaja que nos lleva hasta ahora en La Liga. No digo que la serie sea fácil, pero no será tampoco tan complicada, como lo fue jugar contra el United, por ejemplo.

6. Eso sí, el Real Madrid hubiera preferido definir la serie jugando de visitante. La presión que siente el plantel cuando juega en el Bernabéu muchas veces juega en contra. Más aún en un partido definitorio.

Auguro final española en Wembley. Lo firmo desde ahora.

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Antes del sorteo

Por PaulBB - 10 de Abril, 2013, 22:52, Categoría: Deportes

Ya hay semifinalistas de la Champions, los respectivos campeones y subcampeones de las ligas alemana y española son los que tratarán de llevarse la Orejona: Borussia Dortmund, Bayern Munich, Barcelona y Real Madrid.

Sólo quería dejar escritas un par de cosas antes de que se haga el sorteo pasado mañana.

Primero, sobre la clasificación del Dortmund. Es cierto que en el partido jugado en Alemania, el dos a uno que favorecía al Málaga, Eliseu estaba en fuera de juego (más adelante de la línea del balón) y el gol no debió ser validado. Vale, eso es un error arbitral. Pero también hay que decir que en el tres a dos que clasificó al Borussia, el gol fue cuando había sólo un jugador del Málaga delante de la línea del balón, con lo cual el tanto era también invalido (e incluso toda la jugada debió ser anulada pues Lewandowski estaba en fuera de juego cuando recibió la pelota). Una cosa es un error en el 83' y otra cosa es un error en el tiempo de reposición, en una jugada donde los árbitros se mearon en el reglamento, porque dudo mucho que no conozcan las reglas que establecen el offside. En ese partido hubo un robo, ROBO enorme y rastrero contra el Málaga, un equipo absolutamente incómodo para la UEFA y al que había la intención de dejar fuera, por su ya sabida inhabilitación para participar en campeonatos europeos debido a su deuda. Claro, esto no quita que el equipo español no haya sabido defender un dos a uno a favor cuando quedaban menos de diez minutos para que termine el partido.

Y lo otro era la payasada de Platini (sí, una más) de hacer un sorto adicional para definir a los semifinalistas de la UCL, cuando hace ya varios años que eso se definía el mismo día del de los cuartos. Esto me dice que ha habido clara intención de manipular las semifinales, y para mí lo lógico y esperable es que ya sabiendo que iban a pasar los que pasaron, no haya final española. Si este viernes resulta que los emparejamientos son Bayern vs Dortmund y Madrid vs Barça, entonces el franchute ése habrá quedado en total evidencia.

Y mención para el PSG, que tuvo varias oportunidades para meter el dos a cero, que la defecó ad portas y fue eliminado por el Barcelona más ruin de los últimos partidos.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

La Quinta de Alizée (Aplicar ley conmutativa)

Por PaulBB - 5 de Abril, 2013, 16:09, Categoría: ¿Musi...qué?

Hace unos días mi buen amigo Pedro De La Luz, ante petición mía (toma masoquismo ! xD) me pasó el último álbum de Alizée. El quinto de estudio, que en un inconmensurable esfuerzo de creatividad fue bautizado como 5, es objeto del análisis que me ocupa hoy.

Alguna vez fui, como se puede comprobar en las entradas más antiguas de este blog (y que no borro porque soy un convencido de que fuímos lo que alguna vez escribimos), un alizéero convicto y confeso. Un friki de la Jacotey. Un talibán de la corsa. Mas posteriormente hubo una serie de acontecimientos por los que me bajé del púlpito desde el cual yo mandaba mis encíclicas como fan alizéero top -desde donde era oído y respetado- y caí a las fauces de los fanáticos, muchos de los cuales me injuriaron, escupieron y descalificaron, acusándome de traidor, vendido y hasta de senil. Bueno, senil no estoy.

Antes de empezar, quiero remitir a los interesados al blog de mi admirada Brianda (http://alizee-brizz.blogspot.mx/), donde ella hace una reseña enfocada al conjunto de letras del álbum, reseña que me ha gustado mucho, la verdad. Yo haré aquí un comentario basado en el aspecto vocal, pues Alizée, como cantante que es -o que se dice- tiene que estar sujeta también a la crítica canora. Dicho esto vamos a ver cómo es la nuez.

Seleccioné los archivos, me senté, aparté de mí cualquier distracción, apagué el celular, y en silencio total me puse a escuchar "5". Lápiz en mano fui haciendo los apuntes correspondientes según transcurrían las pistas. Tras varias escuchas puedo aseverar, con fundamento de causa, que "5" tiene tanto gusto como un pan con lechuga.

Creo que no estoy descubriendo la cuadratura del círculo cuando afirmo que Alizée no puede cantar. Yo estaba seguro, cuando apareció Psychédélices, que ella era una mujer poco afecta al trabajo y al estudio, y que si no se ponía a estudiar canto era o porque no tenía tiempo, o porque no le gustaba o porque no le daba la reverenda gana. Hoy, varios años después de eso, asumo (porque no lo sé, pero espero que sí) que ella ya ha debido pasar por algunos profesores de canto, y que estos han debido tirar la toalla. Esta chica no canta ni aunque se le fuera la vida en ello.

À cause de l'automne es el primer track del disco. Yo esperaba algo que impacte, pues es la canción de apertura al empezar la reproducción, pero lo primero que se pone de relieve al escuchar la voz de Alizée es que ésta es terriblemente plana y sin ningún matiz. Su media voz es francamente inexistente y sus graves carecen de todo apoyo y me aventuraría a decir que son hasta guturales, cuando no son un susurro bizarramente monocorde. La música se pone al frente ante tantas falencias y rescata en algo tantos despropósitos, pero ni aún así llega a reventar y a subir el nivel.

10 ans tiene una marca distintiva, y que creo que es el único track con un objetivo meridiano del álbum, y es que prácticamente huele a los sesentas; por ratos esperaba que me saltara Roy Orbison con un par de estrofas. Me gusta, sí, me gusta lo que escucho hasta que empieza a "cantar" la corsa y se me desarma el escenario. Vamos, ya no le voy a pedir que cante, porque ya sabemos qué puede hacer y qué no, ¡pero que al menos se esfuerce en aparentar! Yo creo que dice mucho que en un álbum que NO es instrumental, lo mejor sea la parte instrumental.

Guatemala y Francia tienen cosas en común, y una de ellas es la de regalarnos al mundo musical a Ricardo Arjona y a Alizée. Pero claro, el guatemalteco al menos presenta un recitativo consistente y con cierto gusto; cosa que la francesa no ve ni por asomo. En Je veux bien realmente asusta la cantidad de arreglos que le meten a la voz de Alizée en la isla de edición para hacer de ella un producto que sea consumible, ya ni hablar de digerible. La corsa no canta; por ahí su voz serviría para decir "Givenchy..." en los comerciales de perfumes, pero para nada más.

Mon chevalier es una broma. He decidido mesurarme y ser ponderado para no herir susceptibilidades de personas a las que les tengo sincero afecto, pero es que esto me supera, me puede. No puedo consentir que un sello musical (Sony) se aproveche tan descaradamente de los aficionados de una cantante para venderles cualquier esperpento disfrazado de canción. La falta de arreglos hace que la voz se aprecie como es en realidad: mísera. Dificultades en la afinación, calante en varios pasajes, y hasta problemas de respiración (algo inaceptable tratándose de una grabación de estudio), hacen de la intención de este track, algo carente de todo sentido. Porque la música no es mala, venga ya, que es lo único que no aburre del todo en este disco, pero la mezcla de ambos resulta en un poco feliz intento.

El registro vocal de Alizée debe ser de los más cortos de la industria musical en cualquier idioma. Claro, se entendió su despegue inicial porque era una chiquilla que movía el culo con franca sensualidad, y más aún, hacía el intento de sacarle el jugo a ese pobre instrumento que tiene -oir Parler tout bas, L'Alizé o hasta J'ai pas vingt ans- pero todo eso ya desapareció. Incluso muchos mexicanos (pues fue allí donde se le acogió al estar su carrera prácticamente terminada en Francia, y que de paso acuso ahora de ser los culpables de esta Alizée Renaissance, y donde varios de ellos esperaban ver moverse al pescadito y se dieron un palmo de narices al llegar Alizée con ropa larga), se pasaron al lado crítico pues como dijo José José "hasta la belleza cansa". Le dernier soufle es una recatafila de graves que hacen de esta canción la más sosa de toda su carrera, y que conste que me he escuchado todas sus canciones. Oiga, Alizée, deje usted la angurria y abra el paso a nuevas generaciones. Usted es una mujer preciosa, puede ser modelo de catálogo (no de pasarela, pues es usted muy pequeña) o buscarse otro oficio, pero ya deje de estar ocupando el espacio que bien podría ocupar alguien con real talento. O al menos a alguien que baile ligera de ropas como lo hacía usted en sus inicios, donde su carrera tenía al menos un propósito y un target. ¿Cuál es su propósito ahora? ¿Cuál es su público objetivo?

En Boxing club la corsa se refugia en su mejor amiga: la reverberación. Esta herramienta logra disimular lo vulgar que es su voz. La canción no es mala, lo cual es ya un logro impresionante tomando como baremo este disco, sin embargo eso no la hace imprescindible. No es ni de lejos lo que podríamos llamar "hit", pero al menos se zafa un poco del cachondeo en el que estábamos inmersos. Cómo se extrañan canciones como J'en ai marre ! o hasta 50/60...

Sin que sea la repera, Jeune fille mejora todo lo anterior. Vuelve la Alizée "guatemalteca" y se manda un monólogo que pa' qué te cuento, Simón. Es la zona donde se siente más a gusto y eso da resultados, pues además liga un par de notas que le dan (¡por fin!) cierta musicalidad al asunto. Claro, luego se escucha el conjunto instrumental y es de una depresión tal que por momentos me dieron ganas de suicidarme. Debe haber algo subliminal ahí, mucho ojo.

En La guerre en dentelle vuelve la monotonía. Sería un ejercicio interesante cortar extractos de todas las canciones y pegarlos para hacer un megatrack, y luego jugar a adivinar dónde termina una canción y dónde empieza otra. Apuesto que ni Alizée misma se reconocería. Madre mía, mientras escucho el álbum pienso que Pedro ha estado medio en joda y me ha pasado una versión borrador del álbum, porque el trabajo en su conjunto es de una simpleza tal que resulta increíble. Yo sospecho que ha debido, en algunas partes, querer imitar a Gainsbourg; pero tía, que te sale fatal.

No suelo dejar inconclusas mis escuchas de álbumes, mas 5 me ha hecho dudar de mis convicciones. Aún así me decido a proseguir y Si tu es un homme se me viene encima con un sopor del tamaño de Shaquille O'Neal. Les digo, mis estándares no son muy altos, disfruto escuchando mediocridades vocales como Katy Perry, Carly Rae Jepsen o Rihanna, que son unas yeguas cantando, pero que al menos hacen el intento apoyadas en música pegajosa. Tan difícil no es, Alizée. Menos tatuajes y más coreografías, joder.

Finalmente Happy end le hace honor al título, al menos fue happy para mí pues se acabó. Cambia un poco el continente, pero no el contenido; la simpleza pasó de la botella al vaso, pero sigue siendo simpleza. Eso sí, mejoró un poco la tonalidad. No de Alizée, qué va, sino de la instrumentación.

Y Dans mon sac... Tais-toi et rentre au sac ! Inexistente como producto, no ofrece nada nuevo.

Empecé pensando en que iba a contenerme pero siendo fiel a mis principios. Creo que lo he conseguido. La gente que me lee sabe que puedo ser más incendiario y que esta es una versión light de mí. En resumen, este es un producto de tan baja calidad, que no sé cómo ha pasado los controles regulatorios de la industria musical francófona. Tal vez porque a Alizée, tal como a Vanessa Paradis, se le guarda cierto aprecio por lo que fue en su momento: una niña traviesa y pícara que enamoró al público con sus ojos y sonrisa. Bien, El Hexágono es generoso, tal como México por lo que veo, y la corsa tendrá todavía quienes compren lo que venda, independientemente de si lo hacen por compasión o convicción.

Yo ni lo uno ni lo otro.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

El ocaso de los dioses

Por PaulBB - 3 de Abril, 2013, 20:13, Categoría: Deportes

Soy aficionado al Real Madrid CF desde que tengo uso de razón. Mis primeras emociones las tuve cuando seguí vía Don Balón las semifinales de la UEFA contra el Torino, en 1992, serie que perdimos pero fue cuando empecé a sentir el amor -porque eso fue, amor- por ese equipo que destilaba categoría y linaje. Gracias a cintas de VHS vi jugar a Pardeza, Martín Vásquez, a Míchel, al maestro Hugo Sánchez y al Buitre. También celebré las atajadas de Paco Buyo, el que sería el mejor portero de la historia del club hasta la aparición de su sucesor; vi a Fernando Hierro y a Sanchís. Lloré de emoción cuando ganamos la Liga de Campeones del 98, tras más de 30 años sin conquistarla, en esa final de gloria ante la Juventus con gol de Mijatovic; y grité como el niño que era en el 2000, cuando le metimos tres al Valencia en Saint-Denis, con goles del "Moro" Morientes, del inglés MacManaman y del "Ángel de Madrid" Raúl González Blanco; goles que llevo marcados a fuego en mi memoria y alma. Soy merengue de corazón. Mi vida es el Real Madrid. Y me duele lo que pasa hoy en mi casa, en mi equipo, en mi club.

Hace casi tres años llegó al club quien yo considero el mejor entrenador del mundo; un tipo que engloba el trabajo, el tesón, la entereza y la personalidad suficiente como para ser la cabeza del Real Madrid. El multicampeón portugués José Mourinho aterrizó en Valdebebas. Eran épocas de crisis; éramos el hazmerreír de Europa, cayendo en octavos de Champions y siendo burlados en Copa ante equipos de 2da B; el FC Barcelona había logrado hacer coincidir al mejor jugador del mundo, Lionel Messi, con la mejor generación de futbolistas que alguna vez se puso la camiseta culé: Xavi, Iniesta, Puyol, Busquets, Piqué y más; y que tuvo a un excelente entrenador como Josep Guardiola. El reto era duro, casi imposible, pero el trabajo duro y metódico de José hizo que al final disfrutáramos las mieles del éxito.

Sí, el Barça nos goleó al principio. El Barça se burló, se mofó y nos humilló en nuestra propia casa. Pero con el tiempo pudimos zafarnos de la bota blaugrana y les mojamos la oreja: les arrebatamos una Liga, una Copa del Rey, una Supercopa, y ahora los eliminamos de la actual Copa del Rey ganando ambos partidos. Nuestra lucha es así; no queremos ser buenos, queremos ser los mejores, y para eso tenemos que ganarle al Barça. Gracias a Mourinho, lo estamos consiguiendo.

Y es en estos tiempos de cambio, cuando el plantel y cuerpo técnico debería ser un solo puño para golpear lo que se nos ponga al frente, es cuando tenemos estos problemas intestinos que distraen al equipo, a la afición, y que provienen de toda esa bola asquerosa y putrefacta que es ese sector de la prensa que no quiere más a José en el equipo. Y que posiblemente ya haya conseguido su cometido.

Yo siempre fui de la idea de mostrar la unidad. De cara al mundo, el Madrid tiene que tener espíritu de cuerpo. Es lo que siempre pensé. Pero ya no me puedo poner de costado ante esta situación. No soporto más ver cómo mi club se parte desde adentro, y más aún cuando quienes petardean al club son dos elementos puntuales. Dos capitanes que atentan contra su general; uno con más saña que el otro, valga decir. Los hombres bomba del vestuario son Sergio Ramos e Iker Casillas.

En el Real Madrid, no es ningún secreto, siempre han sido los referentes quienes han armado el equipo, zurrándose muchas veces en el entrenador. Sabida es la historia de cómo Fernando Hierro presionaba en contra de Raúl, o de por qué se fue Fabio Capello. En el Madrid son los jugadores quienes mandan. O eran. Cuando llegó Mourinho se planteó acabar de raíz con esta forma de manejar el club, y se enfrentó directamente a los "duros" del vestuario. El primero en caer fue Valdano, quien apañaba todas las movidas de los jugadores, y posteriormente fue poniendo en su sitio uno por uno. Y esto incluyó a la prensa. Una prensa madridista que estaba acostumbrada a las cenas con los entrenadores, a los datos desde adentro y a injerir directamente en las decisiones del comando técnico. José no lo permitió más; les cerró las puertas en las narices y dijo "aquí mando yo, y no los quiero aquí". Ese día Mou se echó a los perros al cuello.

Porque desde ese momento la prensa madridista empezó a confabular, a intrigar y a complotar contra todas las decisiones de Mourinho. Fue la prensa quien empezó la bola de la pelea entre portugueses y españoles, pelea que nunca fue tal, sino que fue la máscara que se utilizó para disimular el desencuentro del entrenador contra Ramos y Casillas.

Sergio Ramos es un tipo excelente. Un excelente jugador, y muy profesional. Pero tiene un problema muy serio: le presta demasiado oído a sus adulones, a quienes le aplauden hasta los pedos. Y esos quienes le aplauden son los que complotan contra Mou, y que le utilizan para atacar al portugués. Porque eso hace Ramos: ataca, azuzado por sus palmeros. Ramos sale a declarar un día sí y otro también contra su entrenador, criticándole y deslizando malos comportamientos en las ruedas de prensa. Ramos se aprovecha de la capitanía para disparar contra Mou, que no le sienta porque sabe de su valía como jugador, y porque sabe que es un tío desorientado y hasta torpe, a veces, y por eso lo perdona. Cosa diferente a la de Iker.

Con Casillas Mourinho tuvo un desencuentro casi instantáneo. Nunca le gustó nada que tuviera a la novia metida todo el santo día en los entrenamientos, y que fuera ella quien sacara del vestuario los temas que debían permanecer dentro de él, como los problemas que hubo en su momento con Ozil e Higuaín. Mou no soporta que Casillas anteponga su relación a las órdenes que vienen desde él, el jefe del equipo. Iker Casillas es un sol de persona; es el mejor portero de la historia del club y hasta de la historia del fútbol. Titular desde antes de cumplir la mayoría de edad, ha sido partícipe de momentos épicos del club y de España, siempre estando ahí en los momentos más importantes. Iker es símbolo del Madrid, héroe de entre héroes, y que se ha ganado el respecto y el cariño de la afición blanca y del mundo entero. Pero tiene una pega: sus defensores, periodistas que le idolatran con razón, no se guardan nada al momento de sacar cara por él y masacrar a quien se le ponga al frente. En este caso, el entrenador del club.

La lesión de Casillas ha servido para todo en estas últimas semanas. Le sirvió a Mourinho para sentarlo y poner a un fenomenal Diego López, extraordinario portero que era suplente en el Sevilla porque cometió el crimen de distanciarse de Palop, jugador dueño de ese club. La lesión de Casillas también le sirvió a Sergio Ramos, para asumir como capitán y empezar a soltar trancazos desde el micrófono. Y la lesión también le sirvió a la prensa, para empezar a pedir la vuelta al arco de Iker y denostar al entrenador.

Mourinho no se casa con nadie, y tampoco es un gilipollas. Contra viento y marea trajo a Ricardo Carvalho, y cuando vio que no le funcionaba lo sentó para siempre en la banca. Pepe fue otro de sus engreídos, hasta el día en que ya no le rendía y le causaba más perjuicios que beneficios, y lo sentó también. Incluso a Cristiano le ha dado sus buenos toques y el 7 ha callado y ha aceptado. Iker es "el topo" del vestuario, pero lo tuvo de titular porque es el mejor. Y ahora estoy convencido de que si Casillas vuelve a su mejor nivel, y Diego López pilla un par de malos partidos, Iker volverá a la titularidad. Mou no tira piedras a su propio tejado.

Pero de algo sí quiero dejar constancia. En un club quien manda y debe mandar es el entrenador, y ningún jugador puede estar por encima de él. Cuando se tiene al mejor entrenador del mundo, y que consigue lo que por muchos años se nos había negado, y que ha sabido hacerle frente al mejor Barça de la historia, el madridismo tiene que respaldarlo. Yo quiero a Mourinho, a Iker y a Sergio, los quiero a todos vestidos de merengue y jalando el carro para un mismo lado. Pero si la cosa se pone insostenible está claro que ningún jugador que no sea CR7 o Messi es imprescindible, llámese Iker Casillas o Sergio Ramos.

Yo soy madridista. He visto pasar entrenadores, jugadores y dirigentes. Y posiblemente vea pasar también a Mourinho al final de temporada irse para Inglaterra. Y me lamentaré del hecho de que el Real Madrid haya dejado ir, o lo que es peor, no haya podido convencer al mejor entrenador del mundo de que se quede en nuestro club. Y vendrá otro, otro al que los jugadores puedan manejar y que la prensa pueda someter. Si nos hemos lavado la cara estos últimos tiempos ha sido gracias a José Mourinho, y eso el madridismo lo sabe muy bien y lo tiene muy presente.

Y hablo en nombre de muchos madridistas cuando digo que si tenemos que escoger entre Mourinho o los jugadores, escogeríamos a Mourinho. Porque hasta los dioses, aunque sean estos de un vestuario, también tienen un ocaso.

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)